Imprimir
Ago
20

MARTY FRIEDMAN, ex Megadeth, regresa al metal con nuevo disco solista tras 10 años de residir en Japón

Escrito por Sergio Burstein

marty-friedman-2013

Aunque el nombre de Megadeth es sinónimo de Dave Mustaine, cualquier conocedor mínimamente serio de este estilo musical sabrá ya que el mejor músico que ha tenido la longeva banda, así como uno de los mejores guitarristas del género que se hayan dado a conocer de modo masivo, es Martin Friedman, el oriundo de Washington DC que le puso la carne de gallina a los fans del rock duro en el mundo entero con su prodigioso manejo de las seis cuerdas en álbumes tan esenciales como "Rust in Peace" y "Countdown to Extinction".

Pero esos mismos admiradores estarán probablemente enterados que, en medio de la fructífera aventura, y luego de grabar con desgano al lado del impulsivo Mustaine la fallida placa "Risk", Friedman decidió de pronto no sólo dejar Megadeth, sino también su cómoda vida en los Estados Unidos, para armar sus maletas e irse a vivir a Japón, un país donde se le conocía, claro, pero donde no lo esperaba en realidad ninguna oferta de trabajo. Y la decepción de los metaleros se acentuó con las esporádicas noticias que indicaban que su antiguo ídolo se había metido de lleno en los terrenos del pop oriental.

infernoEn realidad, y pese a que ha estado muy involucrado en proyectos y grabaciones realmente comerciales (aunque de indudable complejidad), el hombre nunca dejó de lado sus orígenes, ya que ha sido protagonista de dos programas televisivos en los que transforma melodías populares del folklore nipón en temas de lo más 'heavy'. Sin embargo, lo más novedoso en el mismo sentido es el lanzamiento de "Inferno", un disco solista e instrumental que le ha permitido retomar por completo sus raíces y que está siendo recibido con entusiasmo por la crítica especializada.

Esto no quiere decir que Friedman se encuentre dispuesto a dejar todo lo demás de lado y a abandonar sus desacuerdos con algunas vertientes del género, como lo prueba una extensa entrevista publicada hoy por la Rolling Stone en la que manifiesta su admiración por Babymetal, un grupo japonés que tiene una instrumentación poderosa, pero que se encuentra encabezado por tres cantantes y bailarinas adolescentes absolutamente metidas en el rollo del pop. "Me gusta la música agresiva, el death metal y cosas así", dice el aludido. "¿Pero qué hay con las letras satánicas? Me gusta tanto el sonido que soporto lo que dicen; ¿pero por qué no tener ese mismo sonido con algo que sea un poco más realista?" Sea como sea, el astro del pasado seguirá despertando polémica...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar