Imprimir
May
16

Reseña del DVD de THE DEVIL INSIDE (Paramount Home Video)

DevilInside_DVD_3D-1Director: William Brent Bell

 

Reparto: Fernanda Andrade, Simon Quarterman, Evan Helmuth, Suzan Crowley

 

Género: Terror

 

Duración: 83 minutos

 

Fecha de lanzamiento: 15 de mayo del 2012 (en DVD y Blu-ray), 6 de enero del 2012 (en salas de cine)

 

Rating: R por contenido perturbador y lenguaje, incluyendo referencias sexuales

 

Idiomas: Inglés, español y francés (audio); inglés, español y francés (subtítulos)

 

Sinopsis: Veintiséis años después de que su madre se viera involucrada en una espantosa masacre, una jovencita decide unirse a dos sacerdote con el fin de descubrir la verdad tras el misterioso crimen y, de paso, practicarle un exorcismo a la mujer, internada en una siniestra clínica romana.

 

 

Reseña

 

Película/contenido:devil_inside_site

 

Esta película corrió con una suerte interesante durante su estreno en las salas comerciales, ya que si bien los comentarios generales de la crítica fueron especialmente despiadados con ella, el público la favoreció inmensamente durante su semana de estreno. Parece que, de un modo u otro, esta mala reputación la hizo atractiva para ciertos sectores de la audiencia.

Y esto no reveló sólo la ya conocida escisión que existe entre los gustos de los críticos y los de las masas, sino también el éxito más o menos inmediato que vienen teniendo desde hace algunos años las propuestas fílmicas basadas en la estrategia del 'material encontrado', que se impuso con fuerza en "The Blair Witch Project" (1999), pero cobró una inusitada ola de popularidad a partir de la primera "Paranormal Activity" (2007).

 El hecho de que la película recién citada haya sido distribuida por Paramount, al igual que la que comentamos aquí, no es una casualidad, por supuesto, puesto que, tras el éxito de la primera, los ejecutivos de este estudio se dieron cuenta de que les resultaba tremendamente provechoso adquirir esta clase de cintas (que se hacen normalmente con presupuestos mínimos) y ponerlas a disposición de un público que se encuentra dispuesto a proporcionarles una ganancia superior a sus costos desde el día de lanzamiento.

 De ese modo, "The Devil Inside", que se hizo aparentemente por menos de un millón de dólares, logró obtener treinta y cuatro veces esa cantidad en su fin de semana de estreno. Eso no quiere decir, por supuesto, que sea una gran película; de hecho, no la vimos en ese momento, desmotivados por los desfavorables comentarios que leímos. Por lo tanto, el DVD que tenemos entre manos nos ha dado la oportunidad de apreciarla por primera vez, y debemos decir que, en contra de nuestras expectativas, no nos pareció insufrible, como la han decretado algunos, aunque estamos de acuerdo en que se encuentra lejos de ser un gran trabajo.

 Debemos señalar, eso sí, que no tenemos una reacción adversa ante el tipo de estilo visual que se emplea aquí, del mismo modo en que no la tenemos ante la 3D (otra tendencia de moda); nos parece todavía una estrategia válida que, si se encuentra hecha con un mínimo de talento, es capaz de brindar una adecuada impresión de realismo. El problema es que suele también emplearse para cubrir severas inconsistencias narrativas que pasan a veces desapercibidas bajo el influjo de la cámara en mano, pero que, en este caso, son demasiado evidentes como para ser ignoradas.

Poseida

 Y, a pesar de ello, "The Devil Inside" tiene varios momentos placenteros para los amantes de la serie B terrorífica, porque su director William Brent Bell (que co-escribió el guión con Matthew Peterman) se las arregla para construir a veces unas escenas llenas de referencias visuales al género que impresionan a pesar de su evidente falta de recursos económicos, como ocurre con la secuencia introductoria, en la que un destacamento policial recorre una zona de crimen en la que va descubriendo a una serie de religiosos grotescamente asesinados.

 La escena se desarrolla en 1989, y los muertos son victimas de María Bello (Suzan Crowley), una mujer trastornada que estaba siendo sometida a un exorcismo. Esta apertura marca la posibilidad de una premisa llamativa que, inmediatamente después, se traslada hasta el 2009 para centrarse en Isabella (Fernanda Andrade), la hija de María, quien se encuentra dispuesta a descubrir lo que pasó realmente con su madre, hasta el punto de que decide trasladarse hasta Roma para visitarla en el hospital psiquiátrico de alta seguridad donde se encuentra internada desde que se dieron los hechos, aparentemente bajo órdenes de El Vaticano.

 Mas allá de la originalidad de la locación y de las inevitables referencias a la "madre del cordero" ("El Exorcista" de William Friedkin), el filme plantea varios puntos novedosos, como la existencia de unos curas rebeldes (bien interpretados por Simon Quaterman y Evan Helmuth) que hacen sus labores de "sanación" por debajo del radar eclesiástico, así como el modo en que la misma institución encubre los casos que no puede resolver; pero los desarrolla a través de una serie de sucesos que resultan cada vez mas inverosímiles y que, además, no provocan realmente miedo, sobre todo durante el apresurado desenlace, que puede llegar incluso a ser involuntariamente gracioso y que, como lo han dicho ya muchos, es muy malo.

 Pero no nos provoca realmente desaconsejarla a quienes gusten de esta clase de títulos, sobre todo cuando se toma en cuenta que no le quitará mucho tiempo a nadie, porque dura menos de una hora y media con créditos y todo. Además, no le disgustará a los que prefieren su cuota de horror sin bromas de ningún tipo, porque sus creadores se la han tomado muy en serio (lo que, entre otras cosas, evita la irrupción de la canción de INXS que se llama igual que la película en los créditos finales). Esta edición no tiene ningún material extra. (SERGIO BURSTEIN)