Imprimir
Nov
22

Entrevista con GABRIEL GARCIA, de BLACK TIDE (de gira por EEUU)

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein

BlackTide

Miami no es conocido precisamente por ser un epicentro del heavy metal. Pero es justamente allí donde surgió Black Tide, una de sus bandas más novedosas y exitosas, que cuenta con una distinción adicional: la presencia de un cantante y guitarrista latino que cumplió recién los 18 años, y que lanzó su primer álbum -el celebrado “Light from Above”- cuando era todavía un chiquillo.

A pesar de su corta edad, Gabriel García (el músico al que nos referimos) ha llevado ya a su banda a escenarios de lo más diversos y exigentes, ya que se ha presentado con ella en el Warped Tour, en el escenario principal del Ozzfest y en el Festival Rockstar Mayhem, además de abrir presentaciones de celebridades del género como Iron Maiden y Metallica.

A fines del verano pasado, Black Tide lanzó su segundo álbum, “Post Mortem”, a través del sello DGC/Interscope. Acaba de participar en el Festival Uproar de Rockstar, haciendo 32 shows al lado de Avenged Sevenfold, Bullet For My Valentine y Sevendust, y hace unos días inició una gira propia con la que recorrerá los Estados Unidos hasta mediados de diciembre.

En medio de esta ocupadísima agenda, García se dio tiempo para atender a MANGANZON y someterse a nuestro proverbial arsenal de preguntas. Aunque casi toda la música que ha hecho ha tenido letras en  inglés, lo primero que notamos al iniciar la charla -realizada en español- fue su generoso acento centroamericano. Y es que si bien este joven artista creció en la Florida, nació y vivió los primeros años de su vida en Nicaragua, una situación que no lo ha llevado a practicar un estilo con referencias abiertas al folklore latino, pero que se muestra discretamente en los arreglos acústicos de sus composiciones y que se plasma ahora más claramente en “Al cielo”, un EP de tres canciones que se acaba de lanzar y que se encuentra completamente en nuestro idioma.

BT_vivos¿Cómo llegaste a interesarte tanto en el metal, que es un estilo propio de anglosajones?

Para decirte la verdad, fue mi primo en el que me enseñó a tocar la guitarra y a escuchar música rock.  Después, con la Internet y todo eso, empecé a buscar a otras bandas, y seguí aprendiendo el instrumento.

He leído que fundaste Black Tide cuando tenías 11 años, es decir, no mucho después de haber llegado de Nicaragua. ¿A qué edad empezaste a escuchar metal?

Comencé con la guitarra cuando tenía 8 años, y poco después, me puse a tocar con mi hermano mayor, que tenía 12 años, porque él tocaba la batería. En esa época, yo pensaba que esta música era lo más ‘cool’ del mundo; mi banda favorita era Guns N’ Roses y me gustaba sobre todo el sonido de la guitarra, así como las melodías que se podían hacer con ella.

Miami es normalmente conocido por su escena tropical…

Sí; no hay mucha gente que va a los shows de rock. Aquí hay mucha más música latina, algo que a mí también me encanta; y también hay mucho rap y reggaetón. Nosotros empezamos a tocar en nuestras escuelas, sobre todo en una Batalla de las Bandas que se hizo donde estudiaba mi hermano mayor. Pero donde llamamos realmente la atención de un público mayor y de las disqueras fue en el Festival de Música de Florida.

Además de ser vocalista de la banda, eres el guitarrista líder, y tienes un estilo muy complejo, muy virtuoso. ¿Cómo llegaste a hacer las dos cosas?

Cuando comencé, sólo tenía la intención de tocar la guitarra; pero cuando empezamos a buscar cantante, no logramos encontrar ninguno, por lo que decidí asumir ese puesto... aunque tenía 9 años, imagínate [risas]. Con el paso del tiempo, encontré un amor por el canto. No es fácil hacer las dos cosas, pero es algo que me gusta, y estoy tratando siempre de mejorar como guitarrista y como vocalista.

Aparte de lo que te enseñó tu primo, ¿fuiste a alguna escuela de música?

Mi primo me enseñó los acordes básicos y la escala de blues, y después de eso, como te comenté antes, aprendí más cosas con la ayuda de la Internet. En la ‘Middle School’ tuve unas clases de guitarra, pero la verdad es que no aprendí mucho ahí, aunque sí algunos detalles técnicos. En esa época, tenía mucho tiempo libre y practicaba mucho más que ahora; le dedicaba a la guitarra 8 o 9 horas al día. Lo hacía en realidad todo el tiempo que estaba despierto. Ahora, lo hago cuando estamos en el bus, normalmente con una acústica.

Y en esos momentos, ¿se te da a veces por tocar algo que no sea rock?

Claro; ni siquiera escucho mucho rock [risas]. Hago rock todo el tiempo en los escenarios, por lo que una vez que estoy fuera de ellos, escucho cosas más tranquilas, incluyendo a grupos latinos como Maná y La Ley, rap y house. Me gusta la música en general. Dos de las canciones del nuevo disco fueron grabadas en español y acaban de salir en formato de EP: “Into the Sky” y “Let It Out”, que se llaman “Al cielo” y “Déjalo salir”.

BT_vivo_2

Black Tide tiene algo de hardcore, algo de heavy clásico, algo de thrash metal... y algo de balada romántica. ¿Cómo definirías la música que haces?

No lo sé, para decirte la verdad. Creo que nunca perdimos las influencias de los 80, de Pantera, Guns N’ Roses, Metallica y Megadeth; pero ahora escuchamos a los Beatles y música de todo tipo. Nunca cerramos nuestras mentes.

De todos modos, la banda tiene también elementos de ‘screamo’ y de ‘emo’, dos géneros modernos que son a veces repudiados por los metaleros de la vieja escuela. ¿Qué les dirías a ellos si los tuvieras enfrente?

Siempre va a haber gente que critica lo que uno hace. Nosotros hacemos simplemente las canciones que nos gustan, y eso es lo único que debería importar. Nos interesa llegar al mayor número posible de gente con lo que hacemos.

Sé que tu grupo favorito es Megadeth, aunque Dave Mustaine no es conocido por ser precisamente un gran cantante -y tú lo haces definitivamente mejor-. ¿Quiénes te han influido por ese lado?

En estos últimos dos años he escuchado mucha música diferente. Me encanta Brandon Boyd, de Incubus, y Steven Tyler, de Aerosmith, aunque tengo muchas influencias.

La música de Black Tide es muy fuerte y posee algunos gritos guturales, pero tiene también muchas melodías, como ocurre en los temas “Bury Me” y “Let It Out”.

Lo que más me importan ahora son las melodías. Cuando empezamos, sólo me interesaba mostrar lo bueno que podía ser en la guitarra; pero ahora quiero tener las mejores canciones que sean posibles.

Por el lado de las letras, hay en la banda detalles que no son típicos del metal; tienen una canción llamada “Honest Eyes” y otra que se titula “Take It Easy”, que parecen contar con mensajes positivos, ¿verdad?

Quisimos que este disco fuera muy positivo. Hemos vivido mucho estos años que estuvimos de gira, con momentos malos y momentos muy, muy buenos. Sólo queríamos hablar de lo que nos ha pasado; al final del día, nuestro mensaje es que la música te puede ayudar con cualquier problema.

BD_antiguoEn el video de la canción “That Fire”, sales en una cama con dos chicas hermosas. ¿Es una fantasía o un retrato de lo que ocurre durante una gira de Black Tide?

[risas] Esa canción es la menos seria del disco; quisimos simplemente pasarla bien mientras la hacíamos. Siempre hemos hecho letras muy serias, y nos parecía que era el momento de reírnos un poco; fue por eso que decidimos que fuera la que tuviera un video. Con respecto a las mujeres, es un video, y eso es lo que se hace en los videos. Claro que puede tener referencias reales; lo que pasa en nuestro bus se queda en nuestro bus [risas].

Tienes sólo 18 años, por lo que no puedes todavía tomar legalmente en lugares públicos, y hasta hace poco, tenías que salir de gira con un acompañante mayor. ¿Qué tan difícil fue eso?

Cuando tocamos en el Ozzfest, en el 2008, hubo un poco de problemas, porque uno de los ‘sponsors’ era Jäger. Pero desde entonces no hemos tenido inconvenientes. Además, tengo mi ‘fake’ ID, o sea que entramos a donde queremos [risas]. Parecemos mayores de lo que somos.

Me han dicho que ese acompañante mayor era normalmente tu padre, nacido y criado en Nicaragua. ¿Cómo fue para él estar metido en este mundo de rockeros con ropas negras?

A través de nosotros, él llegó a encontrar amor por esta música. Es una experiencia que todos deberían tener con sus padres; fue algo muy bueno para los dos. Fueron cuatro años de viajar por el mundo y de formar una relación que pocos pueden gozar. Me permitió verlo bajo una luz muy distinta a la habitual, y creo que fue también muy especial para él. Pero su música favorita nunca fue el folklore, sino la ‘disco’; le encantan los Bee Gees, por ejemplo. Aunque también cantantes solistas como José José, que no sé de dónde es.

Tu hermano salió de la banda hace un tiempo y fue reemplazado por otro guitarrista de apellido latino, Austin Díaz. ¿Es importante para ti que haya al menos un hispano más en la banda?

Sí, porque necesito siempre alguien con quien pueda practicar el español. Normalmente, sólo lo hablo cuando estoy con mi papá. Steven [Spence, el baterista] también sabe un poco de español, y mi idea es hablarlo de vez en cuando para no perder nunca de vista el lugar del que vengo.