Imprimir
Nov
13

EAGLES OF DEATH METAL, los atentados en París y el dolor profundo del rock’n’roll

Escrito por Sergio Burstein

Eagles of Death Metal

Cada vez que se produce una matanza de inocentes en cualquier punto del mundo, los corazones de todas las personas conscientes deberían sangrar; pero cuando los hechos tienen que ver con la escena del rock auténtico, el pesar adquiere características todavía mayores para quienes nos sentimos parte de un género que, a través del tiempo, se ha visto sometido incesantemente a rechazos y controversias de todo tipo sin merecerlo.

Eso es justamente lo que acaba de pasar en la capital francesa con Eagles of Death Metal, un grupo que, sin haber llegado nunca a estar en las grandes ligas del estilo guitarrero, y sin haber intervenido nunca de manera directa en las discusiones políticas, ha sido capaz de proporcionarle placeres provocativos pero finalmente inofensivos a los amantes del rock’n’roll, y que se encuentra ahora involucrado en un hecho de sangre tan monstruoso e injustificado que marcará sin duda de manera indeleble el futuro de su carrera.

En medio de lo sucedido, lo que prima es el desconcierto; y no sólo porque se desconoce todavía a ciencia cierta quiénes han sido los responsables de esta masacre, aunque todo el mundo acusa a ISIS, sino porque la falta de información se extiende a la banda en cuyo concierto han sido asesinadas aparentemente más de 100 personas y que, contrariamente a lo que se cree, no es un grupo de ‘death metal’, un género marcado habitualmente por letras de alusiones satánicas y de cantos guturales, sino un combo de rock guitarrero pero despreocupado y jovial cuyo empleo del término aludido en su denominación no es más que una saludable broma.

Paris BataclanNo se trata tampoco de que el conjunto -cuyo más reciente álbum, “Zipper Down”, es tan entretenido como contundente, y que había llenado completamente la sala Bataclan de París-, sea desconocido; con cuatro álbumes en su trayectoria y la presencia en la batería de Josh Homme, quien funge de cantante y vocalista en los mucho más famosos Queens of The Stone Age, los Eagles se han ido ganando poco a poco el respeto de sus seguidores, aunque es de notar que, a estas alturas, el fundador Homme parece ser más bien un miembro honorario en lo que respecta a las giras, porque los informes que acabamos de leer afirman que no se encontraba en la alineación que participaba en el concierto marcado ahora por la tragedia.

Debido a la intensidad de su propuesta, el rock no ha estado libre de momentos vinculados a la pérdida intencional de vidas, desde el asesinato de un afroamericano por parte de los Hell Angels en un concierto de los Rolling Stones de 1969 hasta el del guitarrista Diamond Darrell durante una presentación de su grupo Damageplan en el 2004; pero lo ocurrido aquí puede haber sido simplemente circunstancial, derivado quizás del hecho que se trataba de un combo de procedencia estadounidense, aunque no es posible descartar todavía que los radicales encargados de la barbarie hayan querido darle también un escarmiento a lo que asumían como una representación de la polémica escuela del heavy metal, sin darse cuenta de que estos músicos no tenían nada que ver con ella. De ser así, se trataría de una cruel ironía, pero también de una que no debería causarle gracia alguna a quien no sea un verdadero hijo de puta; y, por otro lado, es una circunstancia en la que han fallecido numerosos amantes del rock, lo que nos deja profundamente consternados. Descansen en paz, compañeros.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar