Reseñas de cine

Imprimir
Oct
04

Reseña de GRAVITY

Escrito por Sergio Burstein

Gravity resena 1

Luego de hacer "Children of Men", una de las mejores películas contemporáneas de ciencia-ficción, el director mexicano Alfonso Cuarón estrena "Gravity", otro título absolutamente impresionante que debería colocarlo como uno de los grandes maestros del citado género... si es que estuviera realmente en sus filas.

Y es que, pese a desarrollarse en la estratósfera, ésta es una historia que podría ocurrir en el presente y que, en medio de su indudable espectacularidad, viene deslumbrando sobre todo por su realismo, pese a que no se filmó en el cosmos, sino en un ambiente estrictamente controlado al que se sumó uno de los sets virtuales más ambiciosos de los que se tenga noticia.

De ese modo, "Gravity" es esencialmente un 'thriller' psicológico que se sitúa en un entorno hermoso pero súbitamente hostil, y más allá del género que se le pretenda asignar, es un festín visual con un diseño en 3D absolutamente planeado y consistente, que no debería por ningún motivo apreciarse -al menos por primera vez- en una pantalla chica.

Gravity resena 2

También es, claro, una cinta que puede resultar apabullante en términos visuales si se tiene problemas con el vértigo, porque, siguiendo con las reglas reales del ambiente en que se desarrolla la historia, los personajes realizan algunos movimientos desconcertantes, como las vueltas imparables a las que se ve sometido uno de ellos luego del accidente que desencadena el drama.

En realidad, el argumento se centra en dos personajes: la ingeniera biomédica Ryan Stone (Sandra Bullock), que se encuentra en su primera misión en las alturas, y el veterano astronauta Matt Kowalski (George Clooney). Ambos aparecen desde el inicio en medio de su trabajo en las inmediaciones de una estación en órbita, y a través de un fabuloso plano secuencia -sin cortes- que dura quizás más de 10 minutos, Cuarón define sus contrastes de personalidad: mientras él escucha música, hace bromas y se pasea con un caminador espacial, ella se mantiene de lo más seria y nerviosa mientras desarrolla su labor técnica.

Más adelante, descubriremos que la razón de su conducta tiene que ver con un luto de lo más terrestre. Pero, luego de que los restos de un satélite destrozado se salen de control y destruyen su nave, Stone tiene razones mucho más inmediatas de las qué preocuparse, como la supervivencia en un ambiente que desconoce y que la encuentra con poco oxígeno disponible.

Gravity resena 3

Por ese lado, no estamos seguros de que "Gravity" sea una cinta que desarrolle demasiado a sus personajes, al menos de modo convencional; pero, por otro lado, no cabe duda de que la inmensidad del espacio, recreada con un enorme sentido de la belleza, ofrece significados que no requieren de demasiadas palabras, y que refleja de modo particularmente efectivo el drama interno que Stone trae desde el planeta que se encuentra más abajo.

Sin dejar de emplear ciertos elementos hollywoodenses que nos recordaron a veces al estilo de Ron Howard, Cuarón apela a un minimalismo narrativo que, por ejemplo, lo lleva a plantear una banda sonora libre de percusiones y de melodías (cuando "Children of Men" se abría con un tema de King Crimson). No sucumbe, por supuesto, a la tentación de usar la "Space Oddity" de David Bowie, cuya letra va perfectamente con la temática de la cinta, pero que hubiera sido una elección demasiado fácil y, por supuesto, una referencia demasiado sospechosa a la "2001 Space Odyssey" de Stanley Kubrick.

Claro que las alusiones al mismo clásico son inevitables, sobre todo en las escenas más contemplativas y, por supuesto, en la sugestiva toma en la que, en medio de su lucha por sobrevivir, Stone llega hasta el receptáculo de una nave de otro país, se despoja de su traje espacial y se pone a flotar en posición fetal (una toma que, además, nos permite ver el estupendo estado físico en que se encuentra la Bullock).

Gravity resena 4

Pero las semejanzas llegan hasta ahí, ya que si bien "2001" tenía un ritmo permanentemente aletargado, "Gravity" posee muchas escenas de acción y de movimiento, como las que, respondiendo a las reglas físicas del cosmos, muestran a una Stone desbocada que gira sin parar cuando se desprende de las superficies que la estabilizan (una recreación realista que, por otro lado, nos dejó bastante mareados, lo que no sabemos si es intencional). Todo esto se ve acentuado por el creativo uso de una 3D inclusiva que nos transporta al escenario de los hechos del modo más verosímil que hayamos visto, y que ratifica a Cuarón como un verdadero experto de las imágenes.

Finalmente, si bien Clooney se pone en la piel de uno de esos tipos encantadores que suele interpretar, no se puede dejar de lado la gran actuación de Bullock, quien se enfrentó no sólo a un personaje en medio de una crisis existencial tan severa como creíble (es decir, algo que no parece haber hecho antes), sino que se sometió con valentía a las incontables exigencias físicas de un rodaje que resultó durísimo.

Sumando los factores, y en vista de que nos falta todavía mucho por ver, no nos sentimos en capacidad de afirmar que "Gravity" es la mejor película del 2013, como ya lo han hecho muchos críticos; sí podemos decir, en cambio, que resulta absolutamente impresionante, sobre todo en el plano visual, y que no se podrá apreciar algo semejante en mucho tiempo.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar