Imprimir
Nov
24

Entrevista a Christina Aguilera sobre su papel en BURLESQUE (y su nueva soltería)

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein B4

A simple vista, el 2010 no parece haber sido un año enteramente positivo para Christina Aguilera. Y esta afirmación no se debe a la pequeña e intrascendente polémica que protagonizó en abril, cuando hizo un comentario supuestamente fuerte sobre una persona que tosió durante una entrevista suya (algunos lo interpretaron como una broma, pero otros no); ni siquiera al conjunto de reseñas negativas que ha recibido su más reciente álbum, Bionic (no todas fueron así, pero varios medios importantes le otorgaron un puntaje muy bajo).

Lo que ocurre es que, hace poco más de un mes, Aguilera presentó una solicitud de divorcio para terminar su relación con el ejecutivo musical Jordan Bratman, esposo suyo desde 2005 -y padre de su único hijo, Max-.

 

Pese a todo, este mes presenta al menos dos hechos que la intérprete de raíces latinas sí puede celebrar: el lunes pasado obtuvo una codiciada estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, y el próximo miércoles se empezará a exhibir en salas comerciales su debut cinematográfico en un rol protagónico, gracias al musical Burlesque.

En la cinta, Aguilera encarna a Ali (una talentosa chica de pueblo que llega a Los Angeles en busca del éxito artístico) y comparte créditos con la legendaria cantante y actriz Cher (quien interpreta a Tess, la dueña de un exótico y afamado cabaret).

Durante un reciente encuentro con la prensa en Beverly Hills, la cantante entró al cuarto de entrevistas del hotel Four Seasons acompañada por un perro diminuto -algo bastante inusual para un evento de este tipo- y ataviada con un elegante vestido azul.

“Esta no es una película sobre mi vida, pero cuando recibí el guión me sentí fascinada, porque tenía algunos detalles que me resultaban personales, como los celos y el rechazo que experimenta mi personaje cuando empieza a trabajar en el club, así como su admiración por [la veterana cantante de blues] Etta James”, dijo.

La misma Aguilera -conocida por haber tenido una voz particularmente poderosa y madura desde que era muy chica- sufrió varios ataques personales al iniciar su carrera, y ha manifestado en más de una ocasión que James es su mayor ídolo.

“Cuando tenía unos 7 u 8 años, durante una fiesta de barrio [en su Staten Island natal], una persona que no creía que yo estaba cantando de verdad me desconectó el micrófono”, recordó. “Eso no me detuvo, por supuesto”.

Uno de los rasgos principales del personaje de Ali es la falta de una figura materna; aunque Aguilera no ha tenido ese problema, ha reconocido en varias entrevistas que su padre (un militar nacido en Ecuador) fue muy abusivo.

“Tuve que familiarizarme con la historia de Ali, porque [según el guión] ella tuvo una vida muy dura; perdió a su madre y creció básicamente en orfanatos”, dijo la artista. “Esas cosas no me han pasado, pero no me resulta difícil relacionarlas con algunas de mis experiencias”.

Aguilera reconoció haber aprendido mucho de Cher, incluyendo la paciencia que resulta necesaria para trabajar en el cine. “Hubo días en los que hacía muchísimo calor en el set [construido en los estudios de Sony Pictures, en Culver City] y en los que me resultaba difícil concentrarme”, recordó la cantante, que además de actuar, bailar y cantar en el filme, compuso y grabó algunos de los temas musicales. “Pero me volteaba a mirar a Cher y me daba cuenta de que ella nunca perdía el buen ánimo, la serenidad ni la energía”.

Para ella, la veterana artista se convirtió en un verdadero modelo a seguir. “No puedo pensar en nadie mejor que Cher como ejemplo de lo que significa hacer una buena transición entre el canto y la actuación”, afirmó. “Quiero hacer más cine, aunque se trate de papeles en películas pequeñas e independientes; voy a aprovechar las fiestas que vienen para leer los guiones que me han llegado”.

Sin aludir directamente a las circunstancias del divorcio, Aguilera comentó que sus decisiones actuales son las mejores que puede tomar para mejorar su vida y la de su hijo Max. “Lo que más me interesa es su felicidad; ésa es mi meta principal, y es por ello que trabajo muy duro y trato de darle un buen ejemplo”, afirmó. “Quiero estar segura de que cuando no estoy con él se encuentra en buenas manos, y parece que no lo estoy haciendo tan mal, porque siempre está sonriendo”.

Max tiene sólo dos años, por lo que resulta imposible saber si seguirá los pasos artísticos de su madre. “Quiero que haga algo que sea realmente apasionante para él, y hago lo que hago con mi trabajo para que se de cuenta de que la dedicación es necesaria”, comentó Aguilera. “No me interesa si termina o no en el mundo del espectáculo, aunque me he dado cuenta de que tiene muchas inclinaciones musicales”.

Este domingo, Aguilera ofrecerá una presentación especial durante la ceremonia número 38 de los American Music Awards, que se llevará a cabo en Los Angeles.

Cuando le preguntamos si cantaría allí un tema de la película, la entrevistada respondió afirmativamente. “Pero no voy a decir cuál”, concluyó con una sonrisa. “Tendrán que verlo”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar