Imprimir
Dic
09

Entrevista con SAUL HERNANDEZ (sobre su actual gira como solista, la política mexicana y el futuro de Caifanes y Jaguares)

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein

SaulH1

Esta noche culmina el minitour por los Estados Unidos con una presentación en la House of Blues de Anaheim, y después de eso, Saúl Hernández regresará al Museo del Chopo para ofrecer tres conciertos consecutivos que, hasta donde tenemos entendido, se encuentran ya completamente agotados.

Esto demuestra no sólo que, en medio de las exitosas presentaciones de Caifanes [lee aquí nuestra reseña de la del Honda Center en junio], Hernández está todavía interesado en brindarle a la audiencia otras facetas musicales, sino también que es aceptado por sus seguidores en formatos distintos, porque lo que está haciendo ahora se realiza con el aporte de músicos con los que no ha trabajado habitualmente.

“La memoria de los sentidos: canciones y caminos” es el nombre de un espectáculo que, de todos modos, sigue centrado en sus composiciones, las mismas que han conformado la base de todo lo que ha hecho hasta el momento en el plano artístico, desde los citados Caifanes hasta Jaguares, pasando por la edición de su primer álbum como solista, “Remando”. Y fue de todo esto –y de mucho más, como los enredados vaivenes de la política mexicana y los temas de migración- que MANGANZON habló con el idolatrado rockero durante una reciente charla telefónica que trascribimos a continuación.

Saul_dosEl final del 2012 te está encontrando muy ocupado, con todos estos conciertos.

Pues sí, es parte del desarrollo que estoy haciendo como solista de un proyecto que para mí es igual de importante a lo que hice con Jaguares o con Caifanes. No quiero dejarlo a un lado, y se está desarrollando de una manera increíble. Tiene que ver con toda una historia como compositor que incluye a mi más reciente disco solista, pero que es en realidad una exposición total de mi trabajo como autor.

Ya estuviste antes en EE.UU. con una gira que se centraba más en “Remando”, un disco que salió hace ya un año y medio.

Sí; estoy tocando también canciones del álbum, claro, pero esto no es la presentación de “Remando”, sino algo así como ‘Saúl Hernández canta sus canciones’. Vengo con el bajista Marco Rentería, que tocó durante una etapa con Jaguares; en la batería tengo al excelente Gustavo Nandayapa, que proviene de una familia de Chiapas dedicada a las marimbas; y en la guitarra a Bernardo Ron, que toca con Fernando Toussaint en un grupo llamado Aguamala. Son músicos que llegan de un desarrollo más cercano al jazz que al rock, y hemos encontrado un equilibrio bien interesante en este proyecto, que nos lleva a exponer la música de otra manera.

Has tenido varios proyectos distintos, y aunque “Remando” tiene un estilo más apacible que lo hecho con Caifanes y Jaguares, no muestra tampoco aproximaciones abismalmente distintas.

Bueno, yo sí creo que Jaguares tenía un sonido completamente distinto al de Caifanes, y que “Remando” no tiene nada que ver con lo anterior, así como esta serie de conciertos es diferente. Con mis presentaciones en solitario trato de romper muchas cosas, para construir algo nuevo. Busco fusiones e ideas que me alimenten.

¿Es raro para ti pasar de repente de los estadios en los que tocas con Caifanes a los clubes en los que lo haces como solista?

Nací prácticamente en los escenarios y crecí en ellos, o sea que para mí, cualquier tipo de escenario es un templo.

Estás haciendo esto en momentos complicados para México; acaba de asumir la presidencia un mandatario que es criticado por muchos, pero los titulares de algunos medios sólo se interesan en decir que ahora tu país tendrá a la primera dama más guapa del mundo.

Siento que hay un compromiso muy grande para el nuevo presidente; creo que él tiene que asumir su decisión y enfrentar las cosas más a cara con la nación. Este ya no es el México de hace años, en el que los políticos manipulaban el camino de la sociedad; es un momento en el que esta sociedad se está levantando y exigiendo que haya una mejoría en muchos sectores, como lo económico y lo educativo, y este nuevo presidente tiene que entender que no puede haber un abismo entre la sociedad y el estado. Mientras menos distancia exista, muchas cosas van a cambiar.

SaulH3

Dentro de esta responsabilidad, que todos sabemos para dónde va, tiene que trabajar democráticamente; no puede hacer lo que hicieron todos sus antecesores, es decir, desarrollando una política dictatorial. Si continúa con estos ejercicios dictatoriales en un México que está creciendo y que está despertando, las cosas no le van a ir bien. Independientemente de que sea un afortunado con una mujer muy hermosa, tiene que sentirse más afortunado por poder estar cerca de la gente y trabajar con ella.

¿Y crees que lo hará con los antecedentes que tiene?

No lo sé; me gustaría estar convencido de corazón que lo va a hacer, pero tampoco quiero ser cizañoso y empezar a echarle tierra. Quiero creer que vamos a entrar en una etapa de trabajo, que aunque muchas cosas no se van a poder cambiar porque existen muchos intereses, se producirá al menos un paso democrático para reconstruir el camino político del país.

Pero se está hablando de que se crearía incluso una ‘migra’ mexicana…

Esto tiene que ver con un problema de ambos países; en el momento en que México recupere la confianza de su gente y haga inversiones en el campo, muchos mexicanos dejarán de cruzar la frontera, porque podrán trabajar en sus comunidades, en sus ranchos o donde sea, ya que habría un futuro, una posibilidad de desarrollo. Pero como no hay nada de eso y el dinero se lo llevan otros –no quisiera decir PEMEX u otras instituciones gubernamentales-, la gente tiene que salir a buscar comida. La génesis de todo esto somos nosotros, los mexicanos.

Saul_tresPor otro lado, que la necesidad de supervivencia tenga que cruzar las fronteras me parece muy válido, porque tenemos el derecho de hacerlo; no existe una ley que diga: “No vengas a mi país para crecer”. Eso es racismo y una visión de extrema derecha que me parece realmente estúpida. Las políticas de inmigración tienen que ser mucho más orgánicas; no tienen que ser tan mecánicas como se están planteando. Estamos hablando de seres humanos, no de distancias, cifras y porcentajes. Mientras las políticas de inmigración no entiendan que no se trata de regañar, sino de incluir y de resolver los puntos básicos, vamos a seguir como el gato y el ratón; el cambio implica inteligencia en propuestas de leyes.

Veo además que en muchas partes del mundo falta un cambio a las leyes, una reforma mundial de la política; ni la izquierda ni la derecha son las mismas de hace 20 o 30 años. El capitalismo ha sobrepasado los límites de la coherencia y se ha transformado en un monstruo cuyas consecuencias son evidentes. Tenemos que estudiarnos a nosotros mismos, desarrollar una nueva era en lugar de crear barreras, porque la vida va muy rápido y estamos más conectados que antes.Caifanes_Sauljpg

¿Seguirás tocando con Caifanes y desarrollando lo solista a la vez? ¿Saldrá finalmente el DVD en vivo de Caifanes? ¿O quizás un álbum nuevo en estudio?

Yo estoy feliz de compartir mi tiempo con ambos proyectos. Creo que se complementan. Queremos sacar algo; se han filmado muchos conciertos con Caifanes y tenemos material para hacerlo, pero va a requerir de tiempo. No hemos encontrado al equipo necesario para que nos entienda y empezar a armar todo esto. En cuanto a discos, estamos en esta etapa de concientización de lo que estamos viviendo; imagino que en algún momento nos sentaremos a aterrizarlo. Por lo pronto, seguimos tocando y ya.

Y ninguna novedad con Jaguares…

Jaguares está en hibernación. Alfonso tiene su proyecto, yo tengo el mío, y ‘Vampiro’ está en Los Angeles. Estoy abierto a todo; no sé lo que vaya a pasar y tampoco quiero forzar situaciones porque sí. Pero le tengo un cariño enorme a Jaguares, ya que representa a la defensa.

Este año empezó para ti con un susto grande, debido al accidente automovilístico que tuviste; y, para muchos, acabará supuestamente mal por las profecías mayas, aunque otros aseguran que hay una tergiversación de ellas y que no pasará nada.

Yo voy a terminar el 2012 y empezar el 2013 abrazándome con mi familia. El mundo no se va a acabar. La teoría más lógica de todas las que se plantean es que los mayas se referían al final de una era y al inicio de otra. Creo que es el momento de cambiar, de hacer lo que en algún momento hemos soñado, es decir, transformarnos en seres evolucionados.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar