Imprimir
Jun
12

Reseña del combo Blu-ray/DVD de WE NEED TO TALK ABOUT KEVIN (Oscilloscope Pictures)

kevin_coverDirectora: Lynne Ramsay

Reparto: Tilda Swinton, Ezra Miller, John C. Reilly, Jasper Newell, Rock Duer

Género: Drama/ suspenso

Duración: 112 minutos

Fecha de lanzamiento: 29 de mayo del 2012 (en Blu-ray y DVD), 9 de diciembre del 2011 (en salas de cine)

Rating: R por situaciones adultas, violencia y escenas sexuales

Idiomas: Inglés (audio), inglés (subtítulos)

Sinopsis: Una mujer que lleva una profunda carga de tristeza se las arregla para conseguir un trabajo para el que evidentemente se encuentra sobrecapacitada, y a pesar de que trata de pasar desapercibida, se hace pronto evidente que ha sufrido una tragedia familiar de grandes proporciones.

Reseña

Película/contenido:Kevin1

Hablar de esta cinta sin revelar aspectos importantes de su trama es difícil pero de algún modo esencial, porque una buena parte de su inmenso poderío dramático se encuentra justamente en el encubrimiento de los detalles de un suceso en particular hasta la escena misma de cierre.

Pero, una vez que ésta llega, no nos encontramos ya ante una sorpresa, porque a lo largo de su metraje, “We Need to Talk About Kevin” (que nos parece una película excepcional, para dejarlo claro desde el principio) va desarrollando de manera paulatina pero constante una serie de circunstancias que se dirigen de manera irremediable hacia la gran tragedia. Hasta ese momento, no sabemos exactamente qué pasó, por supuesto, pero las primeras escenas insinúan ya la presencia de algo particularmente maligno.

Y es que el filme -basado en una novela de Lionel Shriver- se va armando sobre la base de saltos en el tiempo que, en primera instancia, se centran en un presente y en el punto de vista exclusivo de Eva Katchadourian (interpretada por Tilda Swinton), una escritora de edad mediana que parece estar escapando de un terrible pasado y que es víctima frecuente de la hostilidad de quienes la rodean en el gris pueblo estadounidense que habita.

Casi de inmediato, y a manera de ‘flashback’, las acciones se trasladan a épocas anteriores y evidentemente mejores, ya que la muestran con apariencia más joven, en medio de una relación sentimental con Franklin, un tipo amable y sincero (encarnado por John C. Reilly) con el que tiene un hijo que, con el paso del tiempo, se vuelve un auténtico dolor de cabeza, por decir lo menos.

Kevin3

Desde sus primeros meses, el niño, llamado Kevin, da muestras de ser un ser humano complicado y exigente; y se trata de una circunstancia que irá empeorando con el paso de los años, hasta el punto de que uno de los intereses principales del filme es observar hasta dónde llegará el enfrentamiento que sostiene con su madre. No hay que esperar mucho para que se empiecen a cernir siniestros nubarrones sobre el horizonte, lo que le otorga al trabajo un sentido del suspenso que, en virtud de la intensidad de las acciones, de las interpretaciones y del estilo visual, asume a veces un estilo cercano al del cine de terror.

Swinton, que había demostrado ya su inmenso talento en “Michael Clayton”, resulta aquí fascinante y muy bien aprovechada en sus angulosas peculiaridades físicas. Además, su personaje no es simplemente una madre inocente que sufre los embates de este ‘niño-problema’, sino también una mujer con evidentes arranques de agresividad que no sabe cómo resolver lo que tiene delante y las frustraciones de haber abandonado su carerra. Ella es la que maneja la perspectiva de la historia, y su mirada es la que nos guía siempre por el difícil camino; pero no cabe duda alguna de que los ojos del espectador se encuentran sobre todo puestos en Kevin, quien es interpretado hasta por cuatro actores distintos, entre los que destacan el que lo personifica a los 2 años de edad (durante un momento especialmente importante y traumático del relato) y, por supuesto, el que se encarga de él la mayor parte del tiempo, a partir de la adolescencia.

En esos momentos, el chico es puesto en manos del desconocido Ezra Miller, quien establece aquí un duelo histriónico impresionante con Swinton, con la que posee además sugestivas similitudes físicas, ingeniosamente aprovechadas en el empaque interno de este combo de Blu-ray y DVD, que muestra un rostro construido sobre la base de las dos figuras. Lejos de asumir un estilo descuidado y de emplear abusivamente la cámara en mano, la directora escocesa Lynne Ramsay, que había hecho antes “Ratcatcher” (1999) y “Morvern Callar” (2002), filma todo con un lenguaje visual esmerado y con un cuidado estético impresionante que, sin romper nunca con el realismo, resulta muchas hipnótico y poético, para meterse en la mente de esta madre y retratar la inmensidad de sus penurias. Por ese lado, el diseño artístico y la fotografía se unen en un empaque que se aprecia con admiración bajo el insuperable formato casero del Blu-ray. 

Hay ciertos momentos en los que la verosmilitud se quiebra, porque estos padres no parecen hacer gran cosa a pesar del inminente sentido de la alarma que se cierne sobre ellos. Pero la película tiene las suficientes cualidades alucinógenas y plantea las suficientes preguntas en la mente del espectador como para terminar siendo notable, a pesar de que su implacable dureza la transforma en un producto que no todo el mundo querrá ver.  

Material extra:Kevin2

“Behind the Scenes of Kevin” (27 min) es un reportaje que se encuentra dividido en capítulos y en el que se incluyen fragmentos de entrevistas con muchos de los involucrados en el proyecto. Lo primero que vale la pena destacar es el comentario de uno de ellos sobre la pertinencia de tener a una directora extranjera para una historia tan estadounidense como ésta.También resulta interesante escuchar a Swinton hablar de la evolución dramática de la protagonista; conocer a Miller mientras brinda detalles del modo en que se relacionó con ella; enterarse de la manera en la que el diseñador de producción se encargó de las espaciosas pero atemorizantes locaciones y apreciar el cuidado que se puso en la imagen para reforzar el aspecto psicológico del relato, empleando por ejemplo lentes anamórficos de 35 mm. Y es que esto está muy lejos de ser el típico drama televisivo de Lifetime. 

El segundo agregado en importancia y extensión es “In Conversation with Tilda Swinton” (18 min), una sesión de preguntas y respuestas a la que se sometió la brillante intérprete durante el Festival de Cine de Telluride, y que permite encontrar nuevos detalles sobre su portentosa actuación. 

Por último, hallamos una extensión de la escena del Festival de la Tomatina (4 min), que sirve para abrir la cinta con sus profundos tonos rojos e insinúa el derrame de sangre que no se verá hasta el final. Ya lo dijimos. (SERGIO BURSTEIN)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar