Imprimir
Ene
26

Reseña del Blu-ray/DVD de PARANORMAL ACTIVITY 3 (Paramount Home Entertainment)

PA_coverDirectores: Heny Joost y Ariel Schulman

 

Reparto: Chris Smith, Lauren Bittner, Chloe Csengery, Jessica Tyler Brow, Hallie Foote

 

Género: Terror/suspenso

 

Duración: 83 minutos (versión de salas), 93 minutos (versión sin cortes)

 

Fecha de lanzamiento: 24 de enero del 2012 (en Blu-ray y DVD), 11 de octubre del 2011 (en salas de cine)

 

Rating: R por violencia, lenguaje, sexualidad y uso de drogas

 

Idiomas: Inglés, francés, español y portugués (audio); inglés, francés, español y portugués  (subtítulos)

 

Sinopsis: En 1988, una joven pareja a cargo de dos niñas empieza a descubrir ciertos indicios que parecen indicar que la casa en la que viven se encuentra embrujada. Al principio, las intervenciones sobrenaturales parecen muy inocentes, pero poco a poco, el peligro empieza a crecer y a revelar una presencia diabólica… que está siendo completamente capturada en cámara.

 

 

Reseña

 

Película/contenido:PA3

 

Es bien sabido que, una vez que obtiene éxito con una historia determinada, Hollywood se empeña en repetirla una y otra vez, hasta que todo el mundo se cansa completamente de ella y decide buscar una nueva mina de oro (o simplemente seguir con la misma en lanzamientos exclusivos para el mercado de video).

Pero hay algunos casos en los que las sagas no determinadas desde su creación (es decir, que no se planearon inicialmente como trilogías o algo así) logran mantener el nivel de calidad, y eso es justamente lo que ha ocurrido hasta el momento con Paranormal Activity. La primera cinta se hizo con un presupuesto ínfimo y recaudó millones de dólares, por lo que era inevitable la realización de una segunda parte que, curiosamente, no fue una secuela, sino un precuela inmediata, y que fue sucedida poco después por una tercera parte que es también una precuela, pero de las dos anteriores.

Si suena confuso, no se preocupen demasiado, porque las tramas de todas son sumamente sencillas y, lo que es más interesante, el hecho de que esta tercera película recurra a una historia previa hace que puede ser vista sin problemas por cualquiera, incluso sin conocimiento alguno de lo que pasaba en la 1 y la 2. Pero es probable que la elección más importante que el estudio hizo para la implementación de un proyecto como éste -que iba a desatar evidentemente críticas tempranas- fuera la de los realizadores que iban a tomar las riendas del asunto; en vez de contratar a un cineasta de oficio pero de escasa creatividad, los ejecutivos dirigieron la mirada a la escena ‘indie’ y llamaron por ello a Henry Joost y Ariel Schulman, autores de “Catfish”, un documental sobre un chico que sostenía una relación afectiva con una muchacha a través de la Internet y que despertó toda clase de comentarios no sólo por su buena realización, sino también porque resultaba tan logrado que fue acusado de ser un producto de ficción preparado con anticipación.

“PA3”, que es un trabajo basado evidentemente en un guión (escrito por Christopher B. Landon, hijo del recordado actor y director Michael Landon), no hace mucho para defender la defensa de Joost y Schulman sobre la legitimidad de “Catfish”, pero muestra en cambio la pertinencia de su labor para un filme que requería a gritos del mayor sentido posible de realismo si no quería parecer una parodia de los anteriores. No se trata de que todo lo que se ve en la pantalla resulte completamente verosímil; como sucede en estos casos, la falta de consciencia de los protagonistas ante situaciones claramente alarmantes y su irresponsabilidad para enfrentarse sin reparos a hechos peligrosos no son píldoras que se traguen con facilidad. Sin embargo, los dos directores ha logrado mantener el estilo de sus antecesores al desarrollar un relato que se mantiene siempre en un plano de observación simple y directo, pero con los suficientes quiebres narrativos como para mantener entretenida a la audiencia y, ciertamente, con un adecuado desarrollo de los personajes.

PA4Tras una introducción quizás innecesaria en la que se incluye a las jóvenes adultas que aparecieron ya en la 2, Kristi (Sprague Grayden) y Katie (Sprague Grayden), la trama retrocede 18 años para mostrarlas de niñas (interpretadas esta vez por Jessica Tyler Brown y Chloe Csengery) en la casa que comparten con su madre Julie (Lauren Bittner) y el joven novio de ésta, Dennis (Chris Smith). El tipo trabaja filmando bodas, no gana demasiado y tiene por ello mucho tiempo libre (buena justificación), por lo que se empieza a dedicar de manera cada vez más intensa a la grabación de los extraños sucesos nocturnos que se están produciendo en el inmueble, y que parecen estar relacionados de algún modo con el “amigo imaginario” que  Kristi asegura tener.

El que Dennis sea un camarógrafo profesional explica que muchas de sus tomas se encuentren bien hechas, más allá de la manipulación que se ha hecho para que las imágenes remitan aunque sea remotamente al viejo formato de VHS ; pero hay otros detalles ingeniosos en la factura visual, como la cámara rotativa (montada sobre un ventilador) que el mismo personaje instala en la zona más amplia de la casa, y que sirve para desarrollar las escenas más escalofriantes y originales de la película, ya que su paso lento y su apreciación parcial de los hechos se prestan para el desarrollo de un creciente sentido del suspenso.    

 La mayor parte del metraje se encuentra dedicado a ‘sustos falsos’, creados por los mismos personajes; pero, una vez que el verdadero terror comienza, ya no hay marcha atrás ni para los personajes ni para el espectador, atrapado en las redes de una de las películas más aterradoras que hayamos visto en mucho tiempo.

Sabemos que el reputado crítico Ebert, que adoró la 1, criticó duramente ésta, asegurando que la historia no da para más. Está claro que, además de los reparos que ya le hemos hecho, la 4 tiene problemas de lógica relacionados a la duración de las cintas de video, a su final con respecto a la 1 y a la 2 y a la misteriosa edición del material que no se nos presenta (nunca se explica quién la hizo); pero es también claro que posee momentos brillantes y poco convencionales, como el video de porno casero que pretende hacer inicialmente la pareja, la broma pesada que Dennis le hace a su flojo asistente Randy, la jugarreta que Julie le devuelve más adelante y, por supuesto, las tomas a las que hemos aludido más arriba, pero que no detallaremos para no matar la sorpresa.

Vimos “PA 4” ayer en la noche, y tras apagar la televisión, empezamos a morirnos de miedo al tratar de llegar a nuestro cuarto guiados por la luz del celular. Después de eso, no nos resultó fácil conciliar el sueño. Y eso es lo que debe hacer una buena película de terror, ¿no?

 

Material extra:PA2

 

El añadido más interesante que se encuentra en el Blu-ray (y que es el único elemento disponible en la copia en DVD que viene también en este mismo combo) es una versión extendida y sin clasificación que dura hasta 10 minutos más que la que se vio en las salas de cine. Según tenemos entendido, contiene no sólo más detalles sobre las conversaciones entre Dennis y Randy acerca de los misterios que se están produciendo, sino también un par de sustos adicionales; y fue de hecho la que usamos como base para la reseña de arriba.

Por otro lado, el paquete decepciona por su falta casi total de otra clase de material extra; lo único presente en el Blu-ray es un segmento llamado “Lost Tapes” que es, en realidad, una selección de tres escenas borradas que no colaboran en el desarrollo de la trama, sino que se dedican a mostrar otras de las bromas pesadas de Dennis. En todo caso, el más interesante es el falso comercial hecho por el mismo camarográfo para anunciar su negocio, y que se encuentra imbuido en un espíritu ‘cheesy’ de lo más ochenteno.

¿Qué hay de las siempre bienvenidas pistas de audio con comentarios? ¿De los reportajes sobre la filmación o la concepción de la historia? Nos los van a deber…. (SERGIO BURSTEIN)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar