Imprimir
Mar
20

Entrevista con ANA TIJOUX (hoy en el Este de L.A. y mañana en The Echoplex)

Escrito por Sergio Burstein

Ana Tijoux 3

Su regreso a la ciudad de Los Ángeles se produce por partida doble, ya que hoy mismo, jueves 20 de marzo, participará en el evento "Madres, activismo y resistencia", que consistirá en una charla con una presentación acústica en la que compartirá mesa con Ofelia Esparza, Martha González, Maya Júpiter y Ana Tijoux, dentro de las instalaciones de Floricanto; y un día después, se subirá a la tarima de The Echoplex para ser el plato de fondo de una nueva entrega de Panamérika Presenta, que la tendrá al lado de Subsuelo y Kumbia Queers.

Además de su natural elocuencia ideológica, Ana Tijoux trae una nueva producción, "Vengo", que ha sido lanzada a nivel local por Nacional Records, y que mantiene la línea contestataria que ha ostentado desde sus inicios como solista, pero agrega a la vez matices musicales hasta ahora insólitos en su trayectoria. En lugar de depender demasiado de la electrónica, la placa es el trabajo más orgánico que ha sido lanzado por la chilena, como lo demuestran las diferentes incursiones instrumentales de géneros propios de los territorios que rodean al país en el que creció (porque todos sus seguidores deben saber ya que ella nació en Francia, donde se encontraban en ese momento sus padres debido a la sangrienta dictadura de Pinochet).

la hy et ana tijoux coverEn una reciente entrevista con MANGANZON, realizada un poco a la carrera a través de la línea telefónica mientras se encontraba de visita en el South By Southwest, Tijoux nos habló del significado del disco, de sus experimentaciones de estilo y de algunas de las circunstancias políticas que concitan actualmente su atención.

"Vengo" es el nombre del álbum y también del primer sencillo; ¿por qué?

Lo que pasa es que sentíamos que resumía súper bien el contenido del disco, que era el tema que lograba enfrascar el proyecto en su totalidad. Y es que, a diferencia de [el álbum] "La Bala", que a mí me parecía bastante épico, casi como música de película -porque ése era su objetivo-, el que teníamos acá buscaba poner instrumentos andinos, mezclar todo con música latinoamericana; como que venía de otra plataforma. Es un disco mucho más colorido; tiene más matices.

¿Asumiste ahora una responsabilidad musical mayor que en el pasado? Es algo que hace Calle 13, por ejemplo, pero que falta a veces mucho en el hip-hop.

Lo que pasa es que, lamentablemente, en el rap hemos escuchado tanto lo que se hace en el norte -donde hay cosas increíbles- que nos hemos pegado a eso. Pero, en este caso, tratamos de buscar desde las raíces nuestras lo que podíamos agregar a ese lenguaje. Claro que esa inquietud viene desde ante; no nace de manera fortuita. Por alguna razón, la gente con la que yo trabajaba no estaba inspirada para hacerlo; quizás no era el momento.

ana-tijoux-A11

Y esos sonidos que se escuchan ahora, como los del cajón peruano y las quenas, ¿son samplers de cosas que otros hicieron?

No, para nada; toda la música fue creada para el disco. Lo que hizo el productor del trabajo fue trabajar primero las melodías con el teclado, para ir dibujando las canciones, y fuimos sumando a músicos para que tocaran todo eso.

Lo que pasa es que leí por ahí que fuiste a buscar discos viejos de vinilo a Perú, con el fin de recuperar elementos de esa música.

Eso fue hace mucho tiempo, cuando quería hacer [el álbum] "1977"; me interesé en la música altiplánica, y Perú tuvo una industria discográfica importante, como la de Colombia y la de Brasil. Por eso me fui a Lima; pero la idea no prosperó.

En todo caso, los temas "Creo en ti" y "Los diablitos" tienen sonidos que remiten a una orquesta de pueblo sudamericano.

Son amigos, algunos de la banda Conmoción de Chile, y otros que tocan bronces a los que invitamos para colaborar. Todo el disco se grabó en Santiago.

Ana Tijoux 1977

También se nota la presencia del reggae en "Los peces gordos no pueden volar" y "Todo lo sólido se desvanece en el aire".

Siempre lo escucho; es un género que suena en mi casa de una forma u otra.

Y hay partes melódicas de voz en "Emilia", una especie de balada que dedicas a tu hija. ¿Cuántos tienes ya?

Tengo un hijo y una hija.

Entonces, sí han influenciado el trabajo...

Claro; estoy con ellos, y uno no puede separar lo que hace de lo que es.

De todos modos, la placa no ha perdido la garra social, ese mensaje fuerte al que nos tienes acostumbrados, como cuando propones la creación de "un nuevo orden mundial". Sin embargo, en cierto momento dices que no quisieras predicar para los convencidos; ¿cuál es tu intención entonces?

La visión que tengo de la música implica tener también una opinión. Lamentablemente, en esta industria hay gente que parece no tener una, quizás por miedo a perder público, porque no quieren caer mal. En el momento en que adoptas una posición, pierdes automáticamente [una parte de la] audiencia, por una cuestión natural; pero uno no debe hacer música para caer bien, sino para comunicarse, para ofrecer una visión del mundo. Eso es algo que yo no quiero perder.

Ana Tijoux 1El disco tiene mensajes muy intensos, pero nada específico sobre situaciones actuales, lo que me lleva a preguntar por tu opinión sobre la reelección de Bachelet.

Es un simplemente una cara amable ... Ha cometido errores tremendos durante su gobierno anterior. Nunca hubo tanta represión contra los mapuches indígenas como la que hubo bajo su mandato, como nunca hubo tantas deportaciones como las que está habiendo con Obama. Ahora le toca cumplir con todo lo que prometió durante sui campana. Hay mucho descontento y mucha incredulidad [en Chile]. Mucha gente dice que con un comentario así no le das espacio a la posibilidad de gobernar, pero no creo que se trate de eso, sino de hechos; y los hechos hablan por sí solos. Chile sigue siendo un país neoliberal en el que se todo se vende a las multinacionales: el agua, las tierras, los bosques... y eso también fue bajo su mandato. Obviar esa información es obviar quiénes son los que gobiernan. Sigo siendo pesimista en ese sentido.

Hace un tiempo, hiciste una versión especial de "Shock" -tema de "La Bala"- para los indocumentados de los Estados Unidos. ¿Sigues apoyando al movimiento?

Una vez que uno se involucra en una causa, eso no desaparece; son sensibilidades que se van tejiendo, relaciones que se van desarrollando a lo largo plazo, y que hacen que uno ayude en lo que se pueda a través de los años.

Hoy mismo participas en la conferencia "Madres, activismo y resistencia", en el Este de Los Angeles. ¿Has sentido discriminación como mujer y como rapera?

Sí y no, sí porque las mujeres creamos una suerte de arquetipo. En mi caso, el de una mujer latinoamericana rapera, no lo he sentido tanto, pero deber ser porque me junto con la gente correcta. De todos modos, estamos en un mundo en el que la industria musical sigue usando a la mujer como objeto sexual. Hay que ser joven, guapa, inmortal, esbelta, deseable... todo una proyección de lo que quieren los comerciantes. No me percato tanto, porque quienes me rodean manejan un nivel de reflexión un poco más crítico; y si alguien me pusiera encima esa clase de presión, me cagaría de la risa.