Imprimir
Oct
30

Blu-ray/DVD de “WRONG TURN 4: BLOODY BEGINNINGS/UNRATED” (20th Century Fox)

wrong_coverDirector: Declan O’Brien

 

Reparto: Jenny Pudavick, Tenika Davis, Kaitlyn Wong, Terra Vnesa

 

Género: Terror

 

Duración: 94 minutos

 

Fecha de lanzamiento: 25 de octubre del 2011 (en DVD y Blu-ray)

 

Rating: Sin clasificación (ésta es una versión “sin censura”)

 

Idiomas: Inglés (audio); inglés, español, francés (subtítulos)

 

Sinopsis: En 1974, los pacientes de un hospital para maniáticos de alto peligro se rebelan y se apoderan del lugar, tras asesinar a todo el personal. Treinta años después, un desprejuiciado grupo de jovencitos llega por accidente al mismo centro psiquiátrico, ahora abandonado, en medio de una brutal tormenta. Pero lo que les espera allí adentro será definitivamente mucho más desagradable que el frío invernal…

 

Reseña

 

Película/contenido:Wrong-Turn-1

 

Para ser sinceros, no hemos visto ninguna de las tres primeras películas de esta serie, porque si bien somos bastante fanáticos de las cintas de terror, nunca no sentimos demasiado atraídos por ésta. Eso nos impide enfrascarnos en ese tipo de exhaustivas comparaciones que nos encanta hacer (lo que puede resultar un alivio para nuestros pobres lectores), y nos da de paso la oportunidad de enfrentarnos sin prejuicios mayores a esta cuarta parte que, de entrada, demuestra que la franquicia ha tenido al menos un éxito comercial que garantiza su supervivencia.

Para decirlo de frente y sin rodeos, “Wrong Turn 4: Bloody Beginnings” -que se ha lanzado directamente en video- no es una gran película y no tiene posibilidad alguna de convertirse en una pieza esencial para los amantes del género; pero tiene su gracia, sobre todo si se pretende verla entre amigos como parte de los indispensables ritos de Halloween. Su punto más débil -y más de serie B- se encuentra sin duda en el trabajo de maquillaje de los villanos principales, que produce más risas que sustos; pero, por otro lado, su factura general es bastante decente, y lo más importante es que sus escenas de ‘gore’ (es decir, las que más interesan a los fans) están muy bien logradas, hasta el punto de que nos imaginamos al grupo de amiguitos aplaudiendo con entusiasmo mientras desfilan en la pantalla de la tele hogareña. Dudamos que alguien se aburra al verla.

El subtítulo del filme, “Bloody Beginnings” (“Orígenes sangrientos”), parece indicar que se tratará, justamente, de una precuela en la que se narrará la ‘creación’ de los hermanos asesinos, incestuosos, desfigurados y caníbales (ah, qué bonita familia) que han participado en toda la serie; pero lo cierto es que los encantadores parientes sólo aparecen como niños en la primera escena, porque inmediatamente después se produce un salto temporal que nos conduce al tiempo presente (o, al menos, cercano).

Claro que esta primera escena es una de las más logradas de toda la película en términos de imágenes repulsivas, porque muestra un motín en el hospital psiquiátrico que, por supuesto, concluye con un verdadero baño de sangre, además de una escena particularmente gráfica de desmembramiento que involucra a un doctor que pierde algo más que la cabeza. Fuera de estos excesos destinados a impactar al espectador, la secuencia tiene cierto aire poético (sí, han leído bien) cuando fotografía de manera inspirada la mezcla de caos y de celebración realizada por los pacientes ‘liberados’ en los pasillos del manicomio.

Inmediatamente después, como ya dijimos, la acción se traslada al tiempo actual, más precisamente, a una habitación en la que dos parejas (una heretosexual, la otra lésbica) hacen el amor de manera simultánea. Y es que “Wrong Turn 4” es una de esas películas que combinan generosamente el horror con el erotismo, lo que no puede disminuir el interés de su audiencia cautiva. Los personajes que practican el sexo de manera tan gratuita ante la cámara son parte de un grupo de estudiantes que se irá de vacaciones al campo, pero que se perderá en el camino y tendrá que refugiarse, por supuesto, en el manicomio regentado por los ya citados hermanitos.

La trama es archiconocida, pero hay que reconocer que, más allá de lucir muy bien en las escenas de coito, algunos de los actores no lo hacen del todo mal al enfrentarse a las situaciones de peligro de la cinta, y que la misma situación de encierro forzado (hay una tormenta afuera y sus vehículos de transporte se encuentran inutilizados) se presta para la imposición de un sentido de la paranoia que recuerda ligeramente al de “The Thing”. A fin de cuentas, un poco de sangre y de sexo no le cae mal a nadie en esta temporada, ¿verdad?

 

wrong_turn_2Material extra:

 

“Wrong Turn 4” es muy tonta y muy entretenida -claro, para los que gustan de esta clase de cintas y no se desmayan ante el ‘gore’-, por lo que su rodaje debe haber sido especialmente divertido; y es por eso que vale la pena escuchar la pista de audio que contiene el comentario del director Declan O’Brien mientras transcurre la película.

Este agregado se encuentra sólo en el Blu-ray del ‘combo pack’ que recibimos, del mismo modo en que lo hace el resto del material extra (el DVD contiene sólo la película, también en su versión ‘sin censura’, pero en definición estándar). Además del comentario, encontramos un segmento de casi 8 minutos llamado “Director’s Die-aries”, que es bastante breve, pero ofrece al menos algunas anécdotas de interés sobre el modo en que se llevó a cabo el rodaje en la locación del manicomio (que es de lo más sugestiva).

También hay un reportaje de 12 minutos titulado “Making Another Wrong Turn”, que es quizás lo más interesante de todo lo que se ofrece, porque habla sobre las exigencias de una filmación que se tuvo que hacer de manera muy rápida –en sólo 19 días- y en medio de temperaturas bajísimas, además de revisar brevemente la elaboración de los efectos especiales; y otro de 5 minutos, “Lifestyles of the Sick and Famous”, que tiene de nuevo al director O’Brien haciendo comentarios sobre el modo en que reaccionó el reparto al tener que filmar en un lugar que había albergado realmente a pacientes mentales.

Se incluyen además un video musical con la participación del grupo The Blackout City Kids y 13 escenas borradas de 18 minutos en total que, en desmedro de lo que se puede pensar, no resultan siempre innecesarias. (Sergio Burstein)

 

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar