Imprimir
Oct
04

Entrevista con Benicio del Toro, protagonista de SICARIO

Escrito por Sergio Burstein

Benicio del Toro Sicario 1

Las dos últimas veces que lo hemos visto en la pantalla grande, Benicio del Toro ha estado metido de cabeza en el mundo del narcotráfico. La primera, hace unos tres meses, lo encontró encarnando al mismísimo ‘patrón del mal’ en “Escobar: Paradise Lost”, y la segunda llega gracias a “Sicario”, una cinta de Denis Villeneuve (“Prisoners”, “Enemy”) que lo mete en la piel de Alejandro, un enigmático pistolero sumado a una peligrosa misión contra el narcotráfico mexicano que tiene también entre sus filas a la agente del FBI Kate Macer (Emily Blunt).

“Sicario” ha sido lanzada de manera progresiva en Estados Unidos, primero en Los Angeles y Nueva York y, desde este fin de semana, en exhibición general, por lo que éste parece ser el momento adecuado para presentarles la conversación que sostuvimos con Del Toro, quien ha llamado mucho la atención por su participación en el filme, hasta el punto de que varias voces importantes aseguran no sólo que lo que ha logrado aquí se acerca al imponente rol de Javier Bardem en “No Country for Old Men”, sino que su nombre figurará en las ceremonias de premios al mundo del cine que se inician en los próximos meses.

En una entrevista anterior, otorgada debido a la citada “Escobar”, el puertorriqueño que se mudó a los 12 años de edad a Pensilvania y que sido parte de títulos tan aclamados como “Traffic”, “The Usual Suspects” y “Che” nos aseguró que apoyaba la legalización de las drogas, pero con restricciones, porque no estaba seguro de que algo como el ‘crack’ pudiera conseguirse simplemente “yendo a la farmacia”; y en las líneas que siguen, además de hablar de Alejandro, de su trabajo con Villeneuve y de su próxima intervención en el universo de “Star Wars”, reafirma su descontento con el modo en que se viene manejando la guerra contra las drogas, aunque muestra también su esperanza ante una posible solución.

Benicio del Toro Sicario 2

Benicio, los comentarios sobre tu interpretación en “Sicario” están siendo extremadamente positivos, y me imagino que eso será satisfactorio para ti.

Si, definitivamente, pero no tengo idea de lo que significa; me han dicho que la gente esta contenta con el personaje, y hay que darle las gracias a [el guionista] Taylor Sheridan por haber creado a un personaje que cualquier actor hubiera querido interpretar.

El tuyo es un personaje cargado de misterio, y en ese sentido, me imagino que no quieres dar muchos detalles sobre él.

No quiero decir mucho, no solamente por el personaje, sino por la película entera, porque es un thriller, y los thrillers necesitan la ayuda del misterio; eso quiere decir que tampoco se debe revelar mucho de la historia.

Pero lo curioso es que el reciente anuncio de que se va a hacer una secuela centrada en el mismo personaje ha hecho que muchos pongan el grito en el cielo, supuestamente porque revela que Alejandro no muere en la ‘primera parte’.

No sé nada de eso; me enteré igual que tú, por Internet, mientras regresaba en un avión de Londres. Oye, pero el actor vive del trabajo, y si hay posibilidad de trabajo, pues estaré dispuesto a ver si vale la pena o no, porque no es necesariamente una cosa mala [que haya una secuela].

En “Escobar” hiciste ya de un ‘capo’ de la droga, pero esa cinta era mucho más ‘light’ que “Sicario”. De todos modos, tu Alejandro hace cosas terribles, pero se puede decir que tiene razones para actuar de ese modo.

Nosotros entendemos su causa, entendemos ese dolor que lo lleva a esta aventura. Estamos un poco del lado de él, pero eventualmente, cuando lo vemos hacer sus acciones, nos repulsa de algún modo.

Benicio del Toro Sicario 3

Sin dar detalles del personaje, podríamos quizás decir que representa de un modo u otro el tono general de la guerra de las drogas, donde no hay nunca ganadores, ¿verdad?

Tal vez representa a aquellos que han sido tocados por la guerra de las drogas, que en México es un problema que está desbordado. Creo que él representa a esos que han sido tocados afectados por este problema. Yo sé que ha habido muchos que han dado la vida, ya sean policías norteamericanos o mexicanos, en una guerra que lleva treinta años y que no se mueve nada, porque nada ha cambiado; las acciones ya son pelear fuego con fuego, y es un fuego que no se sabe cómo parar. Estamos en el ‘ojo por ojo’, y yo pienso que así se queda el mundo ciego. Pero de todos modo se entiende ese acto desesperado del personaje.

Hace 15 años hiciste “Traffic”, donde interpretabas a un policía mexicano honesto en medio de esta misma guerra, y ahora llegas a “Sicario”; no es habitual que un actor pueda participar en el reflejo cinematográfico del mismo tema con el paso de los años.

Exacto. Pongamos un ejemplo, el de las películas de gánsters de los años ’30, como la de James Cagney con “Public Enemy”, o la de Paul Muny que se llamaba “Scarface”, que tomaban su inspiración de los hechos de la Prohibición, que duró entre cinco y diez años. Como el problema actual ha durado mucho más tiempo, se han hecho muchas más películas sobre él; y da la casualidad de que yo soy actor en esta época. Si hubiera sido un actor en los ‘30s, quizás hubiera hecho películas de gánsters por poco tiempo, porque el fenómeno fue más breve. Lo que pasa es que el cine suele interesarse en los temas que son relevantes para el momento.

¿Compartes la sensación de absoluta desesperanza sobre el problema de la guerra contra las drogas en México que se plantea en “Sicario”? ¿O crees que las cosas se pueden arreglar?

Lo veo difícil, pero soy optimista; pienso que se puede mejorar. Creo que Colombia tuvo un momento muy oscuro, como el que está pasando México en los últimos años, pero por allá ha mejorado un poco la situación. Hay una carta que escribió Rubén Blades sobre lo que pasó en Guerrero con los 43 estudiantes desaparecidos, y esa carta dice que esto se ha convertido en algo que no es un problema sólo de México, sino de todos, del ciudadano de todas partes, porque el gobierno de allá ha demostrado que no puede combatir el problema a solas; entonces, ya es un problema de todos. Es un texto que todos deberían leer.

¿Lo que viene entonces para ti es “Star Wars: Episode VIII”?

Sí; siempre estoy investigando y haciendo cosas por mi lado, pero lo que voy a hacer como actor y en lo que me verás debe ser eso.

Sé que no puedes hablar mucho de esa película, en la que supuestamente harás de villano; pero por más malo que seas allí, no alcanzará obviamente el nivel de realismo de “Sicario”, que se siente así porque se inspira en algo auténtico y muy cercano. ¿Te sientes tú diferente cuando interpretas a personajes tan distintos, o como actor logras que todos los mundos en que te metes posean la misma veracidad?

No, no; cuando haces algo real, hay unos parámetros de los que nos te puedes salir, mientras que los personajes de ciencia-ficción te permiten darle rienda suelta a la imaginación. Pero eso no significa que un tipo de personaje sea más fácil que el otro. De todos modos, en “Star Wars” vamos a usar la imaginación y atrevernos a hacer cosas que no dependan necesariamente del sentido común.

Benicio del Toro Sicario 4

Pero sí estarás en el lado oscuro, ¿verdad?

Bueno, no está claro; ya tú sabes. Vamos a ver.

Hablando del lado oscuro, Villeneuve es un gran director y, en este caso, plantea una puesta en escena impresionante. Por las películas suyas que hemos visto, parece un tipo muy intenso; ¿cómo es su trabajo en el set?

gtgEs muy gran director, con mucho entusiasmo. Tiene una sensibilidad particular para lograr que todos sus personajes sean interesantes y aporten algo. En el caso de Silvio, por ejemplo, éste le agrega mucho a la película, porque la necesidad de sobrevivir lo obliga a trabajar con los narcotraficantes, aunque es esencialmente una persona buena. Eso le da corazón al asunto.

Alejandro es llamado ‘Medellín’ por quienes lo reconocen, pero no estoy seguro de que el acento que le pusiste sea colombiano.

Hice un acento más bien neutro, pero sí, él viene de Colombia. Cuando el personaje de Emily le pregunta de dónde vine, él responde que va donde lo manden; y de hecho, lleva muchos años en México.

¿Te dará este papel tu segundo Oscar?

Bueno.. es un temprano para eso, ¿no crees? Esas cosas hay que tomarlas un poquito con guantes de seda, porque no puedes creerte todo lo que dicen.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar