Imprimir
Mar
02

Reseña de la Edición Diamante- Blu-ray y DVD de 101 DALMATIANS (Disney/Buena Vista)

Escrito por Sergio Burstein

101 Dalmatians blu ray portadaDirectores: Wolfgang Reitherman, Hamilton S. Luske y Clyde Geronimi

Reparto (voces): Rod Taylor, Cate Bauer, J. Pat O’Malley, Betty Lou Gerson, Ben Wright

Género: Animación/Infantil

Duración: 79 min.

Fecha de lanzamiento: 10 de febrero del 2015 (en Blu-ray especial), 25 de enero de 1961 (en salas de cine)

Clasificación: G

Idiomas: Inglés, español y francés (audio); inglés, español, francés y alemán (subtítulos)

Sinopsis: Los quince cachorros de la pareja de dálmatas conformada por Pongo y Perdita son robados de la casa de sus dueños por los secuaces de Cruella De Vil, una malvada mujer que anhela convertidos en prendas de vestir, y los padres de las criaturas emprenden una misión de rescate.

Reseña

Película/contenido:

Han pasado 54 años desde su estreno, por lo que es un poco raro que se la esté retomando ahora, en una fecha que no corresponde a los aniversarios habituales; pero, sea como sea, hay que recibir con regocijo la posibilidad de celebrar como se debe a “101 Dalmatians”, es decir, con una edición realmente especial en Blu-ray que, además de permitir la visión de este indudable clásico en las mejores condiciones posibles, tiene una cantidad extraordinaria de extras para cualquiera que se interese en explorar la manera en que se desarrolló el proyecto y las circunstancias que lo rodearon.Dalmatians 1

Para ser claros, al igual que muchas otras producciones antiguas de Disney, ésta no es perfecta, sobre todo para quienes esperen la complejidad narrativa y los coqueteos con el realismo que se han impuesto dentro de las propuestas cinematográficas de la compañía en los últimos tiempos. Hay aquí una visión bastante idílica y simplista de las cosas que no satisface del todo, aunque pertenezca a una época en la que incluso el cine de “acción real” se encontraba todavía cargado de artificio, lo que cambiaría de modo contundente con el arribo de la década de los ‘70.

Lo que sí tiene “Dalmatians” es un estilo de animación que algunos considerarán desprolijo, sobre todo si se lo compara con antecesores inmediatos de estética tan meticulosa como “Sleeping Beauty“ (1959), pero que lucía muy moderno para la era y funcionaba particularmente bien con la ambientación urbana y contemporánea de la historia, así como con su lograda banda sonora de tinte jazzístico. Pese a que los trazos resultan a veces muy sencillos, la expresividad no se ha perdido y, en algunos casos, como en las expresiones faciales del protagonista humano Roger, resulta incluso acentuada y más conveniente para el plano de la comedia, pese a que, como se sabe, el mismo Disney no estuvo inicialmente satisfecho con los resultados, sobre todo porque estos se lograron sobre la base hasta el momento inusual de la xerografía.

Vista en el 2015, la cinta da cuenta de los reparos que algunos pudieron tenerle, sobre todo en el plano de los movimientos rápidos de sus personajes; a fin de cuentas, se trataba del primer largometraje de la compañía que incorporaba generosamente escenas de acción. Pero, del mismo modo, no deja de impresionar por la efectividad de las secuencias que presentan al centenar de perros aludidos en el título, a lo que debe sumarse la ingeniosa recreación del Londres y la campiña inglesa de los ‘60, tanto en sus aspectos arquitectónicos como en los naturales (los cielos y los cambios de iluminación lucen particularmente bien, y hay una toma nocturna de la ciudad en medio de una epidemia de ladridos que sigue siendo espectacular).

Dalmatians 2

Por el lado del relato, como ya lo dijimos, las cosas no son demasiado ambiciosas, empezando por el hecho de que, en consonancia con su tradición, Disney decidió basarse en algo ya existente en lugar de pedir una historia original. En este caso, el origen fue una novela del mismo nombre, escrita por la autora inglesa Dodie Smith, que, hasta donde entendemos, tiene un argumento muy similar al de la cinta y le otorga ya de manera creativa el punto de vista a los canes, aunque la película eliminó a algunos personajes, incrementó los momentos de suspenso y transformó a Roger en un compositor musical, lo que le dio la oportunidad de agregar la emblemática pieza dedicada a Cruella De Vil.

A estas alturas, Cruella es sin lugar a dudas una de las villanas más populares del mundo animado, y no es difícil entender las razones que condujeron a ello, ya que sus maldades no se limitan a su intervención en el mundo de la moda, sino que se extienden a sus deseos de emplear la piel de los dálmatas en su etapa de cachorros para elaborar abrigos. El simple hecho de querer hacer una barbaridad semejante con los adorados animales caseros es algo que le ganó el desprecio inmediato de la mayoría de las audiencias, dándole de paso a los mismos espectadores la posibilidad de identificarse con sus víctimas.

En la versión de Disney, pese a las lujosas vestimentas que ostenta, Cruella tiene un aspecto físico repulsivo; y aunque, al igual que ella, Roger es un fumador empedernido (es decir, una tendencia que sería imposible de encontrar en una producción actual), él se inclina por una sobria pipa, mientras que ella favorece unos cigarrillos que despiden un sospechoso humo verde (¿habrá sido una referencia a la todavía satanizada ‘refeer’?). Hay otros detalles ingeniosos que dan cuenta de su mal corazón, como el encantador teléfono rojo con forma de demonio que tiene en su habitación.

Pero la señora no hace sola sus maldades, ya que cuenta con la asistencia de Horace y Jasper, los dos patanes que existían también en el libro de Smith y que, gracias a su torpeza, son los principales proveedores de comicidad en el filme, aunque es de destacar que los canes a los que se enfrentan poseen un nivel de inteligencia imposible de encontrar en estas mascotas (lo que puede haber confundido a algunos niños y es el aspecto más fantasioso de la historia). Sea como sea, los numerosos encantos de “Dalmatians” y su bienvenida brevedad (no llega a los 80 minutos) hacen que los reparos queden relegados.

Material extra:

-The Further Adventures of Thunderbolt (2 min.): Si han visto la película, ya sabrán de la obsesión de los cachorros por un programa televisivo ficticio sobre un valiente perro; y éste es un episodio recién hecho de esa misma serie, en el que se imita el estilo de la cinta original para simular lo que podría ser una simple “escena borrada”.

-The Best Doggoned Dog in the World (1961 Version/51 min.): Este es un episodio real y en blanco y negro de “Wonderful World of Color”, un programa televisivo conducido por el mismísimo Walt Disney; en este caso, la excusa era la promoción de “101 Dalmatians” y de algunas de sus imágenes, aunque también se hace un recorrido por el mundo para ver el papel de los perros en diferentes lugares del planeta, y hasta se presenta a la mascota que tenía entonces el dueño de la fiesta.

-Lucky Dogs (9 min.): Algunos de los animadores que trabajaron en la cinta original, ya muy mayores, hablan sobre su colaboración en ésta y, sobre todo, dan detalles del histórico proceso que salvó al área animada de la compañía: el empleo de fotocopiadoras. También ofrecen algunas revelaciones interesantes, como los ‘cameos’ de los personajes de “Lady and the Tramp” en medio de la historia.

Dalmatians 3

-Dalmatians 101 (5 min.): Cameron Boyce, quien hará del hijo de Cruella en el próximo telefilme “Descendants”, ofrece un recorrido por cinco datos interesantes de la película.

-DisneyView: Esta es una opción que reemplaza las barras negras que se ven a los lados de la película por cuestiones de formato con imágenes más atractivas.

-Classic Bonus Features: Además del material nuevo que se ha implementado para esta edición, y que acabamos de describir, el paquete incluye una abundante cantidad de extras que se encontraron ya disponibles durante los lanzamientos anteriores en DVD.

.Redefining the Line- The Making of 101 Dalmatians: Este es un enorme reportaje compuesto por los segmentos Puppy Dog Tales (5:33), Howling at the Moon (3:36), New Tricks (5:16), Animation 101 (7:51), Drawing All Cars (4:12), Seeing Spots (5:45) y A Dog's Eye View (1:40)

.Music & More Bonus Content: En este caso, los apartados son el video musical de Selena Gómez para el tema “Cruella De Vil” (3:25), la canción eliminada “March of the One Hundred and One” (2:29), la canción ‘abandonada’ “Cheerio, Goodbye, Toodle-oo, Hip Hip!” (2:32), la ‘otra’ canción ‘abandonada’ “Don't Buy a Parrot from a Sailor” (2:39), algunas grabaciones de demos, Cruella De Vil: Drawn to Be Bad (7:10), Sincerely Yours, Walt Disney (12:48), tráilers & comerciales televisivos, y una serie de comerciales de radio.