Imprimir
Ene
24

Reseña del Blu-ray/DVD de REAL STEEL (DreamWorks)

RS_covjpgDirector: Shawn Levy

 

Reparto: Hugh Jackman, Dakota Goyo, Evangeline Lilly, Kevin Durand, Anthoy Mackie

 

Género: Ciencia-ficción/ acción

 

Duración: 127 minutos

 

Fecha de lanzamiento: 24 de enero del 2012 (en Blu-ray y DVD), 7 de octubre del 2011 (en salas de cine)

 

Rating: PG-13 por violencia, acción intensa y lenguaje

 

Idiomas: Inglés, francés y español (audio); inglés, francés y español (subtítulos)

 

 

 

Sinopsis: En el futuro cercano, las peleas humanas de box han sido reemplazadas por combates entre fieros e insensibles robots. Un ex boxeador que se encuentra abocado al circuito clandestino y al que le está yendo muy mal en los negocios se ve súbitamente forzado a asumir la tutela de su hijo, un niño especialmente interesado en la profesión que desempeña.

 

Reseña

 

Película/contenido:RSunojpg

 

Real Steel dividió mucho a la crítica en el momento de su estreno; aunque nadie la consideró realmente digna de competir en las categorías narrativas de las ceremonias de premios que se están desarrollando en estos días, acaba de ser incluida en la nómina del Oscar a Mejores Efectos Visuales, y no faltaron los que celebraron abiertamente sus virtudes en el área del entretenimiento.

Otros la condenaron por ser excesivamente sentimental y demasiado intrascendente. No nos gustan las medias tintas, pero hemos de reconocer que nos encontramos esta vez en un punto medio: tal y como lo piensan los primeros, creemos que su primera parte es sumamente correcta, con una premisa original que nos presenta al misterioso Charlie Kenton (Hugh Jackman), un ex boxeador que trabaja con las peleas de robots y que se ve obligado a encargarse temporalmente de su hijo Max (Dakota Goyo), a quien ha ignorado hasta el momento por completo; pero sentimos a la vez que el desenlace cae irremediablemente en una manipulación emocional simplista y conveniente, aunque vaya de la mano con las obsesiones habituales de su productor Steven Spielberg (a quien respetamos) en relación a los padres ausentes.

Sin ser una obra que resista muchas visiones, “Real Steel” no es tampoco un producto descartable, porque resulta especialmente apropiado para ser apreciado al lado de su público más evidente, es decir, los jovencitos cercanos a la edad de su protagonista Max. Se podría insinuar que el nivel de violencia de la cinta es demasiado intenso para los pequeños, pero, fuera de que el rating PG-13 resulta bastante preciso, hay una sublimación efectiva de la agresividad, ya que no se recurre a ninguna escena en la que los humanos peleen (esa ingrata labor le ha sido encomendada a las máquinas que ellos mismos controlan).

No estamos seguros de que lo que se muestra en la película resulte posible, porque consideramos que parte del encanto morboso del box se encuentra en el sufrimiento físico y real de sus participantes; pero, afortunadamente, y a pesar de que se incluye una escena en la que Max imagina una conexión emocional con su robot Atom, “Real Steel” no pretende humanizar a sus criaturas mecánicas, sino que las envuelve en una serie de combates cuerpo a cuerpo que lucen particularmente llamativos, y que tendrían que ser la delicia de todos los que han crecido con las series animadas o de acción real en las que se producen  enfrentamientos similares (incluyendo a “Transformers”, por supuesto).

RS_2En ese sentido, resulta claro que ésta es una cinta hecha para los hombres, por lo que le deseamos suerte a quien pretenda convencer a la adolescente de la casa para verla (a no ser que ésta tenga una fijación especial con Hugh Jackman). El único personaje femenino, Bailey Tallet (Evangeline Lilly), que es el interés romántico de Charlie, resulta completamente accesorio, como era de esperarse. La relación entre Charlie y Max tampoco está manejada con demasiada sutileza; empieza razonablemente distante y concluye con un esquema predecible, a pesar de que el aguerrido adulto no ha atravesado realmente la transformación espiritual necesaria como para dejar de ser un cabrón y convertirse en un buen padre (a no ser que veamos su nueva aceptación del hijo como un reconocimiento a las virtudes empresariales de éste último, lo que nos llevaría a adoptar un cinismo que no parece formar parte de la inocente propuesta fílmica que se enarbola).

No estamos tampoco seguros de que poner a los oponentes como extranjeros (los dueños del tenebroso robot Zeus son una rusa y un japonés, interpretados con increíble acartonamiento por Olga Fonda y Karl Yune) sea el mejor mensaje para una juventud estadounidense que se encuentra ya predispuesta a mirar con recelo a los habitantes  de otras naciones; pero, también en este caso, se pueden encontrar excusas al respecto, ya que los citados personajes no son necesariamente villanos, sino competidores deportivos -y comerciales-.

Al terminar la película (cuya transferencia al Blu-Ray es estupenda, pese a que se filmó en formato digital), pensábamos sinceramente que no había dejado nada en nosotros, y que la íbamos a olvidar de inmediato. Pero, al día siguiente, al momento del desayuno, nos pusimos a mirar la vieja tostadora que nos encontrábamos dispuestos a desechar para darle paso a nuestra nueva prensa de paninis, y decidimos darle una segunda chance. Y es que nunca se sabe lo que serán capaces de hacer en el futuro los viejos modelos en los que nadie parece ahora confiar….

 

Reseña

 

Película/contenido:RS3

 

 

El combo que aquí se comenta tiene una cantidad impresionante de añadidos, lo que lo vuelve  esencial para los que hayan disfrutado realmente de una película que parece tener tantos seguidores como detractores.

Como ocurre en estos casos, el Blu-ray  incluye varias piezas de material exclusivo, empezando por “Countdown to Fight: The Charlie Kenton Story” (14 min), un falso documental –supuestamente emitido por ESPN- sobre el personaje interpretado por Jackman que nos pareció grato y creativo.

Le sigue “Real Steel Second Screen”, una novedosa opción que permite explorar contenido exclusivo interactivo con un iPad o una computadora mientras se ve la película, brindando acceso a galerías de imágenes y juegos que podrán ser disfrutados especialmente por los chicos (si es que se animan a hacerlo, porque los nuestros prefieren invertir su tiempo en video-juegos).

Por su parte, “Sugar Ray Leonard: Cornerman’s Champ” (6 min) es un interesante reportaje que permite enterarse del modo en que el viejo campeón de boxeo entrenó a Jackman con el fin de darle verosimilitud a las escenas en la que éste ‘entrena’ al lado de su robot y, sobre todo, pelea con él durante el combate final.

Las escenas borradas o extendidas (18 min) se encuentran antecedidas por presentaciones explicativas del director Shawn Levy, quien justifica la realización de unos recortes indudablemente necesarios para una película que incluso en su versión final resulta demasiado larga.

El Blu-ray contiene también todos los extras del DVD: “Making of Metal Valley” (14 min), un logrado reporte que se encarga de analizar meticulosamente el modo en el que se filmó la escena de la película que muestra a Max y a Charlie en el ‘cementerio’ de robots descartados; “Building the Bots” (6 min), que estudia el diseño de los luchadores mecánicos, realizado mediante una combinación de CGI y ‘animatronics’; una sección de ‘bloopers’ (errores) de 3 min que es bastante divertida; y, sobre todo, una pista de audio con el director Shawn Levy, quien brinda detalles sobre la concepción y la realización del filme, ostentando un entusiasmo que revela la pertinencia de su elección para este trabajo. (SERGIO BURSTEIN)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar