Imprimir
Nov
12

La elección de DONALD TRUMP es una tragedia para la Humanidad entera, y los famosos lo saben

Escrito por Sergio Burstein

Chris Evans y Trump

Está no solo claro que un enorme porcentaje de la población estadounidense es ahora responsable de que haya sido elegido para el puesto de poder más importante del mundo un sujeto que manejó durante su campaña un discurso absolutamente despreciable contra los latinos, los musulmanes, las mujeres y los discapacitados, sino también que muchos de los que nos rodean en este país siguen creyendo que lo sucedido no cambiará en nada las cosas, supuestamente porque “todos los políticos son iguales”.

No todo el mundo es así, por suerte, y eso se extiende a algunos de los miembros mínimamente conscientes de la comunidad hollywoodense, cuyos privilegios actuales no tendrían que ser un impedimento para escucharlos. De ese modo, hay muchos artistas que han manifestado ya su indignación por lo sucedido en las urnas nacionales, empezando por el mismísimo Capitán América.

“Esta es una noche vergonzosa para América. Hemos dejado que un incitador del odio lidere nuestra gran nación. Hemos dejado que un matón decida nuestro camino. Estoy devastado”, fue el tuit que dio a conocer el actor Chris Evans apenas se supo el resultado, y que tendría que ser significativo en vista de que él mismo se ha encargado de representar ya cinco veces en la pantalla grande al superhéroe más identificado con los ideales originales del pueblo estadounidense.

Por su lado, Alec Baldwin, quien ha venido interpretando a Trump en el programa humorístico “Saturday Night Live” y que ha sido también un visible opositor del político, publicó un mensaje en el que se leía: “Me enseñaron en la universidad que los americanos eligen a su presidente como eligen su detergente de lavandería, con una lealtad de rodillas que se encuentra desprovista de razón”.

Tampoco faltó disgusto en los mensajes de Seth MacFarlane, el creador de “Family Guy”, como lo demuestra este mensaje: “Un narcisista sin cerebro y con la mente de un niño petulante se sentará ahora en la gran silla incluso cuando nos pegue una gran crisis. Eso es todo. Solo eso”; y los comentarios adversos se extendieron a la actriz Rose McGowan (“No se equivoquen, esta es una toma de control nacionalista blanca”) y a la reconocida autora británica J.K. Rowling (“Mantengámonos juntos. Unámonos por los vulnerables. Desafiemos a los fanáticos. No dejemos que los discursos de odio se vuelvan normales. Mantengamos la línea”).

Gael Garcia BernalComo la victoria del magnate es susceptible de afectar principalmente a los mexicanos, valía la pena revisar la cuenta de Twitter del actor Gael García Bernal, quien durante los últimos meses se convirtió en un fiero opositor del candidato republicano y que, como era de esperarse, recibió la noticia de su victoria con mucho enojo. “Construyan su pinche pared. La historia se hará cargo del plan fallido para que México pague. Y para abrir los agujeros que siempre habrá”, dijo primero en sus cuentas sociales; y luego agregó: “Culpable: la hipocresía gringa. Aquella que a pesar de toda la catástrofe causada en el mundo, usan para ser los buenos de la película”.

Pero siempre hay sorpresas desagradables en el mundillo del espectáculo, como fue el caso de dos personas que, por suerte, perdieron la fama hace tiempo. Nos referimos a Kirstie Alley (quien participó en la saga de “Look Who’s Talking”) y a Scott Baio (quien no ha hecho nada llamativo desde “Happy Days”); ambos celebraron los resultados en las urnas, la primera con un tuit en el que gritaba “¡FELICITACIONES, PRESIDENTE TRUMP!”, y el segundo con un texto en el que, además de mostrarse “orgulloso por poder llamarlo Presidente”, afirmaba que “la fe en Dios siempre funciona”. Con un dios así, nosotros preferimos al demonio.