Imprimir
Feb
09

Reseña del DVD de ANONYMOUS (Sony Pictures Home Entertainment)

anonymous_coverDirector: Roland Emmerich

 

Reparto: Rhys Ifans, Vanessa Redgrave, Joely Richardson, David Thewlis, Xavier Samuel

 

Género: Drama político/cinta de época

 

Duración: 130 minutos

 

Fecha de lanzamiento: 7 de febrero del 2011 (en DVD y Blu-ray), 28 de octubre del 2011 (en salas de cine)

 

Rating: PG-13 por violencia y sexualidad 

 

Idiomas: Inglés (audio); inglés, francés y español (subtítulos)

 

Sinopsis: Edward De Vere, un noble británico, no puede publicar las obras que crea debido a las restricciones sociales que se viven en su época, por lo que decide contratar a un escritor desconocido, William Shakespeare, para presentarlas bajo su nombre.

Reseña

 

Película/contenido:

AnonOne

Roland Emmerich es conocido por haber dirigido “Independence Day”, “Godzilla”, “The Day After Tomorrow” y “2012”, es decir, películas espectaculares de acción y de efectos especiales con un nivel muy bajo de esfuerzo narrativo. En otras palabras, en los últimos años, este cineasta de origen alemán ha sido tanto uno de los favoritos de las grandes audiencias (aunque éstas ignoran probablemente su nombre) como uno de los mayores dolores de cabeza para los críticos (que se lo saben de memoria).

Pero ambos bandos deben tomar con precauciones su más reciente estreno, Anonymous, porque en este caso, Emmerich ha asumido una ruta absolutamente inusual en su carrera que, curiosamente, complacerá mucho más a los segundos que a los primeros. Y es que en esta cinta no hay efectos especiales (al menos visibles y vociferantes, como los que suele emplear en abundancia), secuencias de ciencia-ficción desmedida ni desastres naturales; lo que hay es una historia que tiene entre sus protagonistas -horror de horrores- a William Shakespeare. O, al menos, a una versión muy particular de él.

Aclaremos: “Anonymous” no es una película de fidelidad histórica ni -por suerte- de romanticismo insufrible como “Shakespeare in Love” (el más reciente proyecto fílmico de envergadura sobre la vida del bardo). En ese sentido, sí mantiene cierto aspecto fantasioso, porque presenta una recreación a todas luces ficticia de la Historia, según la cual Shakespeare fue la creación de un noble caído en desgracia que eligió a un escritor fracasado para convertirlo en el rostro público de sus propias obras, escritas en el mayor de los secretos.

Académicamente hablando, “Anonymous” es una distorsión flagrante de la realidad, claro, pero una que se ha hecho con fines dramáticos y sin la intención aparente de elaborar una nueva ‘teoría de la conspiración’ (aunque se basa al parecer en una que tiene muchos adeptos). Esperamos que los espectadores que suelen ver las películas de Emmerich no crean realmente lo que se cuenta aquí y no vayan a inculcarle a sus hijos este nuevo ‘descubrimiento’ sobre Shakespeare; pero los demás serán probablemente capaces de gozar sin problemas de un trabajo de ficción que se vale de la citada manipulación para crear un cautivante relato de intrigas palaciegas.

A diferencia de la simpleza argumental de todas las producciones de Emmerich que recordamos, “Anonymous” -cuyo guión fue escrito por John Orloff, autor también de la recomendable “A Mighty Heart”- posee una trama compleja, llena de personajes fascinantes y de saltos en el tiempo, que puede confundir inicialmente al que no se encuentre preparado para una historia de este tipo, así como al que tenga dificultades con el inglés británico (ya que casi todo el reparto procede del Reino Unido).

anonymous_movie_stills00Pero, una vez que el espectador haya definido en su mente el rol que ocupa cada quien en el relato y, sobre todo, el hecho de que algunos personajes son interpretados por actores diferentes en distintas etapas de sus vidas, será capaz de disfrutar convenientemente de una película de época en la que no faltan los enredos, las traiciones y los romances relacionados a la antigua corona (y, por ende, al estilo del mismo Shakespeare).

No se trata tampoco de que el guión sea demasiado misterioso ni exigente, porque pone desde el principio sus cartas sobre la mesa, luego de que el noble Edward de Vere (Rhys Ifans), incapaz de presentar personalmente las obras de teatro que ha escrito debido a los prejuicios de su clase, termina por aceptar de mala gana que un inepto, corrupto y casi analfabeto actor, llamado William Shakespeare (Rafe Spall), se presente ante el público como autor de los mismos trabajos. El plan inicial de De Vere era colocar en dicho puesto a su protegido Ben Jonson (Sebastian Armesto), quien, ser un escritor notable, parece al menos un tipo honesto; pero las argucias de Shakespeare terminan por arruinar sus intenciones originales y no le dejan más remedio que aceptarlo como ‘sustituto’.

Fuera de que “Anonymous” distorsione la realidad y le quite méritos -voluntaria o involuntariamente- al excepcional dramaturgo que se idolatra en el mundo entero, la película no echa por la borda los intentos de verosimilitud, porque plantea, en primer lugar, una reconstrucción histórica impresionante, plasmada en una fantástica representación de la ciudad antigua de Londres, que se valió no sólo de trucos digitales, sino también de decorados gigantescos, especialmente construidos para el rodaje.

No hay que dejar de lado, por supuesto, el estupendo nivel de las actuaciones, desde las de Ifans y Jamie Campbell Bower (quienes interpretan a De Vere de mayor y de joven, respectivamente) hasta las de Vanessa Redgrave y Joely Richardson (quienes hacen lo mismo con el personaje de Elizabeth, princesa primero y reina de Inglaterra después). No estamos seguros de que haber dividido el asunto de ese modo haya sido la mejor decisión -un solo intérprete para cada personaje hubiera causado menos confusión-, pero brinda ciertamente la oportunidad de exponerse a diferentes generaciones del talento europeo, encabezadas por la soberbia Redgrave.

 

Material extra:anonymous-turba

 

La oferta más importante de esta versión en DVD es la pista de audio con los comentarios del director Roland Emmerich y del guionista John Orloff, quienes dan fe de su pasión por el proyecto al defender sus numerosas licencias históricas y hablar con detalle del trabajo con el reparto y el equipo de rodaje, el modo en que se planificaron las escenas y el manejo de la fotografía digital en una película de época.

El segundo añadido de interés es  “Who Is the Real Shakespeare?” (10:39), un reportaje que revisa de manera ligera pero llamativa las teorías que han insinuado la posibilidad de que las obras de Shakespeare no hayan sido escritas por él.

Finalmente, hay una breve sección de escenas borradas (2:54) que se divide en 3 capítulos: "Use Your Imagination Robert," “Ben Visits the Earl of Oxford” y “Funeral Scenes”. Sin ser tediosa, la película es ya lo suficientemente larga, por lo que la presencia de estas secuencias no resultaba imprescindible en el montaje final. (SERGIO BURSTEIN)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar