Imprimir
Abr
06

Entrevista con Fede Alvarez, director y guionista de EVIL DEAD

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein

evil-dead-set-photo-shiloh-fernandez-fede-alvarez

Hace cuatro años, todos quedamos sorprendidos luego de entrar a YouTube y ver un cortometraje que, en sólo 5 minutos,  presentaba de manera especialmente realista un ataque de robots gigantes a la ciudad de Montevideo. Se llamaba "Ataque de Pánico!" y lucía como si fuera una superproducción hollywoodense.

Pero lo más curioso es que se hizo supuestamente con 300 dólares, en Sudamérica y de modo totalmente independiente, por lo que no llamó únicamente la atención nuestra, sino también la de varios productores de alto vuelo que quedaron igualmente perplejos ante el talento (y, por supuesto, el sentido del ahorro) de su creador, el uruguayo Fede Alvarez, del que nadie parecía saber nada hasta ese momento.

Las cosas han cambiado radicalmente para él desde que uno de estos productores, Sam Raimi, le ofreciera un contrato millonario para tomar a su cargo un proyecto de lo más ambicioso: el 'remake' del título de culto "Evil Dead", estrenado originalmente en 1981. En entrevista con MANGANZON, Alvarez habló sobre el reto de rehacer un clásico semejante, los cambios que hizo en la historia, lo que significó filmar las escenas de "gore" y los amplios antecedentes que tenía como cineasta incluso antes de realizar su famoso corto. [Lee aquí nuestra reseña de la nueva "Evil Dead].

Evil-Dead-PosterFede, ¿sigues viviendo en Montevideo o ya te mudaste a L.A.?

Estoy radicado aquí [Los Angeles] desde hace tres semanas, luego de tres años de ir y venir todo el tiempo. Me mantuve en Montevideo incluso cuando se estaba haciendo la postproducción de la película.

Esta entrevista se hace un día después de un mal partido de selección uruguaya en las eliminatorias, pero me imagino que eso no te importará ahora…

¡Sí me importa! Ni me digas; después del campeonato que jugamos, es una pena que estemos patinando así. No soy fiel seguidor del futbol, como lo son la mayoría de los uruguayos, pero si te fijas, hay un banderín de Peñarol colgado todo el tiempo en el cuarto [de la cabaña de “Evil Dead”].

Según lo que he leído, nunca te sentiste demasiado nervioso ni atemorizado por enfrentarte al ‘remake’ de una película tan adorada.

No, porque soy muy fanático de la original y pasé más tiempo siendo parte de la audiencia que haciendo películas. Entonces, al sentirme más parte del grupo de fans, me sentí cómodo, porque sabía que si hacía la película de este modo, iba a gustar. Finalmente me daban la chance de hacer una película; me quejé tanto de los ‘remakes’ del pasado que estaba convencido de que la iba a hacer de una manera que a los fanáticos les iba a gustar, porque soy el más fanático y el más crítico de todos. Además,  lo peor que puedes hacer cuando haces una película como ésta es asustarte, porque lo único que lograrás es hacerla mal.

Oficialmente, esto forma parte de la franquicia de “Evil Dead”, lo que da una legitimidad inusual.

Los ‘remakes’ de “Pesadilla” y de “Viernes 13” fueron hechos por estudios que tenían la propiedad, y los creadores originales no tuvieron nada que ver. En este caso es diferente, porque esta película surge directamente de los creadores, que la produjeron y la financiaron. Salió de Sam [Raimi], Bruce [Campbell] y [el productor Robert[ Rapper [en la foto de abajo con Alvarez y Sayagués].

evil-dead-set-photo-fede-alvarez-cabin

¿Fue realmente “Ataque de Pánico!” lo que desató todo esto para ti? Porque no fue tu primer corto…

Hice muchas cosas en el pasado, pero lo que realmente hizo la diferencia fue “Ataque de pánico”, porque es el corto que vieron acá y que se volvió un ‘hit’ de la noche a la mañana en Los Angeles. Fue por él que llegué a esta ciudad y que conocí a mucha gente, y si terminé trabajando con Sam es porque soy un gran fanático suyo.

¿Y de verdad costó 300 dólares, o es un mito?

Es verdad. Vengo filmando cosas desde que tengo 7 años; empecé con cortos de ‘stop-motion’, y a los 14 o 15 ya tenía una saga de superhéroes filmada con mis amigos, de la que hicimos tres partes. Siempre estuve aprendiendo mucha técnica, y eso permitió que, al llegar a “Ataque de pánico”, pudiera encargarme de la mayoría de las cosas. Si mirás bien el corto, la mayor parte del tiempo estamos mirando edificios y el cielo, o sea que no se ve mucho; éramos un amigo y yo manejando un auto por las calles de Montevideo, filmando edificios. Lo cierto es que no hubo otro costo que los 25 extras que llevamos en un colectivo; a la mitad les compramos sándwiches, y la mayoría eran nuestros amigos. A ese punto, yo tenía ya el conocimiento técnico suficiente como para poder hacer la post-producción por mi cuenta. Todos los efectos especiales y todos los robots fueron hechos por un amigo y yo.

Los que sólo han oído lo de “Ataque!” piensan que llegaste a “Evil Dead” sin haber hecho nada con diálogos ni personajes.

No sólo he hecho cortos; desde que salí de la universidad, donde estudié Comunicaciones, fui contratado por una compañía de publicidad, allá por el 2003 o el 2004, y viví como director de publicidad hasta el día que terminé “Ataque de Pánico!”.

En concordancia con ciertas usanzas del género, tu “Evil Dead” no tiene a personajes demasiado desarrollados, pero la  protagonista, Mia, exhibe siempre emociones muy fuertes, lo que no debió ser fácil de plasmar en la pantalla.

Nunca es fácil escribir un guión, pero escribí todos mis cortos en el pasado con el mismo Rodo Sayagués, que es mi co-guionista y mi amigo desde que teníamos 12 años. Los dos hicimos un master de guión en el 2004; nos mudamos por un año a Amsterdam,  donde lo único que nos dedicamos a hacer fue escribir y estudiar guión. Estábamos preparados para el reto cuando éste se dio. No tuvimos que aprender desde cero. Teníamos incluso credenciales académicas, aunque nunca es fácil escribir una película, sin importar todo lo que hayas estudiado.

Mia_Evil_Dead¿Crees que hay ahora un interés en el talento latino para la realización de esta clase de películas en los Estados Unidos?

No sé; pero es verdad que hay más gente latina que está haciendo terror. De hecho, conozco a Andy Muschietti,el director de “Mama”, y hay sin duda un asunto generacional, como pasa con “[REC]” en España; pero estas cosas son difíciles de descifrar. Sin embargo, creo que el cine que se hace fuera de Hollywood siempre se ha caracterizado por hacer historias más costumbristas, más independientes, y desde hace más o menos una década, ese cine empezó a interesarse en los títulos de género y hacer cosas más hollywoodenses. Me parece que es algo que se da en varias latitudes, no sólo la de los latinos, y que tiene que ver con que ahora la tecnología está al alcance de todo el mundo.

Como esto es un ‘remake’ de “Evil Dead”, es obvio que la primera referencia para ti fue Sam Raimi; ¿pero qué más?

Antes hice un corto de terror y una serie de superhéroes; siempre me gustaron los ‘thrillers’ y las cosas que dan miedo. Hasta los dramas que hice eran un poco ‘creepy’. En cuanto a directores, son un montón, empezando por Terry Gilliam; [Steven] Spielberg; y [Francis Ford] Coppola, cuya versión de “Dracula” fue una gran inspiración para esta película, sobre todo por el empleo de técnica viejas.

No hubo nada de ‘gore’ en “Ataque!”, mientras que esta “Evil Dead” empleó una cantidad impresionante de sangre artificial… ¿fue entonces lo primero que hiciste con esta escuela?

Te recomiendo un corto que hice en el 2005, “El cojunudo”. Tiene bastante ‘gore’ en algunos momentos y está en YouTube.

Pero ahora tuviste mucha más sangre a tu disposición…

Fue muy divertido, muy divertido [risas]. El ‘gore’ es siempre muy divertido de filmar y te da muchas posibilidades creativas, además de la chance de impactar a la audiencia de maneras únicas.

Hay quienes creen que hacer esta clase de películas es algo enfermizo.

Yo no puedo mirar ninguno de esos dramas de hospital;  series como “E.R”., “Chicago Hope”, “House” y “Sentinel”. Me impacta demasiado todo lo que tiene que ver con medicina, cuando hay una mesa de operaciones. Tiene que ver con los gustos.

ED3

Hablando de cuestiones realistas, en “Evil Dead” parece haber un paralelo directo entre ‘el demonio de las drogas’ y los ‘demonios de verdad’ debido a la adicción de la protagonista.

Sin duda que sí. Todo surgió de una entrevista que vimos en la tele con Rodolfo donde una señora estaba hablando de su hijo que era un adicto al ‘crack’ y del miedo que le tenía, porque cuando estaba drogado, el tipo se metía a la casa a robar cosas; lo comparaba con un monstruo. Había ahí un paralelo claro entre las películas de posesión y las historias de esta clase. Queríamos tener un drama más relevante que lo sobrenatural, pero que se relacionara a la vez con el mismo tema.

No metiste escenas de sexo, como tampoco las hay en la original.

Uno tiene que intentar contar la mejor historia que pueda, sin forzar las cosas. Eso no hubiera sido muy relevante, y no queríamos simplemente emplearlo para que estuviera ahí, como ocurre en muchas otras películas.

Se ha anunciado ya que habrá una “Evil Dead 2” y una “Army of Darkness 2”. ¿Qué hay con eso?

Queremos hacer las dos películas y de una manera en que no se pisen, para que puedan convivir en armonía y que el día de mañana se puedan unir probablemente en una misma historia.

¿Vas a dirigir “Evil Dead 2”?

Vamos a ver; todavía no se sabe. Por el momento, estoy atado sólo como guionista, pero depende a dónde vaya el guión.