Imprimir
Abr
01

Reseña del DVD de THE HATEFUL EIGHT (Anchor Bay Entertainment)

Escrito por Sergio Burstein

the hateful eight portadad dvdDirector: Quentin Tarantino

Reparto: Kurt Russell, Samuel L. Jackson, Bruce Dern, Michael Madsen, Demián Bichir

Género: Western/Aventuras/Thriller

Duración: 168 minutos

Fecha de lanzamiento: 29 de marzo del 2016 (en DVD y Blu-ray), 25 de diciembre del 2015 (en salas de cine)

Clasificación: R for violencia sangrienta, una escena violenta de contenido sexual, lenguaje vulgar y escenas de tensión

Idiomas: Inglés y español (audio), inglés y español (subtítulos)

Sinopsis: Algunos años después de la Guerra Civil y en pleno invierno, ocho personas que no se conocen entre sí se encuentran en una cabaña donde empiezan a surgir opsis:paulatinamente rencores y nadie parece ser quien dice ser.

Reseña

Película/contenido:

La edición en DVD de “The Hateful Eight” que tenemos entre las manos no es la versión de 187 minutos que vimos antes del estreno oficial en salas dentro de un teatro equipado con el equipo necesario para apreciar la cinta en su formato original de 70mm; pero se encuentra lejos de ser una rareza, ya que sigue la modalidad de la versión que se vio en la inmensa mayoría de los cines, con algunas tomas distintas y casi 20 minutos menos de duración.

Todos estos detalles son sin duda apasionantes para los cinéfilos, y hablan de un gran interés en el aspecto artístico que no es fácil de encontrar en las grandes producciones hollywoodenses de la actualidad. Además, incluso con las reducciones del caso, no deja nunca de maravillar la ominosa banda sonora creada por Ennio Morricone, el compositor favorito del maestro del ‘spaghetti western’ Sergio Leone, quien se llevó de modo merecido el Oscar en la categoría respectiva durante la más reciente entrega de los premios de la Academia.THE 1

Pero eso no quiere decir necesariamente que “Hateful” sea la maravilla que esperábamos. Con todas sus virtudes visuales, sus grandes actuaciones y, por supuesto, su contundente música, el filme se nos hizo demasiado largo y pesado, sobre todo en los momentos finales de su primera parte. En términos narrativos, ésta es probablemente la película más ambiciosa de Quentin Tarantino, así como una en la que la ambigüedad moral de sus personajes es más evidente que nunca; y eso le brinda un interés que no podemos obviar. Pero, para llegar a ello, el cineasta se vale más que nunca de esa clase de diálogos extensos que lo caracterizan, y que en este caso se hacen casi eternos, hasta el punto de que es la obra del fabricante de “Pulp Fiction” a la que le falta más concisión.

Se trata, en realidad, de una cinta que merece al menos una segunda visión, aunque la longitud de la misma haga que la faena se antoje complicada; y es que hay que prestar una atención muy particular al modo en que se desarrolla la dinámica entre unos personajes que son a todas luces muy distintos entre sí, a veces incluso de ideologías opuestas, y que por designio del creador (no Dios, sino Tarantino, aunque algunos a veces los confunden), terminan reunidos en una misma cabaña de la que no pueden alejarse demasiado debido a una feroz tormenta, lo que transforma al mismo lugar en una olla a presión simbólica que se presta para toda clase de posibilidades dramáticas, sobre todo porque muchos de los presentes no terminan siendo lo que dicen ser.

THE 2

De ese modo, hasta el más “respetable” de todos, John Ruth (Kurt Russell), un cazador de recompensas al que le gusta presenciar la muerte de sus capturados con el fin de que se haga justicia, se muestra desde el inicio como un brutal abusador de mujeres al golpear salvajemente a su prisionera del momento, Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh), quien viaja con él a bordo de una carreta para someterse involuntariamente a su ejecución; pero tampoco resulta fácil identificarse con la ocasional víctima, que es sin duda alguna una peligrosa delincuente y trata con particular desprecio a Marquis Warren (Samuel L. Jackson), otro cazador de recompensas que se sube de pronto a la carroza y que, pese a tener que lidiar con el racismo imperante (es un afroamericano), tampoco es precisamente un santo, como se revelará más adelante.

Para ser claros, al igual que “Django Unchained”, este es un ‘western’, aunque ponerle una clasificación así a una producción de Tarantino -destructor por excelencia de los géneros- es siempre complicado; y es un ‘western’ que se desarrolla poco después del final de la Guerra Civil estadounidense, cuando las heridas entre los bandos contrarios todavía no se habían cerrados y podían desatar nuevos ríos de sangre. Claro que, si se puede esperar algo del mismo realizador, es justamente una explosión de violencia, aunque en el presente trabajo ésta se dilata: aparece de modo sorpresivo a partir de la mitad, pero se desata realmente en todo su esplendor (o en toda su inutilidad, según el cristal con que se la mire) en los últimos minutos de metraje, despertando a todos los que se habían quedado dormidos con la lentitud anterior de los trámites.

“Hateful” contiene muchos temas interesantes, e incluye no sólo discusiones sobre la aplicación de las leyes en tiempos violentos y las ya mencionadas diferencias sobre asuntos raciales entre blancos y negros, sino también entre anglosajones y mexicanos, probadas en algún momento a través del misterioso personaje de Bob, puesto en manos de un Demián Bichir que no ganó ningún premio por esto (su actuación no tiene el perfil suficientemente alto para ello, del mismo modo en que su rostro se encuentra cubierto por una espesa barba y su cuerpo tapado por toda clase de ropajes), pero que brinda discretas cuotas de humor y hasta una que otra expresión colorida en español (“¡órale, cabrones!”, grita cuando trata de cerrar la indomable puerta de madera que separa a los moradores de la cabaña del rudo frío exterior).

Como era de esperarse, los personajes de la cinta son todos interesantes y se encuentran muy bien interpretados, lo que se hace especialmente claro en los desempeños de Russell, Jackson y el menos conocido pero estupendo Walton Goggins, quien hace de un sheriff recién designado y particularmente racista que, sin embargo, no termina siendo tan malo como parece, en consonancia con el perverso juego planteado por su escritor; pero, tomando en cuenta los esfuerzos hechos para que esto se muestre en formatos visuales muy específicos, no quedamos demasiado impresionados con la puesta en escena, que posee una fotografía meticulosa pero se desarrolla básicamente en interiores, dando cuenta de una tendencia teatral absolutamente ausente en un prodigio como “Kill Bill”.

THE 3

Material extra:

-Beyond the Eight: A Behind-the-Scenes Look (5 min): No hay que esperar mucho de esta entrega casera en términos de agregados, ya que tanto la versión en DVD como la de Blu-ray se limitan a tener únicamente dos segmentos adicionales, empezando por éste, un brevísimo reportaje con fragmentos de entrevistas que nos deja con la miel en los labios.

-Sam Jackson's Guide to Glorious 70mm (7 min 50 s): Las cosas no mejoran demasiado aquí, debido nuevamente a la brevedad del asunto, pese a que es de lo más interesante conocer detalles sobre el original modo en que se rodó la cinta.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar