Reseñas de cine

Imprimir
Nov
07

AFI FEST 2011: Premiere de “MELANCHOLIA” en Los Angeles

Escrito por Sergio Burstein

Texto y foto: Sergio Burstein

Kirsten

Hasta hace unos días, la presencia del polémico director Lars von Trier en el AFI FEST 2011, donde se presentó ayer por primera vez ante una multitud estadounidense su más reciente trabajo, “Melancholia” -que muchos han calificado ya de obra maestra-, se encontraba en duda.

La misma directora del festival, Jacqueline Lyanga, no había descartado su asistencia. Pero lo cierto es que Von Trier nunca llegó, y que esto no fue realmente motivo de sorpresa -aunque sí de desazón- para los cientos de fanáticos que se reunieron ante las puertas del Teatro Egipcio de Hollywood con la esperanza no sólo de ver la cinta (centrada en una joven novia que se enfrenta a la posibilidad de que la Tierra se extinga debido a un choque con otro planeta), sino también de conocer a su ídolo, uno de los cineastas más talentosos del cine contemporáneo (y, sin duda, el mejor en toda la historia de Dinamarca).

IMG_2157No fue una sorpresa porque, hace sólo unas semanas, como lo publicó MANGANZON [lee aquí el reporte], el realizador europeo anunció que no iba a dar más entrevistas y, prácticamente, que se retiraría de la vida pública, como consecuencia de unas desafortunadas declaraciones que hizo durante la conferencia de prensa de “Melancholia” en el más reciente Festival de Cannes, y que lo llevaron a bromear sobre su supuesta simpatía por Hitler [mira aquí el video].

La condena inmediata que sufrió por el mal chiste se tradujo en su ignominiosa expulsión de Cannes y, según varios analistas, le quitó a “Melancholia” la Palma de Oro que merecía; pero el asunto no quedó allí, porque su más reciente consecuencia lo vio ante la posibilidad de obtener cargos penales por violar una ley francesa contra la justificación de crímenes de guerra (un hecho que provocó justamente el comunicado en el que anunció su retiro).

En estas condiciones, es probable que no le interesara demasiado visitar Los Angeles, sobre todo porque hay aquí muchas personas que quieren hacerle toda clase de preguntas, relacionadas no sólo al ya manoseado suceso de Cannes, sino también a la excelencia deslumbrante de una película que resulta tanto o más buena de lo que se ha dicho, como lo comprobamos durante la noche del lunes en la inmensa pantalla del Egipcio (verla en condiciones así es indispensable, aunque ha estado en VOD desde hace varias semanas).

Existe la posibilidad de que Von Trier sea un ser humano trastornado, al menos hasta algún punto; pero es evidente que es también un sujeto capaz de hacer una cinta que, además de ser terriblemente desoladora, resulta inmensamente bella y conmovedora.

La que sí estuvo presente en la función especial fue Kirsten Dunst, protagonista de “Melancholia”, quien recibiera el premio como Mejor Actriz en Cannes debido a este trabajo, y que ha alcanzado una madurez artística que no se insinuaba todavía durante su participación en la serie de “Spider-Man” (“aunque estoy convencida de que mucha gente me seguirá recordando únicamente por mi papel de Mary Jane”, la escuchamos decir ante un micrófono ajeno).

Melancholia1

Dunst pasó raudamente por una pequeña alfombra roja, llevando un florido modelo de Dolce & Gabbana y dándonos apenas tiempo para hacerle unas cuantas fotos que nos hallaron en una posición incómoda, ya que en esos momentos nos encontrábamos tratando de salvaguardar nuestro lugar en la inmensa cola de acceso al teatro -porque nuestra prioridad, por supuesto, era ver la película-.

Antes de la proyección, tanto ella como Udo Kier -un actor alemán que cumple un rol menor pero muy cómico en un filme que es sumamente dramático- se pusieron de pie para presentar de manera muy breve lo que íbamos a ver. Cuando la película terminó, todo el mundo se quedó sentado, esperando que los actores regresaran para la proverbial sesión de preguntas y respuestas; pero no lo hicieron. Fue una pena, porque “Melancholia” nos ha dejado con miles de inquietudes en la cabeza.

Se estrena en los Estados Unidos de manera comercial el 11 de noviembre, es decir, este viernes. No se la pierden por ninguna razón… a no ser que se acabe antes el mundo.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar