Imprimir
Nov
07

GWAR seguirá con gira actual pese a la muerte de su guitarrista

Escrito por Sergio Burstein

Redacción: MANGANZON

Flattus

El viernes pasado, los integrantes del grupo GWAR -célebre por su combinación de heavy metal y elementos  teatrales relacionados a la ciencia-ficción- anunciaron que habían encontrado sin vida a su guitarrista Cory Smoot (alias Flattus Maximus), de 34 años, justo antes de emprender una gira ya planeada por Canadá.

Pero lo sorprendente no es eso -a fin de cuentas, el gremio de los rockeros suele tener muchas más muertes a una edad temprana que el de los ingenieros, por decir algo-, sino que la banda haya anunciado hoy que va a mantener de modo inalterable sus planes inmediatos.

“Aunque la mayor tentación sería regresar a casa, ponerse en situación fetal y lamentarse, no podemos hacer algo así”, ha manifestado el vocalista Dave Brockie, alias Oderus Urungus. “En primer lugar, porque Cory no lo hubiera querido. Hubiera querido que siguiéramos y se habría molestado si no lo hubiéramos hecho. Además, sabemos que los fans no quieren que dejemos esto. Van a tener la oportunidad de lidiar con la pérdida, y no habrá un mejor lugar para eso que un concierto de GWAR”.

Smoots, quien se unió al grupo en el 2002, fue encontrado sin vida en su cama del bus mientras la banda cruzaba la frontera de Canadá. Los detalles sobre su muerte no se han revelado todavía, pero el mismo Brockie ha asegurado ya que no olvidará nunca lo que fue encontrar a su compañero fallecido.

“Fue inmediatamente claro para mí que había muerto. Ha sido sin lugar a dudas el momento más horrible de mi vida… En cuestión de segundos, todos estábamos afuera del bus, parados en un estacionamiento en medio de la nada, tratando de asimilar lo ocurrido. Primero llegó la ambulancia y luego la policía, pero no había nada que se pudiera hacer, aparte de investigar la escena y de remover el cuerpo con cuidado y con respeto”.

Descansa en paz, Cory. Debido a su fallecimiento, la banda ha decidido retirar definitivamente al personaje de Flattus Maximus, que fue ‘interpretado’ por cinco músicos distintos desde su creación en 1987, es decir, tres años después de que se fundara el grupo, cuyos integrantes salen siempre disfrazados a escena y prodigan a la audiencia toda clase de líquidos viscosos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar