Imprimir
Sep
08

Sigue el comportamiento excéntrico de JIM CARREY

Escrito por Sergio Burstein

Carrey_paint_2En julio pasado visitó las espectaculares ruinas de Machu Picchu, como lo informamos en su momento; eso no tuvo nada de raro, porque se trata de un peregrinaje que ha sido efectuado por varios famosos.

Pero, desde hace un par de semanas, el popular Jim Carrey ha estado muestras de una conducta que ha llamado incluso la atención de sus seguidores más incondicionales. Primero lanzó un video en el que le declaraba su amor a la actriz Emma Stone, y acaba de ser visto haciendo graffiti en las paredes externas de una residencia que era supuestamente su casa.

En el ya célebre video (que presentamos al final de esta nota con subtítulos en español), Carrey, de 42 años, se dirigía directamente a Stone, de 22, quien se encuentra en un momento particularmente afortunado de su carrera fílmica (acaba de participar en las exitosas “The Help” y “Crazy, Stupid, Love”). “Creo que no eres sólo bonita, sino también inteligente y buena. Si fuera mucho más joven, me casaría contigo”, fueron algunas de las cosas que dijo. “Tendríamos niños gorditos y con pecas, nos reiríamos todo el día, iríamos de campamento y contaríamos historias al lado del fuego”.

Aunque se trataba aparentemente de una broma, el tono del video –a veces muy solemne y sentimental- causó sorpresa en algunos, que lo consideraron desagradable. En todo caso, más allá del abismo generacional (que en realidad no es insalvable), el problema aquí es que Stone está saliendo ahora mismo con el jovencito Andrew Garfield, convertido en el nuevo “Spider-Man” (lo que lo convierte en una estrella en franco ascenso, a diferencia de Carrey). Por su parte, el actor ‘más maduro’ terminó hace ya varios meses su relación con la ex modelo de Playboy Jenny McCarthy, por lo que se encuentra solero (aunque ha estado casado dos veces).

Más recientemente, durante el fin de semana del Día del Trabajo, el protagonista de “The Mask” y “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” fue fotografiado mientras pintaba con spray los muros de lo que fue descrito inicialmente en muchos medios de comunicación como su departamento en la ciudad de Nueva York. Pero Carrey acaba de desmentir una parte de los hechos, al decir que no se trataba de su casa, sino de su estudio artístico, en el que le gusta meterse de vez en cuando para pintar.

“En caso de que creyeran lo que salió en los periódicos y blogs, no estaba garabateando mi casa. Era mi estudio de arte”, comentó el actor en Twitter. Y MANGANZON se encuentra en condiciones de darle la razón, porque hace unos meses, durante la promoción de “Mr. Popper’s Penguins”, Carrey nos contó justamente que se encontraba trabajando en un proyecto pictórico que esperaba presentar pronto ante el mundo. Si no nos creen, lean aquí sus declaraciones, en el último párrafo del artículo. (SERGIO BURSTEIN)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar