Reseñas de cine

Imprimir
Jul
09

Reseña de PACIFIC RIM

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein

pacific-rim_1

Con "Pacific Rim", Guillermo del Toro ha logrado no sólo hacer su trabajo más ambicioso en términos logísticos, sino probablemente la obra cinematográfica más espectacular que haya surgido de manos de un director latino en la historia del cine. Pero lo más importante del caso es que ha hecho de paso un título de ciencia-ficción inmensamente entretenido.

Este es el segundo filme como realizador del mexicano desde "El laberinto del fauno", que a nosotros nos supo a obra maestra, y que se estrenó hace siete años, por lo que la expectativa de los fans -que a estas alturas son incontables y mundiales- resulta considerable.

En ese sentido, los que adoran parcialmente a Del Toro por su faceta más intelectual y artística (que aparte de "El laberinto" se extiende a "El espinazo del diablo" y "Cronos") no encontrarán probablemente gozos mayúsculos en este "Rim"; pero los admiradores del rubro fantástico en su espectro más amplio, así como los conocedores de la amplia faceta 'mainstream' de este cineasta, celebrarán con aplausos su nueva creación, como lo hicieron muchos de los asistentes a la proyección privada en la que estuvimos.

Pacific_Rim_2

Para ser sinceros, debido a lo mucho que Del Toro tarda en estrenar sus ofrendas propias (a diferencia de lo que hace como productor), hubiéramos preferido que esto estuviera en su línea sesuda y compleja; pero desde que hablamos con él hace varios meses y nos contó que se encontraba trabajando en este proyecto, adivinamos que lo que se venía iba a ser básicamente un enorme producto de entretenimiento que, a pesar de su relativa intrascendencia, iba a superar largamente a otras megaproducciones recientes de tinte semejante, empezando, obviamente, por la saga de "Transformers".

"Pacific Rim" trata sobre un futuro cercano en el que la Tierra está siendo atacada de manera constante por unas criaturas descomunales surgidas de las profundidades marinas (no del espacio sideral). Para intentar librarse del exterminio, los humanos han construido robots gigantes que son controlados por dúos de pilotos, y que pese a su contundencia, no resultan infalibles ante tan devastador enemigo.

Durante la presentación de la misma proyección especial que nos sirvió para escribir la presente reseña, Del Toro dijo entusiasmado que la cinta es un tributo entrañable al kaigu, género japonés sobre monstruos invasores que se popularizó tras la Segunda Guerra Mundial. A nosotros, la trama nos remitió de inmediato a "Robotech", un anime de mediados de los '80; pero las personas con las que hablamos al salir de la sala citaron referencias que iban desde las historias de Godzilla hasta las correrías aéreas de "Top Gun".

pacific-rim-3

Por ese lado, "Pacific Rim" podría ser acusada de falta de originalidad, o de ser una suerte de compendio de ideas ajenas servidas bajo un aspecto novedoso. Pero, para nosotros, los buenos artistas de la cultura popular en sus distintos ámbitos no tienen necesariamente que descubrir la piedra filosofal, sino que son igualmente valiosos cuando se muestran capaces de procesar las influencias adecuadas y dar a luz resultados destacados.

Con una temática como ésta, no se deberían esperar demasiadas complejidades existenciales ni metáforas de alto vuelo como las de "Laberinto"; y, ciertamente, la cinta no las ofrece. Lo que sí ofrece es a un director en control absoluto de su oficio, a semejanza del James Cameron de "Avatar", y con todas las ganas del mundo de desatar a sus anchas las fantasías más 'geek' que lleva en las entrañas.

En "Pacific Rim", que según algunas fuentes contó con un presupuesto de 180 millones de dólares, Del Toro se siente como un niño al que se le ha dado derechos absolutos en una juguetería gigantesca; pero, en lugar de destrozarlo todo a su paso, sin ton ni son, el nativo de Guadalajara orquesta un caos controlado, con momentos visuales absolutamente brillantes, en los que hasta la destrucción extrema viene narrada con una cuidosa planificación y generosas dosis de maestría.

Pacific_Rim_5

Pese al evidente uso de la CGI, las dimensiones de los combatientes de ambos bandos parecen siempre tangibles y mucho más realistas de todo lo que hemos visto antes, lo que se ve ayudado por un efectivo empleo de la iluminación, los colores, la profundidad de campo y los numerosos elementos que se despedazan ante la vista del espectador en cada encuentro bélico. Por ese lado, no se puede dejar de aplaudir la soberbia labor del director de fotografía Guillermo Navarro, quien ha trabajado en casi todas las películas de Del Toro.

Existen aquí, además, abundantes guiños a la comunidad cinéfila del género, ya que si bien el protagonista Raleigh Beckett es encarnado por Charlie Hunnam -un actor cuyo desempeño recuerda quizás a la tibieza de Sam Worthington en la ya citada "Avatar"-, el reparto incluye a intérpretes notables con fuertes raíces en el imaginario del espectador esforzado, desde Rinku Kikuchi -recordada como la adolescente nipona de "Babel"- hasta Ron Perlman -el "Hellboy" de dos películas anteriores de Del Toro-, pasando por Sebastián Segura -un icono irrefutable del cine español de culto-.

Todos ellos se encuentran enfrascados en un relato (escrito en forma de guión por Del Toro y Travis Beacham) que parece tener un destino inexorable de catarsis hollywoodense, y que apela a veces a claves sentimentales simplistas, pero que posee un desarrollo altamente divertido, tanto en los momentos de homenaje a las artes marciales que se producen durante los entrenamientos para las batallas como en las fastuosas secuencias épicas que los tienen al mando de sus impecables Jaeger, en medio de vibrantes combates con unos monstruos descomunales de variada fisonomía y de poderes distintos.

pacific-rim-encuentro

Es también importante señalar que, a diferencia de muchos de los trabajos similares de raigambre estadounidense, "Pacific Rim" evita las tendencias patrioteras, ya que sus abnegados libertadores conforman un contingente internacionalista que no logra lo que logra necesariamente por actos individuales de heroísmo, sino por el esfuerzo conjunto de la colectividad.

Por último, hay que destacar que, luego de haberse resistido inicialmente al pedido del estudio productor Warner Bros. para presentar el filme en tres dimensiones, Del Toro haya logrado manejar tan bien un formato que no se presta siempre a las superproducciones con movimiento masivo, como lo demostró recientemente "Man of Steel", que lucía mejor en la versión que no requiere de lentes especiales. Nuestra función de "Pacific Rim" fue en 3D y en IMAX, y no nos arrepentimos de haberla visto así.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar