Imprimir
Sep
05

Entrevista con Tony Hernández, vocalista y guitarrista de EL GRAN SILENCIO (esta noche en el Conga Room de L.A.)

Escrito por Sergio Burstein

EGS 4

No se ha escuchado mucho de ellos en los últimos tiempos. Pese a que su presencia en los escenarios ha sido indesmayable (estuvieron hace cerca de dos años en el Galaxy de Santa Ana, lo que nos sirvió para ofrecerles la reseña que se encuentra todavía aquí), los muchachones de El Gran Silencio parecían no haber sacado música nueva en siglos.

Pero lo que pasa es que, en consonancia con sus orígenes y con su habitual rebeldía, estos regiomontanos tomaron la ruta independiente para lanzar "Revolusound Vs. Systema" (2010), una placa que se movió mucho más de manera digital que física, y que representó la inmersión en un sonido duro y "metalero" particularmente distinto al estilo cumbiero y festivo que los hizo famosos en buena parte de Latinoamérica.

Ahora, EGS se encuentra abocado a la preparación de un nuevo título de estudio que podría bajar nuevamente la intensidad, si se toma en cuenta que el nuevo sencillo de la banda, "Special Song" -presentado en su página de Facebook, porque no tiene web oficial-, es mucho más accesible y optimista. El vocalista y guitarrista Tony Hernández habló de esto y de mucho más en una jugosa entrevista con MANGANZON que reproducimos por completo a continuación. 

EGS 2Tony, estuve buscando información nueva de tu banda, pero no tienen página de Internet, ¿verdad?

A veces nos cuesta mantenernos al tanto de esas cosas, porque somos menos renuentes a la modernidad; pero estamos conscientes de que la Internet es esencial para mantenerse en contacto con los seguidores y tenemos de hecho una página de Facebook muy activa, donde informamos constantemente de lo que nos está pasando.

Ahora mismo estamos planeando reeditar nuestro primer álbum en vinilo, y nos interesa mucho invitar a la gente a redescubrir este formato. Si volviéramos a él, la piratería bajaría, porque los discos volverían a ser vistos como una obra de arte y no como algo descartable, que es lo que pasa ahora. Seguimos muy apegados al modo en que se hacían las cosas en nuestra adolescencia, cuando podías tener en tus manos un LP de Bowie, de los Beatles o de Zeppelin y apreciarlo de un modo muy especial, con todas sus texturas. Esto de los mp3 y de los iPods ha degradado mucho el asunto.

¿O sea que tú no tienes un iPhone 5?

No, me he quedado en el 4 [risas]. Y lo tengo porque, como grupo, necesitamos comunicarnos del mejor modo posible, sobre todo porque cada uno de nosotros vive en distintos puntos de Monterrey. El que sí tiene el 5 es Cano, pero se la pasa preguntándome cómo usarlo [risas]. No te hagas tantos problemas, le digo.

Esta es una situación que se ha traslado también al arte; yo vengo haciendo fotografía y pintura desde hace tiempo, pero ahora todo el mundo cree que puede hacerlo porque tiene acceso a Internet. El oficio de compositor y arreglista también se ha degradado.

EGS 1

¿Cómo se pueden conseguir ahora las producciones de EGS?

Vendemos nuestros discos en los conciertos, y nos va a mejor así, porque cuando lo haces en una tienda, vendes a lo mucho seis copias en tres días, y los que trabajan ahí te piden dinero o unas tenis para poner tu producto en lugares destacados. Las disqueras dejaron muchos vicios, incluyendo lo de las "mordidas". Con nuestras ventas, en cambio, nos alcanza para actualizar nuestros instrumentos y cosas así.

¿Qué artistas estás escuchando ahora?

Sigo escuchando a Run–D.M.C, Public Enemy y KRS-One, y en el rock, a AC/DC, Black Sabbath y Led Zeppelin. Puede ser sonar anacrónico, pero me emocionan todavía Emerson Lake and Palmer y Pink Floyd; los nuevos grupos no me agradan. Todo me suena a algo que ya escuché, simplemente revuelto. Hace poco me estaba ganando Bruno Mars, pero de repente le encontré demasiado parecido a The Police. No sé; creo que la gente hace ahora demasiadas referencias.

El último disco tiene ya tres años de lanzado, pero hay al menos una canción nueva en el Facebook de la banda, "Special Song"'; y esta suena mucho más tranquila.

La gente está desesperada con la política, y musicalmente, nosotros estábamos también cayendo un poco en la violencia; la verdad es que el disco anterior fue muy agresivo, por lo que queríamos hacer un cambio drástico. Seguimos haciendo algo con contenido social, pero con menos decibeles; creo que estábamos dando demasiados batazos a la cabeza, con el fin de generar conciencia a como diera lugar, porque creemos que todas las formas de buscar un cambio son buenas. Si salíamos de nuevo con algo fuerte, íbamos a caer en lo mismo. Claro que eso de los temas fuertes no es algo nuevo para nosotros; incluso antes del disco anterior, habíamos hecho canciones de ese tipo, como "Revoluciones", "Despierta sin temor" y "Duerme negrito". Y no es que no nos guste hacer ese tipo de temas; en vivo, provocan que la gente saque sus camisetas que dicen "No tengo miedo", y se convierten en válvulas de escape para muchos.

EGS 3Pero, en los conciertos que hacen en Estados Unidos, tocan por lo general las piezas conocidas, ¿verdad?

Es que allí la audiencia siente mucha añoranza por sus tierras, por las canciones que fueron populares antes de que emigraran. Tienes que pasar inevitablemente por todos los clásicos, y ofrecerles sólo dos o tres rolas nuevas.

¿Habrá entonces disco nuevo?

Estamos tratando de hacer las cosas de manera tradicional, sacando lados A y B que subimos a la red; y cuando tengamos 12, sacaremos un álbum, es decir, algo parecido a lo que se hacía antes con los 45s y los discos de vinilo. Queremos sacar dos EPs nuevos; uno de ellos sería de cumbias convertidas en reggaes y el otro de reggaes convertidos en cumbias.

¿Y cuándo saldría ese álbum?

Queremos tenerlo listo para el próximo año. Tenemos demasiadas canciones grabadas; como unas 60.

Finalmente, ¿cómo ven los primeros meses del nuevo presidente mexicano Enrique Peña Nieto?

Muy mal. En tan poco tiempo, ha hecho ya tanto desmadre. Resulta ahora que el hermano de [el ex presidente] Salinas [de Gortari] va a dirigir PEMEX. Todos son una bola de ignorantes. No vamos a poder evitar seguir hablando de política en nuestras canciones. A fin de cuentas, en México ya hay más muertos por la violencia que los que hay en Irak.