Imprimir
Jun
18

Reseña del Blu-ray de IN DARKNESS (Sony Pictures Classics)

Escrito por Sergio Burstein

indarknessartworkpicDirectora: Agnieszka Holland

Reparto: Andrzej Besztak, Steffen Reuter, Patrick Knippel, Marc-Daniel Dichant, Leander Carell

Género: Drama histórico

Duración: 144 minutos

Fecha de lanzamiento: 12 de junio del 2012 (en Blu-ray y DVD), 2 de setiembre del 2011 (en salas de cine)

Rating: R por violencia, imágenes perturbadoras y lenguaje

Idiomas: Polaco (audio), inglés (subtítulos)

Sinopsis: En la Polonia ocupada por los nazis, un trabajador de alcantarillas sin una moral aparentemente fuerte se convierte en el inesperado protector de un grupo de judíos que han escapado del ghetto, a los que esconde en los desagües de la ciudad para guarecerlos de la inminente amenaza a lo largo de 14 meses, mientras ellos deben ingeniárselas para sobrevivir en condiciones espantosas.

Reseña

Película/contenido:ND-Lloyd1

“In Darkness” es una experiencia monumental, no sólo por su extensión (dura casi dos horas y media), sino por las circunstancias que presenta y por el modo en que las presenta. El guión es de David Shamoon, quien se basó en un libro llamado “In the Sewers of Lvov” (no lo busquen, está fuera de circulación) para contar la historia real de un grupo de judíos que tuvo que refugiarse en unos canales de desagüe para huir de la persecución nazi en la Polonia de los 40.

Sí, ésta es una película sobre el Holocausto; pero no se espanten, porque no es una más. Es decir, si se van a espantar por las barbaridades cometidas por las huestes de Hitler, háganlo, porque ningún momento es malo para eso, y esta cinta les dará incluso más razones para hacerlo; pero no rechacen por ningún motivo la visión de un trabajo fílmico que, por más que se encarga de un tema que ha sido plasmado ya en innumerables ocasiones en proyectos cinematográficos y televisivos, tiene todavía cosas importantes que decir sobre la condición humana y, además, se encuentra magníficamente realizado.

La directora Agnieszka Holland ha explicado que decidió que la edición final de la película fuera tan larga porque ésa era la única forma en la que podía transmitirle realmente al espectador la sensación de claustrofobia, desesperación y encierro que experimentaron estos seres humanos reales a lo largo de 14 meses, al encontrarse forzados a sobrevivir no sólo bajo tierra, sino también en un medio altamente antihigiénico (y con varios niños a su cargo).

Fuera del apabullante contexto histórico (a fin de cuentas, los nazis podrían ser zombis o cualquier tipo de villano cuya maldad resulte incuestionable), la situación se prestaba para el drama más intenso y para toda clase de implicancias psicológicas. Pero también para convertirse en un auténtico desafío de planificación y de producción, que llevó a los realizadores a usar túneles reales en Berlín y a construir otros en un estudio, sin perder por ello un sentido del realismo que pone la carne de gallina.

indark

Holland no es ninguna novata, y la mayor parte de sus películas han sido hechas con un lenguaje cinematográfico bastante tradicional y elegante. Sin embargo, “In Darkness” -que se filmó en formato digital y empleando mucha cámara en mano- posee una urgencia y un ritmo visual que podrá ser fácilmente asimilado por las audiencias contemporáneas, sin que esto le quite el necesario aspecto de época ni le reste un pelo de autenticidad.

Y es que, para mantenerse estrictamente en el cauce de la verdad, el filme -cuyo guión fue escrito originalmente en inglés- se hizo en las lenguas originales de sus personajes, es decir, polaco, alemán, yiddish, hebreo, ucraniano y balak. Esto perjudica probablemente sus posibilidades comerciales en el mundo angloparlante, poco acostumbrado a la lectura de subtítulos, pero beneficia enormemente su verosimilitud.

En ese sentido, hay que agradecer también que no se haya decidido presentar una versión glamorizada de los hechos, porque si no cabe duda de que quiénes son las víctimas, no se las presenta bajo un aura de santidad. Los judíos de “In Darkness” se muestran estoicos y valientes, pero son también a veces traicioneros, infieles y, por supuesto, tienen mucho sexo en la penumbra, un detalle que según los sobrevivientes de la guerra era mucho más frecuente de lo que se puede pensar, y que se ha ocultado bajo un manto de pudor en las producciones hollywoodenses encargadas del tema.

Pero ésta no es sólo una historia de supervivencia, sino también una de solidaridad inesperada. Aunque la cámara hace lo mejor que puede para delinear a los que se encuentran en las sombras, el verdadero protagonista de la cinta es Leopold Socha (Robert Wieckiewicz), un obrero polaco cuya crianza católica lo lleva a rechazar instintivamente a los judíos (“ellos crucificaron a Jesús”, le dice en un momento dado a su esposa), pero que logra romper las imposiciones de su cultura para ayudar a quienes se encuentran a la merced de un enemigo sin Dios, ya que conoce estas tuberías como a la palma de su mano y es capaz de salir y entrar de ellas con facilidad, sin que ello lo aleje del riesgo siempre inminente de ser descubierto.

Material extra:In.Darkness.cb2

Este Blu-ray no contiene muchos extras, pero los que se presentan son particularmente logrados. El primero, “An Evening with Agnieszka Holland” (29 min), es un generoso reporte en el que la cineasta responde las preguntas de la moderadora Anne Thompson sobre los antecedentes reales de la historia que presenta, además de hablar sobre las dificultades de filmar en los desagües,  emplear cámaras digitales, crear algunas de las ambientaciones en estudio, usar el sexo de manera abierta en el relato, desarrollar a los numerosos personajes, editar la película y musicalizar el proyecto. Si les interesa todo esto, pueden leer aquí la transcripción de la entrevista que nosotros mismos le hicimos antes del estreno en salas.

“In Light: A Conversation with Agnieszka Holland and Krystyna Chiger” (28 min) grafica un emotivo encuentro entre la directora de la película y unas de las mujeres que aparece representada como un personaje en ella, cuando era sólo una niña. Las dos son filmadas en Polonia mientras discuten varias escenas del filme. Se incluye también el trailer y algunos adelantos de otros títulos de la misma compañía. (SERGIO BURSTEIN)