Imprimir
Dic
27

Entrevista con Rodrigo Prieto, director de fotografía de THE WOLF OF WALL STREET

Escrito por Sergio Burstein

Rodrigo Prieto 3

Antes de ser invitado a este proyecto, ya había trabajado con muchos grandes del cine. Y es que, además de haber sido nominado a un Oscar por su labor en la "Brokeback Mountain" de Ang Lee, dejó su semilla plantada en títulos tan emblemáticos como "Argo" (Ben Affleck), "Los abrazos rotos" (Pedro Almodóvar) y "Amores Perros" (Alejandro González Iñárritu), además de varios filmes dirigidos por Oliver Stone.

Pero, de todos modos, para Rodrigo Prieto, haber hecho lo suyo en una cinta de Martin Scorsese representa un nuevo triunfo dentro de una carrera que lo ha convertido en el director de fotografía latino más exitoso en el cine de calidad de alcance mundial y, sin duda, en uno de los mexicanos con mayor reconocimiento dentro de la industria hollywoodense, pese a que no es un actor ni un realizador.

No va a afectar su reputación el hecho de que, en desmedro del escándalo que parece haber causado entre algunos de los miembros más viejos y más conservadores de la Academia debido a sus escenas explícitas de drogas y de sexo, "The Wolf of Wall Street" -ahora en cartelera- está siendo catalogada por muchos analistas como una de las mejores películas del año que termina.

Wolf 1

En una reciente entrevista -que transcribimos a continuación-, Prieto nos habló de su trabajo con Scorsese, Leonardo DiCaprio y Jonah Hill; del modo en que se enfrentó a la construcción de algunas de las imágenes más atrevidas del filme; y del mensaje de una historia que puede prestarse fácilmente a la polémica, por más divertida que resulte sobre la pantalla.

Rodrigo, haber participado en esta película debe haber sido una experiencia de lo más entretenida, ¿verdad?


Como todo rodaje, hubo problemas que resolver, pero en general, todo fue muy divertido. El ambiente en el set era muy agradable, con DiCaprio y Jonah Hill improvisando; había que dar esa sensación de libertad para que ellos lo lograran, y Scorsese también la pasó bien.

Tu carrera incluye ya una lista de directores realmente impresionante.

La verdad es que, cuando estudiaba cine en la Ciudad de México, jamás me lo hubiera imaginado. Ha sido increíble compartir ideas con todas estas personas, y ser testigo del talento de directores tan impresionantes y con ideas tan fuertes.

Rodrigo Prieto 2

"The Wolf" es una comedia, es decir, algo que no se esperaba realmente en el caso de Scorsese, y tú mismo, aparte de "We Bought a Zoo", has participado siempre en cintas dramáticas. ¿Tuviste que adaptar tus bases como director de fotografía para este género?

Curiosamente, cuando empecé a preparar el proyecto, no tenía idea de que iba a ser una comedia. De hecho, muchos de los actores se sorprendieron, y ni siquiera Scorsese me dijo que iba a ir por ese lado. Al leer el guión, no tenías esa impresión; se notaba que había cierta ligereza en todo lo que estaban haciendo estos personajes, pero mucho de lo que quedó salió durante las improvisaciones, en el momento. Scorsese y DiCaprio sí tenían la intención de hacer una comedia negra, pero yo no lo sabía, por lo que diseñé la fotografía como para un drama y la dejé así.

El verdadero reto fue rodar varias escenas con dos o tres cámaras para permitir a los actores jugar y no preocuparse por la continuidad, no tener que repetir su actuación con un ángulo nuevo; eso es complicado para la iluminación, pero bueno, uno tiene que adaptarse siempre no sólo a los estilos de directores distintos, sino también de historias distintas.

Otra cosa curiosa es que la película que Scorse me mencionó cuando nos conocimos fue "Lust, Caution", que hice con Ang Lee, y cuyo único paralelo con ésta podría encontrarse en las escenas sexuales, aunque fueron tratadas de una manera radicalmente distinta. Parece entonces que Scorsese no me estaba llamando para que reprodujera un estilo particular que yo ya había hecho en el pasado, sino porque le gustó lo que hacía en general.

Rodrigo Prieto 3 2

Hablando de escenas sexuales, en "The Wolf" hay muchas, incluyendo una insólita en la que el personaje de DiCaprio inhala cocaína del trasero de una mujer.

Esa escena no estaba en el guión; de pronto, empecé a escuchar que hablaban de ella, y pensé que era broma, pero vi que se armaba un pequeño set y que había que rodarla. De todos modos, creo que funciona muy bien para establecer el tono de la película desde el inicio, porque de otro modo, parecería que se trata simplemente de una historia sobre Wall Street, pero con esto, se establece el extremo al que está dispuesto a llegar el director para mostrar el desborde de sexualidad, paranoia y drogas que es uno de los temas principales de la película.

Debe haber sido muy raro armar esa toma...

Scorsese me la explicó, y para encuadrar, necesitábamos que alguien se colocara en el lugar. Normalmente, lo llamamos "doble de luces", cuando es para una cara; pero aquí, lo que había que iluminar era un trasero. Resultó un poco penoso tener que hacerlo con la misma chica, pero en fin, todos somos profesionales, o sea que lo resolvimos. Hubo varias escenas como ésas, en las que yo no podía creer que estábamos filmando lo que estábamos filmando. Te juro que pensé varias veces que estaban bromeando [risas], pero ahí están.

No podemos olvidar, claro, la escena en la que DiCaprio y Hill se meten quaaludes supuestamente expirados y terminan teniendo una pelea en la que se arrastran por el suelo. Y todo esto empieza con DiCaprio rodando por la escalera de un hotel, un momento en el que, me imagino, se emplearon dobles.

Solamente cuando rueda por las escaleras; todo lo demás fue hecho por Leonardo. Se trató de una actuación muy física y muy agotadora; de hecho, se lastimó un poco el cuello, de manera muscular, por el esfuerzo que tuvo que hacer en esa parte, toma tras toma. Su trabajo en general fue impresionante, pero en esa escena, nos hizo reír a todos. De hecho, hubo momentos en los que escuché a Scorsese riéndose frente a los monitores, mientras yo estaba con la cámara encima, y en los que me preguntaba: "¿Cómo van a hacer para limpiar el sonido? ¡Se escucha claramente que se está riendo el director!" [risas]

Wolf 2

¿Es la primera vez que Scorsese le dejó tantas posibilidades de improvisación a sus actores? Porque se trata aparentemente de un estilo más propio de las comedias modernas...

Sí, lo ha hecho antes; no siempre, pero noto ahora una frescura en algunos diálogos de "Raging Bull", que es mi película favorita de todos los tiempos. La editora [de "The Wolf"] me comentó que lo había practicado en otros proyectos. El trabaja muy de cerca con los actores, o al menos, ésa fue mi experiencia en este caso. Con DiCaprio en particular fue algo especial; eran aliados en todo sentido.

Has hecho muchas películas cargadas de crítica social, pero "The Wolf" podría ser vista por algunas personas como un producto inmoral. ¿Te preocupa esa posibilidad?

Nunca sabes cómo el público tomará las películas que estás haciendo; pero lo que interesante es que la persona real en la que está basada esto, Jordan Belfort, se inspiró en Gordon Gekko, que es un personaje ficticio creado por Oliver Stone para "Wall Street", y que de ahí vinieron un libro y una película, con lo que se completa el círculo. De lo que sí estoy seguro es que habrá gente que, al ver a estos personajes en la locura y en esta cosa degenerada, querrá emularlos; pero Scorsese retrata las situaciones como son, sin juicios [de valor]. No está queriendo mostrar que son malos o buenos; la pregunta es la misma que se hace el agente del FBI: ¿Quiero ser como ellos o prefiero esta vida que me obliga a andar en el metro? Cuestiona también lo que es la ambición natural del ser humano y los excesos de los que somos capaces.

Ya me dijiste que la pasaron muy bien durante el rodaje, pero me imagino que lo hicieron sin ayuda de sustancias raras.

Claro; la diversión era de otra índole, cien por ciento creativa. Hay que estar muy sobrios para poder trabajar en algo como esto.

WWS posterScorsese no ha ocultado nunca el hecho de que consumió drogas durante su juventud; ¿asesoró entonces las escenas de manera directa?

Supongo que empleó sus experiencias de alguna manera; no creo que haya usado quaaludes [en el pasado], pero sé que pasó por etapas de intensidad en ese sentido. Hay una escena en la que el personaje [de DiCaprio] encuentra cocaína escondida en el cajón de la cocina, y eso vino de Scorsese, sí, porque un adicto esconde la droga en cualquier lugar que le brinde fácil acceso. Claro que, en determinado momento, él tuvo un susto muy fuerte y se tuvo que salir de todo eso.

Los Globos de Oro no tienen nominaciones a la cinematografía, pero ahora le toca el turno a los Oscar. ¿Qué esperas de ellos?

No tengo idea ni tengo expectativas. El premio más grande es haber participado en esta película y haber conocido a todas estas personas. Si hay un reconocimiento después, se agradecerá, claro.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar