Imprimir
Sep
27

Entrevista con Rob Halford, vocalista de JUDAS PRIEST

Escrito por Sergio Burstein

Rob Halford entrevista 1

Cualquier fan del metal que se respete tendría que estar dando saltos de alegría por el regreso a la acción de Judas Priest, una de las agrupaciones más reconocidas del género. Además de estarse alistando para una gira estadounidense que se inicia el 1ro de octubre en Nueva York y concluye el 22 de noviembre en Washington, Priest tiene ya en el mercado un disco nuevo en estudio que, a diferencia del anterior, está siendo celebrado sin reparos tanto por los fans como por los críticos.

Nada mal para una banda que tiene cerca de 45 años de carrera y que se imaginaba al borde del retiro en el 2011, cuando se anunció la salida de K.K. Downing, uno de sus dos guitarristas y único miembro fundador que permanecía en la formación actual junto al bajista Ian Hill. Pese al hecho, que todavía causa comentarios entre los adeptos del grupo, Priest siguió adelante con un reemplazante mucho más joven, Richie Faulkner, quien se adaptó rápidamente a la maquinaria y, según algunos, le dio incluso una renovada vitalidad a las presentaciones en vivo que conformaron la gira "Epitaph".

Pero lo más interesante de todo esto es la aparición de la nueva placa, "Redeemer of Souls", que retoma la senda del heavy tradicional para probar que esta institución del género es todavía capaz de deslumbrar a sus seguidores. En una reciente entrevista con MANGANZON, el siempre amable Rob Halford (vocalista del combo) habló extensamente sobre el álbum, los desafíos que tiene como icono musical, las polémicas intervenciones del grupo en programas televisivos y el modo en que ha sido tratado desde que revelara ser 'gay'.

Redeemer-of-souls-portadaRob, "Redeemer of Souls" está siendo muy bien recibido, a diferencia del disco anterior, "Nostradamus', que no fue aceptado del mismo modo.

Era un álbum conceptual, y eso lo hizo un poco arriesgado; pero se trataba de algo que queríamos intentar, porque nosotros crecimos con bandas de los '70 que hacían cosas así y se trataba de una idea intrigante. Con el paso del tiempo, la gente ha empezado a tomarle más gusto al disco; en una banda como ésta, todo el mundo se la pasa gritando: "¡Painkiller, Painkiller!" [risas], y adoramos la pasión de los fans, pero en ese momento nos provocaba demostrar lo que éramos capaces de hacer fuera de los confines estrictos del metal que siempre hemos hecho. Sin embargo, después de eso, sentimos que era el momento de volver a nuestras raíces.

Este disco es muy variado; tiene varios temas completamente 'heavy', pero también uno muy 'bluesero' -"Crossfire'- y hasta una especie de balada –"Beginning of the End"-. ¿Estaban tratando de emplear los estilos de toda su discografía, a excepción del de "Turbo"?

Antes que Glenn [Tipton, guitarra], Richie y yo nos juntáramos para escribir estas canciones, hicimos la gira "Epitaph", cuya meta principal era tratar de cubrir los momentos más significativos de nuestra carrera, y es probable que mucho de eso se haya filtrado de manera inconsciente en el proceso, pese a que jamás dijimos: "Vamos a hacer una canción en el estilo del 'Painkiller', otra en el del 'British Steel' y ésta como si viniera del "Sin After Sin"; todo fue muy natural y muy intuitivo. Sabíamos internamente lo que queríamos: un disco de metal que fuera diverso, pero que mostrara también una continuidad, un flujo entre canciones semejante al que logramos con el "British of Steel" y el "Screaming for Vengeance".

¿Y qué hay de las letras? "Halls of Valhalla" parece tener inspiración de la mitología nórdica, pero "Dragonaut" es más de fantasía, mientras que "Cross Fire" resulta más realista y contemporánea.

Siempre hemos sido una banda con un pie en el mundo real y otro en el fantástico; y eso es algo que compartimos con muchos otros exponentes del género. Para mí, las letras tenían que contar historias interesantes e inéditas, como cuando los guitarristas buscan partes instrumentales que no han mostrado antes; y los viajes que hemos hecho por todo el mundo son una gran fuente de inspiración. En este caso, me interesó emplear relatos que se escuchan en Noruega, Finlandia y Suecia; y ya que escribes para un medio en español, te puedo adelantar que en el próximo disco incluiré algo que puede venir de Brasil, Uruguay, Chile o México, porque hay cosas en todos lados que son apasionantes para un compositor.

Pese a su título, el tema "Hell & Back" no es satánico, sino que habla de la historia misma de Priest, ¿verdad?

Muchas de nuestras letras tienen esa ambigüedad intencional: ¿estamos hablando de cuestiones de fe, de nuestras experiencias personales o del mundo del metal? Dejamos que los fans lo decidan. Pero esa canción se refiere a lo que sentimos ahora, porque llevamos un poco de nostalgia, pero hemos pasado también por situaciones complicadas; en realidad, todo el álbum tiene por aquí y por allá referencias a circunstancias individuales.

¿Sientes que es a veces difícil convencer a la gente de que ustedes no son adoradores del diablo debido al nombre de la banda?

Me sigue sorprendiendo que nos hayamos hecho tan conocidos a pesar de ese nombre, pero lo cierto es que, cuando lo creamos, estábamos pensando en una dicotomía, porque "Judas" representa supuestamente el lado oscuro y "Priest" el luminoso; cada vez que recuerdo que soy vocalista de una banda con una denominación semejante, me siento muy impresionado [risas].

¿Y no es veces estresante que la gente espere tanto del grupo y, sobre todo, de ti como cantante?

Todos nuestros discos han sido hechos con la mayor dedicación posible, y es por eso que cada uno representa perfectamente el momento en el que nos encontrábamos cuando lo grabamos. Mucha de la presión viene de uno mismo, porque estás tratando de hacer lo mejor que puedes hacer. No se trata sólo de las grabaciones, sino también de los conciertos, porque quieres estar a la altura de las expectativas.

Rob Halford entrevista 3Sigues siendo considerado como uno de los mejores cantantes del género, y eso debe traer también ciertos desafíos, sobre todo porque el tiempo no deja de pasar.

Me encanta escuchar mi voz en [el álbum] "Rocka Rolla", porque suena como la de un chiquillo y alcanza unas notas increíbles; así estaba mi voz 'metalera' hace 40 años. Creo que todavía la mantengo en buen estado, pero en un estado correspondiente a mi edad actual. La voz humana es un instrumento increíble que va cambiando con la vida, pero en mi caso, debo tratar de mantenerla del mejor modo posible, porque hay algunos canciones que sólo pueden ser interpretadas en una escala u octava particular.

He leído reseñas que dicen: "Oh, ya no está gritando como antes"; y aunque se trata de algo que puedo hacer todavía en cierta medida, no me va salir igual de bien que hace 10 años, porque mi garganta es 10 años mayor. Siempre he sido excesivamente crítico con todo lo que hago, pero después de asumir el paso natural de las cosas, he sido capaz de apreciar el "Redeemer of Souls" de mejor modo, y darme cuenta de que, en el plano vocal, salió bastante diverso y entretenido.

Hablando de críticas, en los últimos años, Priest ha estado participando en algunos programas televisivos comerciales como "American Idol", lo que ha molestado a algunos de los fans.

No vamos a desperdiciar las oportunidades que se nos den para expandir el evangelio del metal; y siempre que lo hacemos, se mantiene la música y el mensaje. No podemos cerrarnos completamente a las propuestas que no son del género si es que nos están ofreciendo posibilidades de crecimiento fuera de nuestros ámbitos naturales.

Pero siempre tienen sus riesgos, ¿no? Porque durante un episodio de "The Simpsons" en el que ustedes aparecían bajo forma animada, un personaje los catalogaba como "death metal", y eso provocó una conmoción en la Internet, hasta el punto de que se tuvo que hacer otro episodio de la serie en el que Bart les pedía disculpas...

¿No fue eso una locura? ¡Era un puto programa de dibujos animados! [risas] Lo repito: me encanta la pasión de los fans; me hace sentir muy bien, me demuestra que se toman las cosas muy en serio y que tenemos una responsabilidad con ellos. Y no creo que hayamos hecho nada para defraudarlos.

Tu salida del closet ya tiene varios años, pero lamentablemente, he sentido rechazo hacia ti por parte de algunos de los metaleros más conservadores que andan por ahí.

Hay cosas con las que hay que vivir y con las que hay que lidiar permanentemente. Me siento profundamente agradecido con esa gran mayoría de nuestros seguidores que se ha mostrado tolerante y comprensiva, a la que no le importa tu sexualidad, tu color de piel ni tu credo. Siento que este tema es parecido al de las desigualdades sociales, que como puedes ver en las noticias, sigue siendo un problema. Lo mejor que se puede hacer es educar a la gente, hacerle entender que cada persona debe tener el derecho de vivir su vida en sus propios términos y no en los de los demás. Si te dedicas completamente a comportarte como los demás quieren, terminas convertido en un prisionero. La homofobia existe en el mundo del metal, sí, pero también en el de los deportes y la política; y si bien tenemos todavía mucho camino por recorrer, siento que, en ese sentido, las cosas no están tan mal como en el pasado.

Antes de terminar, quisiera preguntarte por la cirugía reciente que tuviste en la espalda. ¿Estás bien?

Gracias por preguntarlo. No me siento igual de fuerte que en años anteriores, pero no me importa; mi voz es lo que interesa, y eso está bien. No doy tantas vueltas en el escenario como antes, pero hace poco vi unos videos de Elvis durante sus últimos años y tampoco se movía mucho [risas]. Lo cierto es que me siento feliz de estar de regreso con este disco y con la gira que se viene.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar