Imprimir
Dic
13

Reseña del combo Blu-ray/DVD de TED

Ted_BR_coverDirector: Seth MacFarlane

 

Reparto: Mark Wahlberg, Mila Kunis, Seth MacFarlane, Joe McHale, Giovanni Ribisi

 

Género: Comedia para adultos/fantasía

 

Duración: 107 minutos (versión de salas), 114 minutos (versión extendida)

 

Fecha de lanzamiento: 11 de diciembre del 2012 (en Blu-ray y DVD), 29 de junio del 20-2 (en salas de cine)

 

Rating: R por contenido crudo y sexual, lenguaje y uso de drogas (versión de salas)

 

Idiomas: Inglés, español y francés (audio); inglés, español y francés (subtítulos)

 

Sinopsis: Luego de pedir un deseo de Navidad, un niño descubre que su oso de peluche ha cobrado vida; años después, ambos se han convertido en dos ‘stoner’' parranderos que deben lidiar con los asuntos de la vida adulta, como la estabilidad laboral y las relaciones de pareja.

 

Reseña

 

Película/contenido:Ted_BR1 

A estas alturas, todo el mundo debería saber que, a pesar de tener a un adorable osito de peluche como protagonista, “Ted” no es precisamente una película para niños, sino una comedia muy irreverente que proviene de la mente de Seth MacFarlane, quien además de ser el próximo presentador de los Oscar, es el creador de “Family Guy”, una serie animada que, en términos estrictos, no es tampoco para los más pequeños.

 

Pero eso no quiere decir que se trate de una película completamente cruda y despiadada, porque MacFarlane (que debutó con esto en el largometraje) se las ingenió para elaborar una trama que, en medio de su innegable descaro y de su permanente malicia, posee varios momentos tiernos que, por suerte, no caen nunca en lo cursi.

 

De hecho, toda la primera parte, en la que el personaje de John Bennett (interpretado entonces por Bretton Manley) es un niño con problemas sociales que cumple de manera milagrosa su deseo de que su oso de peluche pueda hablar, es casi ideal para infantes, a pesar de que se insertan por aquí y por allá detalles que presagian el advenimiento de algo distinto. Y eso es algo que ocurre pronto, claro, porque la historia da de repente un salto temporal de varios años que nos permite apreciar que, luego de haberse vuelto una sensación mediática, Ted ha pasado a llevar una vida “normal” que lo encuentra viviendo al lado de un John más grande (encarnado ahora por Mark Walhberg), con quien fuma incontables cantidades de marihuana, bebe cerveza y entabla conversaciones absurdas que se relacionan normalmente a elementos de la cultura popular a las que el director y guionista le rinde frecuentemente tributo.

Ted_BR2

 

El problema es que John tiene ahora un trabajo supuestamente serio y, sobre todo, a Lori, una novia encantadora (no es gratuito que sea interpretada por Mila Kunis) que, por más comprensiva que es, empieza a ver con malos ojos la mala influencia que el osote (porque no fue nunca pequeño) ejerce sobre su chico. Marcado por la presión femenina, John trata de ‘regenerarse’, pero Ted no lo ayuda; y las cosas se ponen color de hormiga durante una memorable escena en la que el hombre sale a escondidas de una elegante y apacible fiesta a la que ha asistido con Lori para acudir a una bacanal organizada por el oso, tentado de manera ineludible por la anunciada presencia en ella de Sam J. Jones, el actor que hizo de “Flash Gordon” en la versión de 1981 que tanto él como su viejo y peludo compañero de aventuras idolatran.

 

Lo interesante es que Sam J. Jones es realmente interpretado por Sam J. Jones, un actor que, como todos sabrán, no hizo nada realmente destacable tras la imposible cinta de culto, y que se toma el asunto con tan buen sentido del humor que no le preocupa presentarse como un juerguista de consideración, ya que, poco después de la llegada de John al jolgorio, lo invita primero a tomarse unos ‘shots’ con él y luego a seguir la faena con unas líneas de coca.

 

Quizás estamos contando demasiado, pero lo dicho refuerza la impresión de que esto no es un cuento para bebés y, de paso, logra probablemente un amargo sentido de identificación en todos aquellos (adultos, esperamos) que hayan metido la pata con sus amadas por irse de relajo con sus compadres.

 

Incluso en sus momentos predecibles -porque los tiene-, “Ted” se las ingenia para buscar un giro que la hace ingeniosa y que la desvía del burdo sentimentalismo en que podría fácilmente haber incurrido; pero lo importante de todo es que, en medio de sus excesos y de la conducta a veces muy tonta de sus personajes, resulta casi siempre terriblemente graciosa, con unas bromas cargadas de humor negro y de desenfado que, al menos a nosotros, nos hicieron reír a mandíbula batiente.

 

Material extra:Ted_BR3

 

Aunque lo primero que deberían agradecer los no pocos numerosos fans de esta película es la inclusión de una "versión extendida" de la misma, lo cierto es que ésta -que dura 7 minutos más que la de cines- no se siente especialmente distinta, sobre todo porque los añadidos parecen encontrarse básicamente en la primera parte. Pero hay varias otras novedades llamativas, todas ellas placenteras, en desmedro de que, dada la popularidad de la cinta, esperábamos un contenido más generoso.

 

En el Blu-ray y en el DVD:

 

-"Ted: The Making Of" (25 min.): Un extenso reportaje de tres partes -"A Guy, a Girl and a Teddy Fear","Doing it Live" y "A McFarlane Set"- que, ante todo, nos permite descubrir las numerosas técnicas que se usaron para darle vida en la pantalla a Ted, que fue una creación digital, pero una que requería ciertos artefactos físicos para que los actores se guiaran y que, sobre todo, se implementó con el aporte permanente de McFarlane, quien se encontraba siempre muy cerca para decir los diálogos y enfrascarse con los otros intérpretes en llamativas improvisaciones.

 

Además, para poder reproducir de algún modo los movimientos y las expresiones de McFarlane en la pequeña criatura ficticia, el mismo intérprete tuvo que ponerse un traje de sensores, pero uno que fue especialmente diseñado para darle una gran posibilidad de movimiento, porque además de actuar, tenía que dirigir.

 

-Comentario de audio con Seth MacFarlane (director y co-guionista), Alec Sulkin (co-guionista) y Mark Wahlberg (protagonista): Esta pista de audio es muy divertida y completa, porque sus participantes analizan detalladamente todo lo que se va viendo sobre la pantalla; pero resulta también un tanto engañosa, porque Wahlberg no participa en toda su extensión, sino que se retira antes de que se cumpla la media hora inicial.

 

-Gag Reel (6 min.): Esta sección sobre los errores cometidos por los actores se orienta obviamente hacia las risas generadas durante el rodaje, sobre todo por parte de Mila Kunis. No es tan divertida como podría parecer.

 

Sólo en el Blu-ray:

 

-Escenas borradas (15 min.): Esta sección de 15 fragmentos es sumamente divertida, y demuestra sobre todo lo mucho que debió disgustarse la bella Laura Vandervoort al ver la versión final de la película, porque contiene varias secuencias que, de no haber sido eliminadas, le hubieran dado al personaje que interpreta (una empleada en el trabajo de John) una presencia considerablemente más importante de la que tuvo, aunque no resultaban para nada esenciales.

 

-Teddy Bear Scuffle (6 min.): Este segmento se centra en la impresionante escena en la que John y Ted se agarran a golpes en un cuarto de hotel con una ferocidad que desdice el supuesto aire inofensivo del osito. Como Ted no se encontraba evidentemente allí, resulta fascinante ver el modo en el que Wahlberg -acostumbrado al cine de acción- colaboró activa y arriesgadamente en unas coreografías de pelea que tuvieron como resultado un momento plenamente realista. (SERGIO BURSTEIN)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar