Imprimir
Feb
03

Penélope Cruz y Edgar Ramírez son amantes... en LOVE CHILD, la nueva película de Todd Solondz

Escrito por Sergio Burstein

Penelope y Edgar

Ya aparecieron juntos en una película, el ‘thriller’ criminal de Ridley Scott “The Counselor” (2013), pero en ese caso, es probable que ni siquiera se hayan visto las caras durante el rodaje, porque no compartieron ni una sola escena; sin embargo, lo que pasará ahora entre Penélope Cruz y Edgar Ramírez será mucho más íntimo, al menos en el plano cinematográfico, como lo insinúa la trama de la nueva cinta para la que han sido contratados.

Se trata de “Love Child", un nuevo trabajo del controvertido director Todd Solondz (“Happiness”, “Storytelling”) en el que se contará la historia de un niño de 11 años con aspiraciones de estrella de Broadway -sí, por ahí ya hay algo raro- que se encuentra obsesionado con su madre en el mal sentido -OK, seguimos- y que, luego de tratar de eliminar a su propio padre de la ecuación con un frustrado intento de asesinato -lindo chico, ¿no?-, enfoca sus esfuerzos homicidas en el inquilino de la familia, que ha iniciado por su parte un romance con la misma autora de sus días.

EdgarLa madre -que se llama Blanca- es, por supuesto, Cruz, lo que hace probablemente menos desagradable la simple idea del incesto, aunque no sabemos hasta dónde será capaz Solondz de llevar el concepto, sobre todo ahora que ha ablandado su propuesta; y el amante de marras es aparentemente Ramírez -cuyo personaje se llama Nacho-, quien, si nos lo preguntan, no lo pasará probablemente demasiado mal durante la filmación.

No se ha anunciado dónde se desarrollará la historia, pero es de esperar que sea en algún lugar de los Estados Unidos (escenario de toda la filmografía de Solondz hasta el momento) y que el niño y su padre, cuyos nombres no se saben aún, sean anglosajones, lo que plantea un interesante acercamiento del cineasta a la comunidad hispana.

Otra opción -improbable pero siempre posible- es que Ramírez haga del padre y que Nacho sea encomendado a otro latino (tiene que ser uno con ese nombre, ¿no?), o incluso que la producción se haga fuera de la Unión Americana. Sea como sea, habrá que ver cómo nos trata el buen Solondz.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar