Imprimir
Mar
06

Reseña del Blu-ray de THE THREE MUSKETEERS (Summit)

 

securedownload-1Director: Paul W.S. Anderson

 

Reparto: Logan Lerman, Orlando Bloom, Milla Jovovich , Christoph Waltz, Ray Stevenson

 

Género: Acción/película de época

 

Duración: 110 minutos

 

Fecha de lanzamiento: 6 de marzo del 2011 (en Blu-ray y DVD), 21 de octubre del 2011 (en salas de cine)

 

Rating: PG-13

 

Idiomas: Inglés y español (audio); inglés y español (subtítulos)

 

Sinopsis: Athos, Porthos y Aramis son tres mosqueteros caídos en desgracia tras una misión fallida; pero la llegada a París de D’Artagnan, un jovencito que pretende unirse a sus filas, les brinda el ímpetu necesario como para retomar las correrías y la defensa de la corona francesa, que se encuentra ahora en peligro.

 

 

Reseña

 

Película/contenido:3M-01224

 

La novela “Los tres mosqueteros” de Alexandre Dumas ha sido adaptada en incontables ocasiones a la pantalla, prácticamente desde el inicio de la historia del cine. Existe incluso una versión mexicana, “Los tres mosqueteros y medio” (1957), con Tintán, y una con Charlie Sheen, estrenada en 1993 y hecha por Disney.

Para ser claros, ninguna de las versiones hechas parece ser una obra maestra, aunque los críticos le tienen un aprecio particular a la de 1974, dirigida por Richard Lester y protagonizada por Oliver Reed, Charlton Heston y Raquel Welch. Por ello, cuando Summit Entertainment decidió que ya era tiempo de retomar la afamada franquicia, no se enfrentó a parámetros demasiado altos.

En el momento de su estreno, esta nueva adaptación fue vapuleada por los críticos, pero contó con el respaldo de algunas figuras importantes, empezando por Quentin Tarantin, quien la nombró como una de sus películas favoritas del 2011. No la vimos en las salas, guiados por la andanada de negativismo; pero ahora que la hemos apreciado en esta edición de Blu-ray, podemos entender tanto la desaprobación generada como la admiración del extravagante creador de “Inglourious Basterds”.

Como muchas de sus antecesoras, y en consonancia con el estilo mismo del relato original, esta versión apunta a la comedia. Lo más interesante es que sigue de manera muy fiel la trama de la novela de Dumas, pero dándole un giro contemporáneo que, entre otras cosas, la relaciona visualmente con el estilo de “Matrix”, sobre todo en lo que respecta a las peleas. Nos imaginamos que es justamente allí donde se establece el primer desacuerdo entre los críticos que esperaban una aproximación más original  y el ánimo juguetón y posmodernista de Tarantino.

Drat

Se diga lo que se diga, aparte de su impresionante reconstrucción de época y de su fastuoso vestuario, esta cinta tiene momentos muy entretenidos, lo que dice ya algo bueno de ella cuando se toma en cuenta que la versión que tenemos en las manos no es la de 3D que se estrenó en las salas (aunque se ha lanzado también simultáneamente un Blu-ray con dichas características).

Esperábamos sinceramente que su visión resultara tortuosa, y ésta en cambio fue esporádicamente divertida, incluso cuando nos llevó al desconcierto ante la recreación del personaje de Milady (Milla Jovovich), convertido en una suerte de supervillana cuyos brincos en cámara lenta lucen a veces ridículos (pero que le permiten a la vez exhibir sus innegables virtudes atléticas y físicas).

En consonancia con el libro, D’Artagnan (Logan Lerman) llega a París para curtirse en las lides de la espada y conoce allí a los tres mosqueteros (interpretados por Matthew Macfadyen, Luke Evans y Ray Stevenson), a quienes se une luego para participar en una peligrosa misión de rescate relacionada a la corona francesa. Por ese lado, es necesario decir que ninguno de los actores recién citados tiene un desempeño especialmente logrado, y que sus personajes son tan débiles como el papel, lo que causa una decepción especial en el caso del que se encarga de D’Artagnan; pero es también necesario reconocer que, en desmedro de una introducción que parece haber sido filmada a la ligera, los espadachines participan en varias escenas del filme que sorprenden por la gracia de sus coreografías, lo que llama la atención cuando se considera que fueron hechas por Paul W.S. Anderson, el cineasta responsable de títulos tan poco memorables como los de la serie “Resident Evil”.

Hay otros detalles embarazosos, como la presentación excesivamente caricaturesca del rey Louis XIII (Freddie Fox), lo inverosímil de los romances, lo absurdo de muchas de las acciones -completamente exentas de consecuencias a pesar de su espectacularidad y de los daños causados- y algunos de los esfuerzos para darle toques contemporáneos a la historia. Pero el área de la interpretación contiene también algunos placeres, sobre todo en lo que respecta a la caracterización del malvado Cardenal Richelieu por parte del gran Christoph Waltz (“Inglourious Basterds”, “Carnage”). En medio de sus atroces vestimentas y de las situaciones desproporcionadas a la que se le somete, Waltz resulta diabólicamente encantador como el corrupto líder de la iglesia francesa, y hasta se da el lujo de mostrarse irónico en la lograda escena en la que la reina lo acusa de haber perpetrado un acto de crueldad sin mencionar ningún detalle.

“Disculpe, su majestad; ¿es éste el momento en el que yo debería ponerme a reír como un maniático?”, le responde. Por suerte, nunca lo hace; pero deja nuevamente en claro que es uno de los actores mejor dotados para ponerse en la piel de villanos memorables, aunque la película en la que se encuentre no sea del mejor nivel.

 

 

Material extra:the-three-musketeers-2011-cast

 

Este Blu-ray no se encuentra lleno de añadidos, pero los que tiene son bastante logrados. No sabemos realmente si los que gustan de las películas de Paul W.S. Anderson tienen la suficiente determinación y paciencia como para escucharlo hablar durante dos horas, pero eso es justamente lo que pasa en la pista de audio con los comentarios de los cineastas, que lo encuentra al lado de los productores Jeremy Bolt y Robert Kulzer. Los tres hablan profusamente sobre la modernización de la novela de Dumas, los efectos especiales empleados, las decisiones de casting, las posibilidades que les brindó el rodaje digital y otras circunstancias relacionadas a la creación de un ‘blockbuster’ como éste.

“Access: Three Musketeers” es un agregado que la brinda al espectador la posibilidad de activar una función de “escenas específicas” en la que se incluyen entrevistas con el reparto y los cineastas, así como una herramienta especial destinada a desentrañar los estilos de pelea presentes en el filme. Este es, sin duda, el extra más completo del Blu-ray, con una gran cantidad de material registrado detrás de cámaras, que se puede apreciar a veces en una ventana pequeña y en otras ocasiones a través de la pantalla completa. 

Para terminar, la serie de escenas borradas y extendidas (14:18) es muy generosa, ya que incluye hasta doce fragmentos breves que fueron eliminados de la versión final o que tienen aquí un desarrollo más largo. (SERGIO BURSTEIN)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar