Imprimir
Jul
09

PHIL RUDD recibe ocho meses de arresto domiciliario y cuestionan falta de apoyo de AC/DC

Escrito por MANGANZON

Phil Rudd en corte

El drama legal que ha venido rodeando a Phil Rudd desde que fuera arrestado en noviembre del 2014 bajo la acusación de haber querido contratar a un individuo para asesinar a un tercero y de encontrarse en posesión de drogas duras acaba de encontrar un punto aparentemente decisivo con la condena dictada por un juez de Nueva Zelanda en la que se le imponen al músico ocho meses de arresto domiciliario.

La noticia inicial sobre este hecho sorprendió a muchos de los fans de AC/DC, la banda más estable de Rudd, quienes pensaban simplemente que el baterista de origen australiano llevaba una vida apacible en la zona costera de Tauranga, donde regentaba un restaurante de mariscos mientras no se encontraba tocando o grabando con los titanes del rock duro; pero lo cierto es que todos los indicios parecen indicar que, en desmedro de su carácter afable, el rockero había caído en las implacables garras de la metanfetamina, una sustancia que no tiene precisamente efectos benévolos en la conducta de nadie (¿han visto “Breaking Bad”?).

Phil Rudd en la batacaEso es al menos lo que dijo en la corte su hijo Thomas para justificar lo sucedido, a través de una declaración jurada en la que afirmó que su padre “tiene un corazón de oro y que no le haría daño ni a una mosca”, pero que “cuando las drogas entran en efecto, se comporta de la manera en que él mismo me enseñó a no comportarme”. El ‘roadie’ Michael Murchison también le ofreció su respaldo al decir que “Phil necesita ayuda; muchas lágrimas han sido derramadas por quienes se encuentran cerca a él”.

Sin embargo, lo que está impactando más a algunos -empezando probablemente por Rudd- es la actitud contraria de los demás integrantes de AC/DC, quienes lejos de tenderle la mano, se desvincularon prácticamente de él desde el inicio del caso y contrataron de inmediato a Chris Slade para reemplazarlo en la próxima gira. “Phil no tiene nada que probarle a nadie, porque tocó en cuatro de los mejores álbumes en la historia del rock –‘Powerage’, ‘Let There Be Rock’, ‘Back In Black’ y ‘Highway To Hell’- y fue baterista del grupo de 1975 a 1983 y de 1994 al 2015”, ha dicho con disgusto Jesse Fink, biógrafo de la agrupación. “Le deben mucho como para ignorarlo”.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar