Imprimir
Feb
02

{Tributo} JOHN WETTON, otro genio del ‘progre’ que nos abandona (1949-2017)

Escrito por Sergio Burstein

John Wetton 1

No somos tan necios como para dejar de reconocer que, por más supergrupo que fuera, Asia tenía no solo un nombre inexplicable (nunca hubo un solo oriental en sus filas), sino que varias de sus canciones poseían un aire comercial demasiado intenso y hasta concesivo; pero, del mismo modo, debemos remarcar que nos gustaba mucho la banda, hasta el punto de que la fuimos a ver en 2016 para ofrecerles la reseña que se encuentra todavía por aquí.

Y es que incluso durante sus coqueteos más disforzados con el ‘mainstream’ y el AOR, el cantante y bajista John Wetton se las ingenió para introducir elementos de complejidad procedentes del rock progresivo de sus amores, además de demostrar que poseía una voz llena de matices y facultada para elaborar grandes melodías. A fin de cuentas, se diga lo que se diga, era imposible resistirse a los encantos de temas como “Heat of the Moment” y “Only Time Will Tell” si se creció escuchándolos en la radio.

Pero Wetton, que era además un extraordinario maestro de las cuadro cuerdas, hizo mucho más que Asia, que era ya de por sí un ambicioso grupo en cuya etapa más respetada figuraban ni más ni menos que el guitarrista Steve Howe (Yes), el baterista Carl Palmer (ELP) y el tecladista Geoff Downes (Yes, The Buggles). En realidad, el músico participó en numerosos proyectos, todos de gran valor, empezando por su rol estelar en la tercera etapa de King Crimson, una agrupación tan longeva como cambiante que, por su parte, no tenía nada de complaciente y mucho de experimental, pero que de su mano, y a lo largo de 3 álbumes de estudio, alcanzó su momento más sofisticado, así como uno de los más celebrados por los fans.

No estamos familiarizados con todas las aventuras musicales de Wetton, pero hace poco, en una de nuestras cada vez más ocasionales excursiones a las tiendas de discos (la vida es dura), tuvimos la fortuna de adquirir el primer álbum de U.K., otro supergrupo, pero esta vez anterior a Asia y mucho menos ‘mainstream’. Si no lo conocen, corran a escucharlo, porque U.K. estaba conformado por Wetton, el extraordinario guitarrista Allan Holdsworth y el no menos notable baterista Bill Bruford (que venía de tocar con Yes y King Crimson). Pese a que su sonido insinuaba ya de modo discreto el nivel de accesibilidad que Wetton consiguió luego con Asia, este era un combo eminentemente ‘progre’ y digno de todos los respetos posibles.

Y aunque hemos tratado de escuchar en estos días algo de lo que hizo durante su generosa carrera como solista, que produjo 6 trabajos en estudio y 14 (sí, 14) en vivo, lo cierto es que hay mucho más en su trayectoria. De hecho, en medio de sus incontables colaboraciones con otros artistas de nivel, estuvo brevemente en la recordada agrupación de rock pesado Uriah Heep, grabando el bajo de dos álbumes lanzados entre 1975 y 1976; y tenemos todavía una deuda pendiente con el dúo Icon, que lo reunió con Downes en los años 2000 y que se tradujo en varias grabaciones, porque este tipo no paraba. Que descanse en paz.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar