Imprimir
Mar
06

MOSHAV Dancing in a Dangerous World

Escrito por Sergio Burstein

tnEsta es una banda que radica actualmente en Los Angeles, pero que surgió en Israel, más precisamente, en un pueblo ubicado a medio camino entre Jerusalén y Tel Aviv. La información disponible sobre sus primeros años la relaciona estrechamente con Shlomo Carlebach,  un conocido y controvertido rabino que, además de su labor espiritual, fue cantante y compositor; entre sus discípulos musicales más renombrados se encuentra el popular Matisyahu.

 En ese sentido, se puede esperar que la música de Moshav (que originalmente se llamó Moshav Band) tenga un gran contenido religioso; y la idea parece confirmarse a partir de la primera canción de su nuevo álbum, titulada al igual que el disco.

Pero no todas las letras -compuestas en su mayoría en inglés, con algunos segmentos en hebreo- insisten en el tema de manera abierta; por lo general, ostentan mensajes positivos y, a veces, hablan de experiencias amorosas.

El contenido lírico no es realmente lo más importante en el grupo, sino el deseo de lograr una fusión musical que recurre a innumerables elementos de diferentes géneros y que, a veces, resulta improductiva (como en el caso de “Soul For Sale”, un hard rock de lo más genérico), pero que en otros casos funciona maravillosamente (como ocurre con el inclasificable surco “Used to You (My Other Half)”).

Algunos de los mejores resultados se dan cuando los sonidos del folklore del Medio Oriente se combinan con el pop y el rock, como es el caso del primer corte (que se corona con unos potentes riffs de guitarra), así como de las piezas “Too Late” (un agradable reggae) y “Feet Are Made For Dancing” (un ska súper bailable).

Se trata de un estilo que, a estas alturas, no es novedoso; pero los integrantes de Moshav son buenos músicos, cantantes y compositores, lo que hace que sus temas resulten casi siempre pegajosos, accesibles y atractivos.

Por: Sergio Burstein

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar