Imprimir
Ene
25

LA LA LAND se pone en la cima con 14 nominaciones al Oscar, pero deja mucho espacio para los afroamericanos (no para los latinos)

Escrito por Sergio Burstein

La La Land nominacionbes

Como ya lo habíamos comentado por aquí, luego de la enorme controversia que le dio vida al hashtag #OscarsSoWhite, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas prometió hacer varios cambios en el seno de su organización, lo que la obligaba prácticamente a darle mucha más cabida a los afroamericanos en su siguiente edición, es decir, la que se llevará a cabo el próximo 26 de febrero.

Por ese lado, el hecho de que los últimos meses hayan sido testigos del lanzamiento de varias producciones de calidad directamente relacionadas a la comunidad citada le ha facilitado las cosas a esta Academia, dándole mucho de dónde elegir; y es que si bien “The Birth of a Nation” fue sacada temprana y completamente de circulación debido a un escándalo irreparable relacionado a su director, empezaron a surgir otras propuestas de evidente interés, empezando por “Moonlight” y siguiendo con “Fences” y “Hidden Figures”.

Bajo estas circunstancias, se podría pensar que la Academia iba a verse obligada a apostar casi completamente por estas producciones en su próximo evento, cuando lo que le ha gustado siempre a sus votantes es atiborrar de premios a las cintas con repartos esencialmente blancos que celebran a la industria que representan; pero eso significaría ignorar la existencia de “La La Land", una película que, justamente, cuenta con un reparto esencialmente blanco (todos sus 'morenos' son personajes secundarios) y celebra a la industria que ellos representan.

La llegada de este musical, que está además muy bien hecho y es ciertamente encantador, le cayó como anillo al dedo a estos señores, como lo prueba la lista de nominaciones que se dio a conocer ayer, en la que hay amplia cabida para los artistas afroamericanos (el director de ”Moonlight” Barry Jenkins y dos actores de la misma película, Naomi Harris y Mahershala, así como dos intérpretes de “Fences”, Denzel Washington y Viola Davis; una de “Hidden Figures”, Octavia Spencer; y una de ”Loving”, Ruth Negga), pero que, de todos modos, se inclina sin reparos hacia la celebración de “La La Land", cuyas 14 posibilidades de triunfo alcanzan los records históricos de “All About Eve” y “Titanic”.

Moonlight nominacionesLa Academia parece también haber querido subsanar la criticada ausencia de la producción francesa “Elle” en la categoría de Mejor Película Extranjera con la nominación de la excelente Isabelle Huppert en el rubro de Mejor Actriz, lo que, en teoría, debería complicarle las cosas a las favoritas Natalie Portman (“Jackie”) y Emma Stone (“La La Land”), sobre todo para quienes creemos que su trabajo en esa gran cinta fue superior al de sus competidoras; y por el mismo lado internacional, nos complace mucho que se haya considerado de algún modo al arriesgado y fenomenal filme griego “The Lobster” al incluirlo en el rubro de Mejor Guión.

Finalmente, ahora que los afroamericanos han empezado a ocupar posiciones ventajosas en esta clase de premios, han comenzado a aparecer comentaristas que reclaman la falta de latinos en las nominaciones del Oscar, pese a que hay dos que aparecen por ahí: el mexicano Rodrigo Prieto, nominado a la Mejor Fotografía por “Silence”, de Martin Scorsese, y el ‘nuyorican’ Lin-Manuel Miranda, quien participa en el rubro de Mejor Canción Original por “Moana”.

Y si bien no hay ningún hispano en las categorías más vistosas, hay que ponerse la mano en el pecho para reconocer no solo que no hubo ningún proyecto de alto perfil artístico en el que figurara alguno de “los nuestros” (¿o pretendían que se considerara a Diego Luna por su papel en ”Rogue One”?), sino también que la situación de opresión y de rechazo hacia los integrantes de la raza negra ha tenido una carga histórica mucho más pesada en Estados Unidos, por lo que requería al menos de alguna clase de alivio. A fin de cuentas, todos los premios que se otorgan a las actividades de este tipo son completamente subjetivos, pero dependen también de las coyunturas sociales.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar