Imprimir
Mar
20

Reseña del Blu-ray /DVD de THE MUPPETS (Disney)

Muppets_WockaWockaPackDirector: James Bobin

 

Reparto: Jason Segel, Amy Adams, Chris Cooper, Rashida Jones, The Muppets

 

Género: Comedia familiar/Marionetas

 

Duración: 103 minutos

 

Fecha de lanzamiento: 20 de marzo del 2011 (en Blu-ray), 23 de noviembre del 2011 (en salas de cine)

 

Rating: PG por algo de humor ofensivo

 

Idiomas: Inglés, español y francés (audio); inglés, español y francés (subtítulos)

 

Sinopsis: Una pareja de humanos y un muppet viajan hasta la ciudad de Los Angeles para tratar de convencer a la rana Kermit de reunir al viejo equipo, con el fin de evitar el cierre inminente de su teatro, amenazado por la codicia de un millonario del petróleo.

 

 

 

Reseña

 

Película/contenido:Muppets2

 

Esta nueva versión cinematográfica de los encantadores personajes creados por Jim Henson es una faena sumamente ligera y relajada, sin ninguna pretensión de profundidad y con poco vuelo visual, pero que se puede disfrutar plenamente si no se acude a ella con expectativas demasiado grandes.

Escrita y protagonizada por Jason Segel, un actor que hasta el momento había destacado por su participación en comedias para adultos plagadas de referencias sexuales, The Muppets es un homenaje sincero y bastante fiel a la serie de los 70 y a las películas para la pantalla grande que se hicieron a inicios de los 80, hasta el punto de que la personalidad evidentemente procaz del comediante aludido resulta convenientemente enterrada. Como él mismo lo ha señalado, la intención de este filme era devolverle legitimidad a un humor blanco que no se basara en la burla del prójimo.

Por ese lado, la cinta cumple su cometido, ya que no hay nada hiriente ni particularmente agresivo en ella (a no ser que se consideren en este rubro las detonaciones ocasionadas por el Muppet ‘explosivo’ o la electrocución sufrida por Walter tras intentar cruzar una reja, que no le hace realmente daño a personaje). “The Muppets” es políticamente correcta, aunque su villano principal, Tex Richman (interpretado por Chris Cooper), es un avaricioso millonario tejano que se encuentra siempre dispuesto a apoderarse de las propiedades ajenas -y que podría ser fácilmente uno de los blancos del movimiento Occupy si existiera y si no fuera tan, pero tan artificioso-.

Por supuesto, la falta de realismo no es una queja que se pueda presentar realmente ante una historia de los Muppets, más aún si ésta se encuentra financiada por los estudios Disney (quienes poseen actualmente los derechos de la franquicia). Pero lo que sí se puede esperar -y se encuentra- es una eficacia narrativa constante, una comicidad medida y mínimanente gratificante y, por supuesto, unos números musicales de buen nivel.

En el filme, los novios humanos Gary (Segel) y Mary (Amy Adams), que viven en el ficticio Smalltown USA, se unen a su amigo ‘muppetiano’ Walter para viajar a Los Angeles y tratar de salvar el viejo teatro de los Muppets, amenazado con el cierre y la demolición por el ya citado Richman. Con esos fines, convencen a la rana Kermit para reagrupar al grupo original y realizar un show especial que les permita recaudar los 10 millones de dólares necesarios para el rescate.

Muppets1

Aunque la premisa no es novedosa ni demasiado creativa, sirve para el desarrollo de una trama que, en su primera parte, le permite tanto a Gary, Mary, Walter y Kemit como al espectador reencontrarse con los conocidos personajes, lo que se desarrolla mediante una serie de viñetas bastante divertidas. Nos gustó particularmente el redescubrimiento del oso Fozzie, quien es encontrado en un bar de mala muerte, tocando en una banda de 'covers' en la que se encuentra Dave Grohl, de los Foo Fighters.

Y es que una buena parte del encanto de “The Muppets” se encuentra en la inserción de diversas celebridades actuales, incluyendo no sólo el efímero paso de Grohl, sino también la presencia mucho más acentuada -aunque no del todo aprovechada- de Jack Black (convertido en anfitrión involuntario del espectáculo a beneficio) y los ‘cameos’ de Whoopi Goldberg, Zach Galifianakis, Selena Gómez y hasta el no tan conocido Rico Rodríguez, de “Modern Family”.

En realidad, la película tiene innumerables alusiones al universo original de los Muppets, pero también a la ciudad de Hollywood y a una de las propiedades más públicas de los estudios Disney, el Capitán Theatre, que se ve súbitamente transformado en el teatro de los Muppets. Las oportunidades comerciales no se ven nunca desperdiciadas, porque las vistas panorámicas del bulevar Hollywood le dan siempre cabida a un enorme letrero de “Cars 2”.

Por suerte, en medio de la andanada publicitaria que les fue sin duda impuesta por sus patrones, Segel y el director británico James Bobin (quien colaborara en la creación de los irreverentes proyectos fílmicos y televisivos de Sacha Baron Cohen) se las arreglan para sacar adelante una historia simpática y entretenida y, sobre todo, para respetar los perfiles de los personajes originales, aunque los lleven a veces a interpretar actos forzosamente modernos (como el que el grupo de las gallinas hace con el “F*** You” de Cee-Lo Green).

Hay otros números musicales que resultan más atemporales y más acertados, claro, como la canción que Kermit canta casi al inicio, la que le toca a Adams cuando tiene que cenar sola en un restaurante y, por encima de todo, el notable dúo entre Segel y Walter, en el que ambos aparecen al lado de sus alter-egos ‘muppetiano’ y humano, respectivamente, para darle rienda suelta a una canción sobre la confusión existencial que se llevó recientemente un Oscar. Si les parece complicado, no se preocupen, porque “The Muppets” es la cosa más sencilla del mundo. Y debe ser apreciada del mismo modo.

 

Material extra:Muppets3

 

Los encargados de esta edición en particular (que viene con un Blu-ray, un DVD y una copia digital, y que lleva como nombre "The Wocka Wocka Value Pack") tomaron en cuenta el clamor de los fanáticos por las pistas de audio, por lo que incluyeron al menos una con el director James Bobin y los guionistas Nicholas Stoller y Jason Segel (quien también es el protagonista, por supuesto). No se trata de un comentario demasiado sesudo, porque parece ser más una larga broma que otra cosa, pero incluye por aquí y por allá información valiosa sobre el proceso de creación y de filmación de la cinta.

Es importante resaltar que los extras que siguen vienen marcados por la intención de simular que los Muppets tienen vida propia y que participaron en la película como actores que se interpretaban a sí mismos, lo que hace naturalmente que no se brinden muchos detalles realistas del rodaje, pero que se obtengan en cambio valiosos añadidos a la mitología ‘muppetiana’. Eso ocurre por ejemplo en “Scratching the Surface” (16 min), un ‘making-of’ en el que los muñecos mismos se suman a los actores reales para hablar de su supuesta participación en el filme, encabezados por J.G., un monstruoso pero encantador manager de producción. Aunque no todo lo que se ve es hilarante, el conjunto resulta extremadamente entretenido (vean un adelanto en el video de abajo); pero hubiera sido mejor si se hubiera transformado a todos los humanos en sus equivalentes ‘muppetianos’, como ocurre por ejemplo con el director James Bobin.

“The Longest Blooper Reel Ever. At Least In Muppet History... We Think” (9 min) sigue la misma tónica, con los muñecos (y no los actores que interpretaron sus voces) “cometiendo errores” que parecen haberse filmado intencionalmente de este modo para el segmento. Nos gustó en particular la parte correspondiente a Zach Galifianakis... y su pollo hervido.

“A Little Screen Test on the Way to the Read-Through” (3 min) es un divertido sketch que muestra a los mismos Muppets, incluyendo a Walter, en camino a la lectura del guión. Es tan gracioso que deja con ganas de más.

“Explaining Evil: The Full Tex Richman Song” (3 min) es una versión extendida del rap que Chris Cooper canta en la película, con una interesante escena que lo muestra de niño y explica de algún modo su odio hacia los Muppets. Sin embargo, no logra que la canción se vuelva buena.

“Theatrical Spoof Trailers” (9 min) es una recopilación de los jocosos avances que se hicieron con imágenes de la película de “The Muppets” pero alusiones constantes a otras cintas de la temporada, como “Green Lantern”, “Rise of the Planet of the Apes” y “Girl with the Dragon Tattoo”. Lo mejor llega al final, con un trailer que es una parodia del anterior, que ya era en sí una parodia.  Nuevamente: suena complicado, pero no lo es.

Por su lado, “Disney Intermission” es una original herramienta que permite ver imágenes inéditas de los Muppets (haciendo tonterías, cantando y bailando) cada vez que se le pone pausa a la película. Lo intentamos cinco veces y sólo repitió una escena en una de ellas.

Para terminar, esta edición contiene un extra inesperado y especialmente bienvenido: el soundtrack completo, que no viene en los discos mismos, sino que hay que ‘bajar’ de la Internet usando un código que viene incluido en un librito.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar