Imprimir
Ene
23

{Análisis} THE DOORS: presentación de nuevo documental (con la participación en vivo de Manzarek y Krieger), reedición del “L.A. Woman” (con tema inédito) y gira de verano (sin Densmore)

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein

ScreeningDoorsMrMojoRisinMakingLWomanBx6Pvsp6lgUl

“Si están interesados en saber lo que es la existencia, recomiendo ampliamente el LSD”, fue una de las primeras cosas que dijo Ray Manzarek, ex tecladista de The Doors, durante una sesión de preguntas y respuestas que se realizó en el Teatro Egipcio de Hollywood tras la exhibición de un nuevo documental sobre la afamada banda.

El trabajo, que se titula “Mr. Mojo Risin’: The Story of L.A. Woman” (y estará disponible en DVD desde el próximo martes), se presenta de manera simultánea a la reedición de aniversario número 40 del álbum final que The Doors hizo con su emblemático cantante Jim Morrison, quien falleció en París poco después de la grabación del disco. Como lo informamos anteriormente, el relanzamiento de dos compactos incluye tomas alternativas de las canciones antiguas y un tema inédito, “She Smells So Nice”, que pueden escuchar aquí.

Pese a sus virtudes, “LA Woman” se grabó en sólo diez días, como lo contó en el Egipcio Manzarek, de 72 años. “Hubo muchas bromas, mucha diversión, mucha cerveza”, recordó el músico (curiosamente, se dice que Morrison no estuvo demasiado borracho durante las sesiones, pese a que en otros momentos había resultado completamente incontrolable). “La interpretación es feroz. Le sacamos la mierda a esas canciones. Creo que lo bien que lo estábamos pasando, la excitación y la energía se trasladaron perfectamente al resultado”.

Aunque la función contó con la presencia de Manzarek y del guitarrista Robby Krieger, no estuvo allí el baterista John Densmore, quien se ha prestado a algunas de las entrevistas promocionales que se han realizado últimamente, pero se encuentra enemistado con sus viejos compañeros desde que estos decidieron emprender por su lado un polémico proyecto que se tituló The Doors of the 21st Century, y que los encontró en una serie de presentaciones encabezas inicialmente por Ian Astbury (vocalista de The Cult) en reemplazo del irreemplazable Morrison.

“Me encantaría que se diera una reconciliación, por supuesto”, ha dicho Manzarek, que este verano emprenderá al lado de Krieger -y de un cantante procedente de una banda de tributo a The Doors- una gira europea con temas de la agrupación que podría extenderse a los Estados Unidos. “John y Robbie son grandes músicos, y sé que juntos seríamos capaces de llegar a ese lugar místico, ese lugar correspondiente al Zen; es una pena no poder hacerlo más”.

Sea como sea, no parece haber posibilidades de que esto se de, porque el baterista dijo recientemente que sólo se reintegraría a The Doors “si Jim volviera” (es decir…). Lo que sí acaba de darse es una insólita colaboración musical de los tres veteranos rockeros (aunque Densmore grabó su parte por separado) en un tema del DJ Skrillex que se titula “Breakin’ a Sweat”, y que, para ser sinceros, no tiene nada que ver con la escuela de The Doors, porque suena de lo más electrónico y hip-hopero, a pesar de la incursión ocasional del recordado sonido de órgano de Manzarek. (Eso sí que es una pena, Ray).

Por otro lado, no debe esperarse que haya realmente material nuevo en algún lugar escondido; de hecho, los ex Doors han asegurado que nunca hicieron muchas tomas -aunque también han reconocido que no tenían recuerdo alguno de “She Smells So Nice” hasta que la escucharon hace poco, cuando fue redescubierta por un productor-. Se espera, en todo caso, un relanzamiento de las cintas de London Fog, es decir, las primeras que recogieron sus actuaciones en vivo, y este año debe marcar el estreno de una nueva versión de la película que contiene el show ofrecido en 1968 en el Hollywood Bowl.

Hasta el día de hoy, The Doors es probablemente la banda de rock más emblemática de todos los tiempos en la ciudad de Los Angeles, aunque la sobresaturación de su música en la radio local ha hecho que algunos críticos y personalidades del entretenimiento empiecen a manifestar abiertamente su repudio por el grupo, como ha sido el caso de Conan O’Brien. Sin embargo, hay muchos más que continúan admirando -e imitando- al Rey Lagarto, como ocurrió recientemente con el comediante Jimmy Fallon, quien acometió una impresionante encarnación del fallecido en su programa televisivo nocturno. Si no nos creen, véanlo a continuación:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar