Reseñas de cine

Imprimir
Jul
04

Entrevista a Pedro Almodóvar, director de LOS AMANTES PASAJEROS

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein

Almovodar_Amantes_1

Para su estreno en los Estados Unidos, ha recibido el título de “I’m So Excited!”, debido a una canción de las Pointer Sisters que aparece en una de sus escenas más hilarantes; pero se llama realmente “Los amantes pasajeros”, y es así como la recibirán sin duda nuestros lectores, versados en la lengua en la que la misma película se encuentra realizada.

Esta es, por supuesto, la nueva obra como director de Pedro Almodóvar, el cineasta manchego que le ha dado al mundo cintas del calibre de “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Todo sobre mi madre” y “Hable con ella”, y que regresa aquí a la comedia desfachatada con la que se inició para presentar la historia de un vuelo aéreo que se mete en problemas y cuya tripulación debe entretener a los asustados pasajeros para que olviden el trance en que se encuentran.

Con una fuerte impronta teatral, mucho colorido y ese humor descarado que no se la había visto en mucho tiempo, Almodóvar ha logrado un trabajo que, sin encontrarse entre los mejores de su carrera, se ve con placer y provoca muchas risas. Durante un encuentro que tuvo con MANGANZON y otros compañeros de prensa en la ciudad de Los Angeles, el cineasta europeo habló extensamente de la cinta.

Almodovar_Amantes_2

¿Cuál fue la base de estilo de “Los amantes pasajeros”?

Es un tributo a las comedias de enredos. Siempre he sido un gran fan de directores y guionistas de los ‘30 y ‘40 como Ernest Lubitsch, Billy Wilder, Preston Sturges y George Cukor. Por ese mismo lado, también me gustan varios directores de España como Luis Buñuel, Luis García Berlanga y Víctor Erice.

¿Hiciste el papel de Norma Boss, la diva argentina que está en el avión, pensando en la actriz Cecilia Roth, que la interpreta?

No pensé en ella cuando lo escribía; de hecho, era un personaje distinto, porque se supone que era una mujer de 63 años que lucía bien, pero que se había hecho mucha cirugía. Uno de esos personajes típicos de los “años del destape” en España. Pero no encontraba a la actriz adecuada; es decir, muchas tenían el físico, pero no eran lo suficientemente buenas, por lo que decidí adaptarlo a Cecilia, que es obviamente más joven. Y tenía sentido, porque luego de los “milicos”, hubo en mi país una llegada masiva de artistas argentinos; yo, por ejemplo, conocí a Cecilia en 1977, y realmente la admiro.

Además, fue una película con ella la que te dio el Oscar.

Sí, “Todo sobre mi madre”. Ese momento fue interesante, porque tuve que acudir a cinco fiestas diferentes antes [de la ceremonia]; por lo tanto, cuando llegué [al evento], estaba ya exhausto. Yo no trabajo para ganar un Oscar; lo importante para mí es identificarme con la película, para bien o para mal. Pero es algo único, claro; en España, sólo una persona recibió un Oscar antes de mí. Es un momento en el que la mente te explota, pero después de eso vuelves a la realidad y todo sigue siendo igual.

Cecilia_Roth_Los_amantes

¿Te molesta que se haya traducido el nombre de la película como “I’m So Excited!” en los Estados Unidos?

Lo necesitábamos, porque aquí “pasajeros” no tienen ese otro sentido que tiene en español; funcionó en Francia y en Italia, pero aquí no. Además, en español “excited” quiere decir también “horny”.

“Los amantes pasajeros” es probablemente tu película más gay… pero los actores son heterosexuales.

Se caracterizaron para ello, e hicieron un trabajo de ensayo muy intenso para conseguir ser tan “flamboyants” [extravagantes] como se ven en la película. Pero es verdad que ésta es la primera película en la que muestro a tres personajes muy afeminados; en el pasado, no necesitaba emplear características así, porque para mí, ser homosexual es algo completamente habitual. En este caso, como estábamos ante una comedia ligera, me pareció que acentuar esos aspectos daba una impresión más cómica. Si consideramos que esto se parece de algún modo a una obra de teatro, podemos verlos como los maestros de ceremonia; pero hicieron un trabajo excelente, porque no se trataba tampoco de que pudiéramos poner lo que se nos ocurriera en sus interpretaciones.

Alguna gente dice que esta película es política, otro que es sexual o incluso bisexual. ¿Cómo la describirías tú?

Se lo dejo a la audiencia, porque algunos días digo una cosa y otros digo otra. En España, donde se vive ahora una realidad muy específica, se puede decir que es una metáfora muy clara sobre la sociedad, sobre el miedo, la incertidumbre y la necesidad de aterrizar en una situación mejor, sin que sepamos cuándo va a ocurrir. No puedo hacer lo mismo en lugares donde no se conoce [lo que pasa en mi país]. En Nueva York, por ejemplo, la dediqué a los bisexuales; me comporté como si estuviera haciendo cabaret, como si estuviera haciendo “burlesque”. Pero la película trata en realidad del temor, de la soledad, de personas que no logran conectarse, pero que terminan condenadas a estar juntas, con todo lo que ello implica. La muerte y el sexo están muy presentes, como las dos patas de un mueble.

Almodovar_Amantes_3

La película tiene un manejo muy interesante de los colores; ¿cómo lo lograste?

Lo hago por intuición; de hecho, yo mismo diseñé todo lo que estaba dentro del avión, excepto los suelos y las cosas corporativas. Por un lado, quería hacer algo nuevo, para que nadie pudiera decirme que en los vuelos no se consumen drogas, no se toma alcohol ni se folla; no quería que nadie me enjuiciara. Por el otro, los aviones son muy feos; utilizan las peores gamas de grises y de marrón. No quería esos colores para mis películas, pero sí hay un desarrollo del gris en su camino al azul, y del marrón en su camino al naranja, así como una presencia del rojo, sólo como subrayado. Hago esto como un pintor.

¿Cómo se gestó la idea para hacer el guión? ¿Tuviste algunas experiencias semejantes en vuelos comerciales?

No he tenido nunca sexo en un avión, aunque últimamente he estado soñando con eso. No he consumido drogas en un avión; es el único lugar donde no lo he hecho (eran muy populares en el Madrid de los ’80). No tomo (tampoco lo hacía en esa época). Pero el asunto es que todas esas cosas están prohibidas, y me gustaba la idea que hacer una comedia que rompiera totalmente con las reglas. Estas personas empiezan a tomar porque están asustadas, y todo lo demás está justificado por el estado etílico en que se encuentran. Hay la posibilidad de que mueran, y creo que la mejor forma de despedirse de la vida es con una celebración de los sentidos, porque el sexo es uno de los grandes regalos que nos ha hecho la Naturaleza; y es además un regalo muy democrático, que todo el mundo puede disfrutar.

Hay una escena en la que se menciona algo sobre el rey…

No quiero darle más problemas a nuestro rey de los que ya tiene. Mi opinión sobre él ha cambiado en los últimos dos años. Empezó a cambiar cuando salió el libro que hizo con Pilar Urbano; yo estaba chocado por eso. Fue muy desagradable descubrir esa posición homofóbica, muy cercana al Opus Dei. Con el caso de corrupción que tiene la familia, creo que los españoles son lo suficientemente maduros como para demandar ahora cuentas. Deberíamos tener la posibilidad de hacer un referendo para preguntarle al pueblo si queremos o no una monarquía parlamentaria. Pero tengo empatía por el rey, y de todos modos, se dice que él ha tenido muchos romances con distintos seres humanos. Y ésta una comedia, claro.

Almodovar_Amantes_5

La cinta se estrena también en México; ¿cómo esperas que la reciban allá?

Espero que no se tomen a mal el hecho de que hay un asesino a sueldo mexicano; no es que yo piense que  México está especializado en eso. No hay que tomarse la película de un modo literal, ni siquiera [en lo que respecta a] nuestro rey. Con México tenemos la lengua en común; espero que se diviertan y que vayan a verla sin prejuicios, y que a todos los varones homosexuales que no han salido del armario y a los bisexuales que nunca lo van a reconocer no les moleste la presencia de estos personajes tan exuberantes.

Antonio Banderas y Penélope Cruz tienen dos papeles muy pequeños al inicio de la cinta; ¿por qué ponerlos así?

Quería grandes actores para todos los personajes; hay incluso un papel chico que le di a Paz Vega, quien tiene una belleza muy especial. Disfruto muchísimo de la compañía [de Banderas y de Cruz]; aunque sólo los tuve un día, éste era mi regreso a un género que es muy familiar para mí, y la idea era que dos actores que pertenecen a mi familia sentimental y artística le dieran la bienvenida a la audiencia.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar