Imprimir
Mar
01

Se presenta hoy en L.A. el genial y desquiciado ROKY ERICKSON

Escrito por Sergio Burstein

Texto y foto: Sergio Burstein

Roky_Ericson

Si la foto de arriba, que tomamos hace un par de años en una casona de Los Angeles, los remite a un tipo sesentón con la mirada perdida que sufre de unos cuantos desarreglos mentales, están en lo cierto, porque Rocky Erickson es todo eso… y mucho más.

Se trata de una suma que, en este caso, resulta de lo más importante, porque Erickson es uno de los padres absolutos del rock garajero psicodélico, que fundó a punta de ácidos y de exploraciones sonoras de todo tipo a mediados de los 60, como vocalista, guitarrista y compositor de los legendarios 13th Floor Elevators. Pero la carrera del músico no quedó ahí, ya que si bien fue condenado luego de manera arbitraria a una brutal clínica psiquiátrica para evitar una pena carcelaria por posesión de marihuana, salió de ésta a tiempo para emprender una carrera solista que lo llevó a crear algunas de las composiciones más logradas y pegajosas del horror rock ochentero.

Sin embargo, durante mucho tiempo, el mismo artista pareció estar escondido en las sombras del anonimato y, por qué no decirlo, de la locura, ya que aparentemente la terapia de electroshock que sufrió durante el encierro y la falta de atención adecuada sólo sirvieron para acentuar sus evidentes rasgo esquizofrénicos, incrementados por el abuso de psicotrópicos. Pero, en el 2005, el estreno del excelente documental “You're Gonna Miss Me” hizo que muchos revaluaran su carrera y, sobre todo, que el hombre regresara a los escenarios, para fascinación de sus viejos fans y de una nueva legión de admiradores que quedaron sorprendidos con el poderío de su voz y la efectividad de sus composiciones en eventos tan importantes como el Festival de Coachella.

En el 2010, el maestro se unió al joven grupo ‘indie’ Okkervil River para grabar “True Love Cast Out All Evil”, un álbum melancólico y mayormente acústico que mostró una faceta distinta de su estilo, alejada de los monstruos y de los demonios que poblaron por partes iguales su mente y sus letras a lo largo de mucho tiempo. Pero las presentaciones que siguieron no dejaron nunca de lado las entretenidas y a la vez siniestras canciones ‘heavy’ que muchos de nosotros celebramos, como “Night of the Vampires”, “I Think of Demons”, “Bloody Hammer” y, por supuesto, “Two Headed Dog”, y probaron además que Roky era todavía capaz de gritar como los grandes, aunque no pareciera prestar demasiada atención a su entorno.

La imagen de arriba proviene de un concierto insólito que ofreció tras la presentación de un libro para niños, ante una audiencia infantil que, entre asustada y ensimismada, se sometió al ataque sonoro del veterano, quien lejos de aparecer en la tarima del lugar con una guitarra de madera, ofreció un show completamente eléctrico y lleno de sus composiciones más duras.

El talento de este visionario acaba de ser reconocido por Metallica, que lo ha invitado para tocar en la primera edición de su festival propio, Orion Music + More, a realizarse el 23 y el 24 de junio en Atlantic City, Nueva Jersey. Por lo pronto, el concierto de esta noche en el Rey Theatre promete mucho, aunque la banda que lo secundará en esta ocasión es un misterio. Todo parece indicar que no será Okkervil River, con la que giró la última vez, sino The Night Beats, un poderoso combo psicodélico de Seattle que también ofrecerá un set propio. A preparar las mentes…

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar