Imprimir
Dic
08

Reseña del concierto KROQ ACOUSTIC CHRISTMAS 2013 (primera noche)

Escrito por Sergio Burstein

Kings of Leon KROQ 1

Como es ya habitual, el evento KROQ Acoustic Christmas se ha dividido este año en dos: el primer día se encuentra dedicado a los actos  rockeros, mientras que el segundo se inclina por los de tendencia más pop. De ese modo, la sesión de ayer, con algunas notables excepciones, favoreció el lado guitarrero, gracias sobre todo a las potentes actuaciones de Kings of Leon, Queens of The Stone Age y Arctic Monkeys.

El plato de fondo, ofrecido por los Kings, dejó en claro que, en desmedro de quienes los criticaron recientemente por haber ablandado supuestamente su propuesta en lo que respecta a las grabaciones de estudio -y también en desmedro del suéter rosado que llevaba su vocalista y guitarrista rítmico Caleb Followill- , estos rockeros de la misma familia (son tres hermanos y un primo) siguen siendo capaces de practicar en vivo un rock’n’roll de lo más intenso, como quedó claro desde el primer corte, “Black Thumbnail”, marcado por la disonancia, los solos agresivos de guitarra del talentoso Matthew y la ruda voz del citado Caleb.

No todo en su repertorio fue así, claro, porque estos señores cuentan también con algunas piezas que se acercan peligrosamente a la escuela de U2, aunque Caleb evita por completo los discursos artificiosos de Bono (“feliz Navidad y  feliz Hannukah”, fue una de las pocas cosas que dijo), y el grupo entero es capaz de darle dignidad completa a una balada como “Wait For Me”, respaldada por un juego instrumental brillante.

Kings of Leon KROQ 3

Más allá de la rasposa voz del ‘frontman’, que evoca a figuras del rock clásico como John Fogerty y Paul Rodgers, los Kings destacan e impresionan por su excelente dominio musical, destilado en los numerosos arreglos que le dieron a temas como “Closer”, “Temple” y ‘hits’ del pasado como “Use Somebody” y “Sex on Fire”. No derrocharon carisma, eso sí, y resultaron incluso fríos en su trato a la audiencia; pero la música que desgranaron habló muy bien por ellos.

Más temprano, los Arctic Monkeys dieron cuenta del que fue probablemente el set más excitante de la noche, respaldados por la grandeza incuestionable de su más reciente álbum, “AM”, del que extrajeron varios surcos, incluyendo el sugestivo “Do I Wanna Know?”, el entretenido “Why'd You Only Call Me When You're High?” y el guitarrero “R U Mine”? (lo que, de paso, nos hace darnos cuentas de que estos tipos se encuentran llenos de preguntas).

Los oriundos de Sheffield, liderados por el vocalista y guitarrista Alex Turner -quien sigue siendo uno de los tipos más ‘cool’ de la escena alternativa-, no dejaron tampoco de lado éxitos pasados como “Dancing Shoes” y “Bet You Look Good on the Dancefloor”, y se tomaron el tiempo necesario para rendirle tributo a los legendarios Black Sabbath -que surgieron de la misma ciudad que ellos- al introducir un fragmento de “War Pigs” en medio de “Arabella”.

Arctic Monkeys KROQ 1

 Más temprano, Queens of The Stone Age hizo lo suyo con la contundencia de siempre, y a veces con una incluso mayor, ya que hemos visto en varias ocasiones al grupo y no recordamos haberlo apreciado antes pasándolo tan bien ni tocando algo tan fuerte como “A Song for the Dead”, que llegó a través de una versión tan larga como ruidosa. Pese a su extraña pinta de chico tranquilo, Josh Homme sigue siendo uno de los mejores proveedores de rock ácido y duro con intereses melódicos que existen en el medio. 

El mismo vocalista y guitarrista andaba de muy bien ánimo, ya que después de bromear durante la interpretación inicial de “Feel Good Hit of the Summer” sobre la posibilidad de que la radioemisora que organiza el evento les cortara la señal debido a su letra, le aseguró al público que ellos eran “la banda más borracha del día”. Pero eso no le impidió tocar perfectamente, ni fue una excusa para que dejara de hacer las interesantes partes vocales agudas del plácido corte “I Sat By the Ocean”, que fue parte de una lista en la que figuraron también “No One Knows”, “My God Is The Sun” y “Go With The Flow”, entre otras.

Queens of the Stone Age KROQ 1

 Más temprano, tuvimos la oportunidad de ver a Cage The Elephant, un quinteto de Kentucky que, para quienes no lo conozcan, tiene elementos de los Pixies, de Nirvana, de garaje rock y de  psicodelia, pero unidos en una personalidad propia, y que calentó convenientemente el gélido Auditorio Shrine -ayer tiene que haber sido uno de los días más fríos en la historia del Sur de California- con sus pegajosas composiciones, pese a que, en cierto momento, el cantante Matthew Schultz se golpeó la cabeza al intentar pasearse entre los asientos de los asistentes.

Cage The Elephant KROQ 2

Antes de los Kings, la tarima fue para Vampire Weekend, una agrupación de Nueva York que conformó justamente una de las excepciones a la regla que mencionamos al inicio de esta nota, puesto que su sonido intenta ser mucho más accesible para las masas, y tiene de hecho una orientación alegre y positiva que se plasmó de entrada en los diseños de flores que ocuparon la pantalla en más de un momento de su actuación, acentuando de paso la estética abiertamente ‘nerd’ que maneja.

Pese al despliegue escénico que realizaron, estos músicos no parecen ser demasiado diestros en sus instrumentos, lo que les brinda un aire de banda de club que contradice un tanto la inmensa popularidad que han ganado; pero es evidente que tienen entre manos algo original (en su caso, la mezcla de afropop con “indie” ) y que no se parecen demasiado a ninguna otra banda, lo que es un gran punto a favor en términos de originalidad. De ese modo, no podemos negar el encanto de piezas como “White Sky” y “Cousins”, aunque hubo otras que nos resultaron poco menos que insufribles.

Vampire Weeekend KROQ 1

Sea como sea, en medio de su rareza y de su falta de destrezas instrumentales, Vampire tiene mucho más que decir que AFI, el quinteto procedente de Ukiah, California, que podrá tocar mucho más fuerte y ostentar un sentido de la teatralidad mucho más acentuado, pero nos ha perecido siempre demasiado aparatoso y grandilocuente para el estilo de post-hardcore que supuestamente practica, sobre todo en lo que respecta a su vocalista Davey Havok, quien sigue empeñado en forzar los agudos vocales y los brincos en el escenario. 

La mejor muestra de este dramatismo desmedido se encuentra en su sencillo más reciente, “I Hope You Suffer”, cuyo título lo dice todo; pero, durante la noche del sábado, se trasladó también a composiciones más rápidas -y más antiguas- como “The Leaving Song Part II” y “Girl’s Not Grey”, que, para ser honestos, tienen muchísimos admiradores.

AFI KROQ 1

La jornada se abrió con Foals, cuyo set no vimos (pero que es un grupo inglés sumamente decente); New Politics, un trío danés de pop punk que nos pareció terriblemente ruidoso y anodino; y Grouplove, de Los Angeles, cuyo synthpop colorido y glamoroso se nos hizo también un tanto disforzado, pero que contó al menos con la presencia de una impetuosa tecladista y corista (se llama Hannah Hooper) para hacer los trámites interesantes y, de paso, darle al menos algo de participación femenina a un cartel masivamente marcado por músicos masculinos. (FOTOS: SERGIO BURSTEIN)

Fotos adicionales:

Kings of Leon

Kings of Leon KROQ 2

Queens of the Stone Age

Queens of the Stone Age KROQ 3

Cage the Elephant

Cage The Elephant KROQ 1

Arctic Monkeys

Arctic Monkeys KROQ 2

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar