Imprimir
Feb
18

Entrevista con Gore Verbinski, director de A CURE FOR WELLNESS

Escrito por Sergio Burstein

Verbinski 1

A Cure for Wellness”, que se estrenó esta semana en Estados Unidos y que ya reseñamos por aquí, le permite a Gore Verbinski regresar de manera contundente a un género de terror que no había tocado desde su temprana adaptación de “The Ring” (2002), porque después de eso, decidió meterse de lleno en la saga ultracomercial de “Pirates of The Caribbean”, encargándose de sus tres primeras entregas.

Tras alejarse de esa empresa y dejarla en manos de otros, Verbinski prosiguió con una carrera que nos ha ofrecido a veces grandes decepciones, como “The Lone Ranger” (2013) -una cinta que fue masivamente cuestionada, aunque no faltaron los que consideraron que había sido “incomprendida”-, pero también grandes sorpresas, como la fabulosa y extravagante aventura animada de “Rango” (2011). Sin embargo, quienes vieron lo que era capaz de hacer en los terrenos del miedo reclamaban su retorno a las aulas.

En “A Cure for Wellness”, el cineasta originario de Oak Ridge, Tennessee, recurre a Dane DeHann (“Chronicle”, “The Amazing Spider-Man 2”) para elaborar una historia situada en un misterioso centro de salud en los alpes suizos que cuestiona tanto las promesas de curación ofrecidas por muchas compañías como la codicia que maneja las vidas de los ejecutivos de Wall Street. Y aunque las críticas han sido impresionantemente diversas (hay unas realmente hostiles y otras que califican prácticamente esto de obra maestra), nadie puede poner en duda las ambiciones fílmicas y el enorme talento visual del realizador, con quien tuvimos la oportunidad de hablar para ofrecerles la transcripción que viene a continuación.

a cure for wellness 3

Gore, el guión de esta película viene firmado por Justin Haythe, pero sé que la idea original fue tuya. ¿Cómo se te ocurrió?

Me gustaba la idea de usar un lugar tranquilo, de purificación, para corromperlo y contaminarlo; ese fue el concepto original, pero dándole un tratamiento que fuera a la vez contemporáneo y gótico, porque se trata de un espacio al que acude gente de nuestro tiempo, pero en el que está prohibido el uso de celulares y computadoras. Creo que estamos viviendo en un mundo cada vez más irracional, y existe también esa idea de la absolución, de que no eres responsable de lo que haces porque no estás bien; está claro que hay una enfermedad, ¿pero qué pasa si la cura es peor que la enfermedad?

El hecho de que esta cinta marca tu regreso al terror no ha pasado desapercibido.

Una película es realmente escalofriante cuando toca problemas y sentimientos actuales, porque se queda contigo; y eso es lo que queríamos lograr aquí. Ves cómo [el protagonista] Lockhart entra a este lugar y termina convirtiéndose en un paciente, pero en realidad tú como espectador eres el paciente. Usamos los sonidos y las imágenes para conducir algo semejante a un experimento psicológico, y eso es lo que más me gusta del género, porque te permite compartir tus pesadillas personales.

Pese a que esta no es estrictamente una superproducción, se ve como algo muy grande, con una puesta en escena particularmente ambiciosa.

No nos basamos en algo relacionado a un parque de atracciones, ni en un libro, ni en una historia de superhéroes, y no teníamos el presupuesto que manejas en una propiedad de esa clase, pero nos movimos mucho. Filmamos durante 11 días en un castillo, nos fuimos a un hospital que estaba abandonado por casi un mes y pasamos después a rodar en una piscina ubicada en otra parte de Alemania. Lo que se ve da la impresión de suceder en un solo lugar, pero se hizo en realidad con fragmentos de sitios distintos, como un mosaico.

a cure for wellness 1

Parece que usaste locaciones reales y no escenografías.

Es mejor hacerlo así que cuando estás fingiendo; las cosas que pasan pueden ser inusuales, pero deben ser correctas fotográficamente y mantener una lógica de continuidad. Cuando manejas esa honestidad, una vez que la historia empieza a volverse rara, logras que resulte más perturbadora.

La película parece tener muchas influencias de género, como las alusiones que encontramos a “The Shining”, “Marathon Man” y “Shock Corridor”. ¿Fueron intencionales?

Si quieres representar a una jirafa con cabeza de lagarto, tiene que haber visto una. Yo crecí con esas películas que mencionas, estudiándolas, aprendiendo el lenguaje que manejaban y sintiéndome aterrorizado por ellas. Lo que más me impresionó es que tienen ese sentido de que va a pasar inevitablemente algo malo, a través de la composición de las tomas y del trabajo del sonido. En este caso, tratamos de crear esa sensación para que se sintiera que había una enfermedad en la historia misma, una fuerza invisible, como una mancha negra en tus rayos X que no se quiere ir, pese a que el protagonista se niega inicialmente a verlo. Muchas películas de los ‘70 tenían ese tono.

Me imagino que Dane fue importante en el proceso, porque leí que fue tu primera opción para el papel.

Sí; lo he venido observando desde hace tiempo. Necesitaba a alguien que no se ganara de inmediato a la audiencia -porque Lockhart es un tipo muy jodido-, pero al que no pudieras dejar de mirar; y Duane es capaz de hacerlo. De ese modo, cuando su personaje empieza a tener dudas, empiezas a desarrollar empatía por él.

a cure for wellness 2

Mia Goth también está muy bien, y se encarga además de algunas escenas de desnudos que no hubieran sido aceptadas por muchas actrices estadounidenses.

Ella es muy especial. Hannah es un personaje muy difícil de interpretar, porque no es una chica completamente inocente ni una tonta; tiene una manera muy particular de ver el mundo y ha visto pasar a mucha gente mayor por este lugar, pero nunca a nadie joven como ella, por lo que la llegada de Lockhart la lleva a despertar. Mia llegó a la audición y lo hizo muy bien, sin gestos exagerados; había que ser honesto para este papel, y así es justamente ella. Fue interesante, porque yo no la conocía.

¿No la viste en “Nymphomaniac”?

No, no he visto esa película. Al verla en la audición, me di cuenta de inmediato que era la adecuada para el papel, y ya.

Tu relación con los críticos de cine no ha sido siempre positiva; ¿te afecta lo que escriben de tus películas?

Lo único que yo puedo hacer es cumplir con mi trabajo del mejor modo posible; el resto no depende de mí. Lo que me interesa es contar historias, y contarlas bien. Ahora mismo terminé con esta, y ya estoy pensando en la que vendrá.

Hay una nueva entrega de la saga de “The Ring” en cartelera. ¿La has visto?

Honestamente, he estado tan ocupado que no he podido. Y en realidad, no me llama mucho la atención verla [risas].

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar