Imprimir
Oct
18

Entrevista con Steve 'Zetro' Souza, de EXODUS (ahora de gira por Latinoamérica y EE.UU.)

Escrito por Sergio Burstein

Souza 1

La eterna discusión sobre quiénes son los representantes más significativos del thrash metal -un subgénero del rock pesado que se caracteriza por su agresividad y su velocidad- se agudizó de algún modo durante la gira de los Big 4, que incluyó a Metallica, Slayer, Anthrax y Megadeth, pero dejó de lado a una banda que muchos 'headbangers' consideraban absolutamente merecedora de la distinción, y que a diferencia de algunas de las citadas, se ha mantenido siempre apegada a las raíces del género: Exodus.

La agrupación californiana, que fue la cuna artística de Kirk Hammet, el primera guitarra de Metallica, y que le está prestando actualmente a Slayer a su encargado principal de las seis cuerdas, Gary Holt, se ha visto probablemente afectada en términos de reconocimiento por sus constantes cambios de formación, sobre todo en lo que respecta al puesto de cantante, que ha sido ocupado por cuatro personas distintas en sus 34 años de existencia.

Pero ahora, el regreso de Steve 'Zetro' Souza, uno de sus vocalistas más reconocidos, y el lanzamiento de un álbum ("Blood In, Blood Out") que ha despertado entusiasmo, sumados al advenimiento de una gira estadounidense compartida con Slayer y Suicidal Tendencies, se han unido para generar unas expectativas especialmente altas en cuanto al futuro inmediato del grupo, que se presenta esta noche en el DF tras su paso por Sudamérica. En entrevista con MANGANZON, Souza habló de su regreso a la banda, del contenido del disco, del fantasma siempre presente del cantante Paul Baloff , de sus propias inclinaciones espirituales y de lo que se puede esperar de sus conciertos locales.

Exodus album 2014Steve, te uniste a Exodus en 1986 y saliste en el 1993; regresaste en el 2001 y saliste de nuevo en el 2004; y desde hace unos meses, estás de vuelta... Esto parece un matrimonio que se separa y se reconcilia cada cierto tiempo.

Si lo ves de ese modo, puede sonar muy interesante, pero también puede parecerse a una hermandad o la situación con un miembro de familia al que de pronto empiezas a ver sólo una vez al año y que se va al otro cuarto en medio de la reunión. No quiere decir que no lo quieras, sino que hay algunas cosas que pasan en la vida y que complican la comunicación. Ahora fuimos capaces de superar todos esos desacuerdos, y la estamos pasando muy bien. Es bueno estar casado de nuevo [risas].

Regresas después de 10 años al grupo, justo para el álbum número 10; no creo que seas supersticioso, pero hay algo medio cabalístico en el hecho.

Hay mucha magia alrededor de este álbum; ha sido muy promocionado antes de su lanzamiento, y el interés adelantado que ha despertado es increíble. Es un trabajo lleno de canciones buenas y muy fuertes, entre las que se encuentra una con Kirk Hammet en la primera guitarra y otra con Chuck Billy en las voces. Para mí, personalmente, no ha habido un disco con mayores posibilidades, por lo que creo que, en este caso, el cielo es el límite.

De todos modos, el proceso de grabación fue muy particular, porque se empezó con otro cantante y se te llamó en medio de todo para reemplazarlo. ¿No hizo eso que las cosas fueran extrañas para ti?

No sé si fueron extrañas, aunque es verdad que no estaba esperando que pasara algo así en este momento. Pero lo que me importa es que, luego de la conversación que tuve con los representantes de la banda, la idea me entusiasmó y quería ser parte de esto; no pensé en otra cosa. Exodus siempre ha sido parte de mi vida, porque se trata de una banda a la que me uní por primera vez cuando tenía 22 años, con la que he pasado una gran parte de mi existencia y con la que estar resulta ahora refrescante, sobre todo cuando tienes un disco tan bueno como éste, que tiene el potencial de colocarnos de manera definitiva en el mapa.

Souza 3

Y pese a que entraste en medio de la grabación, se te dio al menos la oportunidad de participar en la composición de un tema, "Body Harvest", ¿verdad?

Esa era la única canción para la que Rob [Dukes]había hecho una letra, y me la dieron [para que la cambiara], lo que no representó ningún problema para mí, porque hago todas las letras en Hatriot e hice cinco temas en el más reciente álbum de Testament. [El bajista] Jack [Gibson] y [el guitarrista] Lee [Althus] participaron también [en la escritura], pero creo que se nota la parte que yo hice. Es una historia sobre el tráfico de órganos, que terminan vendidos en el mercado negro; son cosas que pasan en Europa. Es una letra terrorífica, pero relacionada a hechos reales y a las temáticas que maneja esta banda, que tienen que ver con violencia, asesinos en serie y cosas así.

También hay canciones mucho más controvertidas, como "Honor Killings", que se refiere evidentemente al Islam, y no de modo positivo. ¿No te preocupa que alguien se ofenda?

No me importa si se ofenden; no es mi problema. Lo que nos llevó a escribirla es el modo en que algunos hombres islámicos pueden torturar y asesinar a sus esposas o hijas por cualquier motivo. En esos países, una mujer que es violada es considerada culpable de lo sucedido. Hacemos canciones de lo que nos llama la atención, aunque no sea necesariamente algo agradable y se trate de asuntos de los que la gente prefiere no hablar. Nosotros no hemos creado esta mierda; sólo hablamos de ella. Agarra el periódico, mira las primeras páginas y encontrarás en ellas más muerte y destrucción que en cualquier otro lado.

Además, las demás religiones tampoco se salvan en este disco, porque el tema "Food for the Worms" cuestiona a La Biblia, al Corán y al Tanaj.

¡Sí, le damos a todas! En Hatriot [su otra banda], tenemos una canción llamada "Silence in the House of the Lord", que es sobre los curas pedófilos, y estos asuntos siempre me han interesado. Yo no tengo religión; no creo en Dios, no creo en Jesucristo ni en ninguna de esas mierdas. Algo nos creó, claro, pero no se qué fue, o en todo caso, no lo llamaría Dios. La gente se comporta como un rebaño de ovejas, guiadas por un engaño. Vengo de una familia portuguesa en la que todo el mundo es católico, pero no creo en nada de eso.

Los seres humanos creen que son especiales, que van a vivir para siempre, cuando la verdad es que no somos nada. Nos morimos y ya está. Tuve muchas discusiones con mi mamá; cada vez que me oponía a sus ideas, me gritaba: "¡No digas eso, no digas eso! ¡Vas a quemarte en el infierno!" [la imita con uno de sus famosos falsetes]. "¿Qué infierno? ¿El que estás armando ahora mismo?", le respondía yo. Que me quemen cuando me muera, porque no me gustan los gusanos. Lo que me gusta es disfrutar de la vida; tengo 50 años y formo parte de una banda de thrash metal; ¡amén!

Souza 2

¿Y cómo haces para tener 50 años y seguir cantando del modo en que lo haces?

Tienes que mantenerte en forma, amigo. Voy al puto gimnasio cada día, me cuido y, antes de subir al escenario, analizo la lista de canciones para saber en cuáles puedo dar todo de mí y cuáles son adecuadas para bajar un poco las revoluciones. Se han dicho muchas cosas sobre el thrash metal, pero el género sigue de pie y muy saludable, con sus cantantes más emblemáticos haciendo lo suyo como siempre lo han hecho; basta con escuchar a Chuck Billy, a Bobby "Blitz", a Mark Osegueda y a Tom Araya para darse cuenta de ello.

El primer tema que se lanzó de este disco fue "Salt the Wound", que no era de los más rápidos, lo que dio quizás una impresión errónea de su contenido.

Hay dos o tres así; los demás son completamente thrash, rapidísimos. "Salt the Wound" no me parece el mejor, pero me gusta, y como cuenta la presencia de Kirk [Hammet], no hubiera tenido sentido ocultarla en medio del álbum. Inmediatamente después lanzamos "Blood In, Blood Out", que es de las brutales, y la gente dijo: "Ajá, ya sé por dónde va la cosa".

Esa misma canción habla de la historia de la banda y del legado de Paul Baloff. En este punto, tú has estado mucho más involucrado que él en Exodus, porque has grabado con ella seis álbumes y él sólo participó en uno. ¿Es incómodo para ti que se le siga recordando tanto?

Recuerdo que en los primeros diez conciertos, después de cada canción, se escuchaba un grito ensordecedor que decía: "¡Baloff, Baloff!" Lo que pasa es que Paul era una verdadera institución; cuando estaba sobre el escenario, tenías que verlo. Ningún 'glam' se atrevía a ir a sus conciertos, porque los destruía con sus palabras desde el escenario. Sin embargo, hay ahora mucha gente que creció con el Exodus de mi etapa, y el viento se encuentra a mi favor por la cantidad de material que he grabado con el grupo.

Souza 4

Cuando empezaste con Exodus, no existía la Internet, pero ahora hay una invasión de 'haters' que tienen a veces comentarios muy duros sobre ti. ¿Cómo los tomas?

No me importa lo que digan ni le presto atención. He formado parte de dos bandas famosas de heavy metal, y cada proyecto en el que he estado me ha encontrado rodeado de músicos increíbles; nada de eso ha sido por casualidad. ¡Me he mantenido vigente en esta música por tres décadas! ¿Crees que me importa un carajo si un tipo por ahí dice que la cago? Hay muchos que morirían por hacer hecho una décima parte de lo que he hecho.

Se dice que tuviste algunos altercados verbales con Rob Dukes; ¿qué piensas ahora de él?

Sólo lo vi una vez en persona y nunca tuve un verdadero problema con él. Creo que hizo un gran trabajo con Exodus, y lo que haya pasado entre él y el resto de la banda no tiene nada que ver conmigo, porque yo no estaba metido en el proyecto en esos momentos. Por mi lado, si es que aparece en uno de nuestros conciertos, será bienvenido a subir al escenario para cantar con nosotros.

Exodus se encuentra de gira, y una parte de estas presentaciones serán al lado de Slayer y Suicidal Tendencias... ¡eso se va a sentir como si hubieran regreso los '80!

Claro, pero entonces la gente era todavía muy joven. Le he venido diciendo a todos los que piensan ir a esos conciertos que se metan al gimnasio de modo intenso en el tiempo que les queda, porque primero, Exodus va salir por 35 minutos para romperles el culo; después vendrá Suicidal Tendencies para seguir el trabajo, y finalmente, Slayer acabará con los que queden. Sé de lo que estoy hablando, porque he tocado por separado con esas bandas, y ahora estarán juntas.

Sé que no dejarás Hatriot, y que Gary tocará a la vez con Slayer y con Exodus. ¿Cuánto tiempo seguirás tú en Exodus?

Hasta el final.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar