Imprimir
Abr
04

Axl Rose entusiasma a todos sus fans en concierto íntimo con Slash, pero no es seguro que sea el nuevo cantante de AC/DC

Escrito por MANGANZON

GNR Troubadour

El viernes pasado en la mañana se hizo súbitamente un anuncio que parecía ser inicialmente una broma por el Día de los Inocentes: la ya anunciada reunión de la formación clásica de Guns N’ Roses, con el vocalista Axl Rose y el guitarrista Slash al frente, iba a hacer su debut esa misma noche en el pequeño club Troubadour de West Hollywood, y las entradas iban a costar sólo 10 dólares.

No era una broma, por supuesto, y casi de inmediato, una cantidad indeterminada de fans empezó a movilizarse a la tienda Gibson Brands, donde se encontraba ubicada la desaparecida y legendaria tienda de Tower Records de esa zona y en la que se vendieron únicamente 250 entradas, equivalentes a la capacidad del local de presentación. Pese a que se prohibió supuestamente el ingreso al Troubadour con celulares y cámaras, varios de los afortunados asistentes han venido colocando en línea fotos y videos del histórico concierto.

acdc tourAunque se sabía de antemano que Axl y Rose, quienes no habían compartido un escenario desde 1993, iban a ser definitivamente de la partida (ése es el atractivo principal del reencuentro), nadie aseguraba realmente la presencia de otros miembros fundadores, por lo que fue importante encontrar a bordo al bajista Duff McKagan y al tecladista Dizzy Reed; en realidad, el único gran ausente fue el baterista Steven Adler, quien según algunos informes será sometido pronto a una operación a la espalda. El resto de la alineación estuvo conformada por el guitarrista Richard Fortus, el baterista Frank Ferrer y, curiosamente, la poco conocida tecladista Melissa Reese; y la buena voluntad de Slash fue tanta que hasta tocó dos temas del disco “Chinese Democracy”, grabado sin su participación.

La buena estrella de todo esto se contrapone de algún modo con los rumores de que Axl se integrará a AC/DC para culminar la gira que no será aparentemente terminada por el cantante Brian Johnson, quien habría sido urgido por sus doctores de dejar los escenarios bajo amenaza de una pérdida total de la capacidad auditiva. Los comentarios surgieron luego de que se viera al intérprete de “Welcome to the Jungle” saliendo de un estudio de Atlanta en el que se encontraban Angus Young y compañía. ¿Pero sería esto posible, en vista de que GNR tiene seis conciertos más este mes y una gira estadounidense en el futuro inmediato? No es que Axl se encuentre tampoco en la mejor condición vocal de su vida como para esforzarse de ese modo...