Imprimir
Feb
21

Entrevista con Damián Szifrón, director de RELATOS SALVAJES (WILD TALES)

Escrito por Sergio Burstein

Damian Szifron entrevista 1

Pese a que tenía ya bajo el brazo otros dos largometrajes, “El fondo del mar” (2003) y “Tiempo de valientes” (2005), así como diversas producciones televisivas, no cabe duda de que su mejor momento es el actual, gracias a su trabajo como realizador y escritor de “Relatos salvajes”, una película que se acaba de estrenar en Estados Unidos y que, además de haberle dado la preciada Palma de Oro del Festival de Cannes, ha llamado la atención allí donde se ha podido ver, pese a ser un trabajo que se desarrolla totalmente en Argentina y cuyos diálogos son naturalmente en español.

A sus 39 años de edad, Damián Szifrón posee una experiencia generosa en el medio, aunque, a nivel internacional, lo que ha logrado ahora es toda una revelación, debido a la creatividad y el manejo de las imágenes de una cinta cuyos méritos no han pasado desapercibidos para la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, que la ha nominado dentro de la categoría de Mejor Película Extranjera. Y aunque no se trata precisamente de la candidata favorita para la justa de mañana, su simple presencia es digna de celebración para el no siempre favorecido cine latinoamericano.

“Relatos” está dividida en seis episodios con personajes distintos que reaccionan de manera extrema a diversas situaciones de estrés y de abuso, y pese a su temática, es una obra profundamente entretenida y cargada de humor negro; pero eso no ha impedido que su creador se haya visto sometido a una serie de controversias que no podíamos dejar de tocar en la entrevista que nos concedió recientemente durante una visita a Los Angeles, y que transcribimos a continuación.

Relatos salvajes entrevista 1

Damián, “Relatos salvajes” te ha dado un éxito considerable. ¿Sigues viviendo en Buenos Aires?

Sí. Este proyecto me abrió una cantidad enorme de puertas y es posible que mi próximo trabajo sea una película norteamericana, en inglés, porque siempre me gustó el cine de aquí; digamos que es una evolución natural, aunque no salgo todavía de mi asombro. De todos modos, no tengo ningún plan inmediato para mudarme a Los Ángeles, porque tengo dos hijas que van a empezar a ir a la escuela -bueno, una de ellas es una bebé-, aunque sí me interesa establecer vínculos de trabajo con este país.

Sé que en Argentina esta película ha despertado mucha polémica, incluyendo algo que leí recientemente sobre unas declaraciones tuyas tras la nominación que, según algunos, probaban que esto no te parecía tan relevante.

Para nada, eso es una estupidez total; pienso que esta nominación es muy importante. Lo que sí dije es que me parecía que lo más importante es el vínculo que una película establece con la audiencia, porque hay unas que han ganado el Oscar y que no se recuerdan tanto como clásicos, mientras que hay otras que no lo ganaron y que se han convertido en iconos de la cinematografía. Pero dentro del mundo de la gente dedicada al cine, éste es un reconocimiento fundamental que viene de la mano de la industria que produjo películas que para mí son las mejores de la Historia.

“Relatos salvajes” se ha estrenado en Estados Unidos dos días antes del Oscar; no sé si se planeó de ese modo.

Tenemos un gran distribuidor, Sony Pictures Classics, lleno de grandes personas, que fijaron la fecha mucho antes de las nominaciones; no sé si estaban convencidos de que la película iba a ser nominada, pero es evidente que les gustaba mucho, porque la compraron incluso antes de que se exhibiera en Cannes.

Damian Szifron entrevista 2

Volviendo por un momento a la polémica, leí que un político te hizo una demanda.

Veo que estás interesado en la polémica, ¿no? Bueno, el contexto fue un programa de televisión muy popular en el que hablé de cómo es para mí el funcionamiento de una sociedad injusta y el modo en que se encuentra diseñada; no es una casualidad, porque hay gente que se aprovecha de la injusticia. Algunos tomaron lo que dije como si fuera una incitación a la violencia colectiva, sobre todo quienes me hicieron una demanda por eso mismo, cuando se trataba de algo que jamás me había pasado por la cabeza. Claro que la película tiene cierto carácter anárquico y subversivo, porque le echa una mirada crítica a la sociedad en la que vivimos, con personajes que no son muy conscientes de la existencia de un sistema que los oprime pero padecen las consecuencias de éste. Habla sobre la falta de libertad en el mundo cotidiano de hoy y sobre el placer de reaccionar en contra del abuso de poder y de autoridad. Esto es algo que ha sido celebrado en diferentes lugares como un elemento distintivo de la película, a diferencia de ese político que me acusó de algo que no tenía ni pies ni cabeza y que no tuvo ninguna evolución, porque su denuncia ni siquiera fue considerada.

En un episodio de la cinta, “Bombita”, hay de hecho una explosión que es provocada por uno de los personajes con ánimos de revancha; con toda la sensibilidad que hay ahora por el tema del terrorismo, ¿crees que algunos puedan tomarlo a mal?

Vengo viendo la película en diferentes lados del mundo y nadie se ha disgustado. Una película es evidentemente entendida como una metáfora, no como una receta para que el espectador reproduzca lo que ve en ella en su casa; se trata de una expresión artística. Lo que pueda haber ocurrido recientemente con hechos violentos en otras partes del mundo no tiene nada que ver con la intención de mi película.

¿Y cuál es esa intención?

Como guionista y como director, puedo hacer algo con la frustración y el enojo que me producen ciertas situaciones cotidianas o ciertas relaciones entre las personas que me resultan dañinas. Cuando la gente vive una situación dramática, se deprime y se estresa; yo puedo utilizar eso como combustible para la ficción, y a partir de esos pequeños enojos construir historias. Creo que eso es lo que hace en general un guionista o lo que pasa en cualquier tipo de disciplina artística; convertís la negatividad del entorno en un dispositivo que es posible comunicar y que te permite transformar esa energía. La película celebra la ficción en cada uno de sus planos, y desde el lado del espectador, se disfruta mucho más como si fuera parte de esas viejas y queridas series al estilo de “Alfred Hitchcock Presents”, “Twilight Zone” y “Amazing Stories” que como una radiografía de la sociedad contemporánea. Transitamos por ella con mucho humor, con ánimo festivo.

Relatos salvajes entrevista 3

En el plano formal, sorprende mucho que te hayas animado a hacer una película tan ambiciosa, con seis episodios tan distintos y una forma de filmar tan espectacular.

Conté con productores muy inteligentes que entendieron perfectamente la película que estaba tratando de hacer, y la verdad es que me apoyaron para que trabajara a mi mejor nivel.

Estás hablando de los Almodóvar…

Sí, pero también de los que trabajaron por parte de Argentina, Hugo Sigman y Matías Mosteirín.
Tengo entendido que la puesta en escena es completamente tuya, pese a la participación de alguien como Pedro Almodóvar, que tiene un estilo visual tan reconocible.
Pedro es un director que valora mucho la libertad a la hora de la creación, y creo que cuando produce genera mucho espacio para el director que sea. Leyó el guión, le encantó y me dijo que no cambiara ni una coma, porque le parecía fantástico. “Vos sabés mejor que nadie cómo filmar esto y cómo obtener lo mejor”, me dijo. Cuando la película lo necesitó físicamente para presentarla en el Festival de Cannes, en Francia, y cuando se estrenó en España, en el Festival de San Sebastián, hizo muchísima prensa y fue el primero en línea.

Damian Szifron entrevista 3

El episodio “El más fuerte” tiene marcadas influencias de Spielberg por el lado de “Duel”, pero no sé qué otros cineastas te marcaron al momento de hacer la cinta entera.

Tengo influencias diversas, pero al imaginar el aspecto visual de la película, encontré más referencias en medios que no eran el cine, como por ejemplo el circo, donde hay distintos segmentos que valen por distintas razones. Cuando entra el hombre a la jaula de los leones, lo que está en juego es el coraje del domador de fieras. Luego, en otro segmento, está en juego el equilibrio, cuando aparece el malabarista; después aparece el mago y lo que se da es el suspenso. También pensé en un concierto de rock, con diferentes temas, o en un álbum de jazz, donde tienes distintas composiciones; una puede durar 7 minutos, otra 25, y aunque todo está creado con los mismos instrumentos, existen diferencias, como si se tratara de estrellas de la misma constelación.

Eres judío, y ahora mismo hay mucha turbulencia en tu país con el tema del fiscal supuestamente asesinado. Pese a todos los problemas, parece que el nivel cultural se mantiene; el cine que ustedes hacen es el mejor de Sudamérica.

Es una sociedad compleja, como creo que lo son todas; lo que acaba de pasar es terrible y no opinaré hasta tener más información, pero sí, todo el país está muy conmovido y yo también. El cine por su naturaleza tiene carácter universal y no tiene tanto sentido circunscribirlo a su país de origen, porque las artes poseen influencias de todo el mundo; lo que haces allí está determinado por lo que amas, que puede tener cualquier nacionalidad, y como estamos conectados por cosas como el ADN, reaccionamos de manera similar ante miedos, deseos, frustaciones y sueños. Esa es la razón por que la que es posible disfrutar de esta película venga de donde vengas y estés en el país que estés.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar