Reseñas de cine

Imprimir
Oct
17

Reseña de CARRIE

Escrito por Sergio Burstein

Carrie resena principal

Para muchos, y con razones de peso, la "Carrie" de Brian de Palma es la versión fílmica definitiva de esta escalofriante historia de revancha adolescente, por lo que cualquier otra adaptación que se haga para la pantalla -incluyendo la televisiva del 2002, que nadie parece haber visto- es una verdadera herejía.

Pero ningún fan del terror que logre todavía mantenerse de pie podrá negar la inmensa curiosidad que está generando en él la versión que se estrena este viernes, debido sobre todo a que los involucrados en ella no son los artistas hollywoodenses de intereses meramente comerciales que se podría esperar, sino la notable directora Kimberly Peirce ("Boys Don't Cry") y la joven actriz Chlöe Grace Moretz, quien pese a su corta edad, ha labrado ya una fuerte relación con los admiradores del fantástico gracias a títulos como "Let Me In" y la saga de "Kick-Ass".

Los cinéfilos y los 'nerds' más empedernidos (es decir, dos rubros que se cruzan frecuentemente) se interesarán en saber además que el guionista de esta entrega es Javier Aguirre-Sacasa, un escritor estadounidense de ascendencia nicaragüense que ha hecho varios trabajos para Marvel Comics Group, que ha trabajado para la teleserie "Glee" y que se encargará ahora de la adaptación fílmica de las populares historietas de "Archie".

Carrie resena 2

Con todo lo dicho, el reto de esta adaptación era demasiado grande, si se toma en cuenta que la "Carrie" de 1976 es un verdadero clásico del cine que, además, le dio a sus protagonistas Sissy Spacek y Piper Laurie sendas nominaciones al Oscar. Por ese lado, la del 2013 no es competencia, y es bastante seguro que, debido a las inevitables comparaciones que se darán, no reciba mucha atención en las ceremonias de premios que se vienen. Pero lo curioso es que, si no hubiera existido la adaptación de De Palma, este estreno podría haber sido fácilmente considerado como una de las mejores propuestas del horror cinematográfico reciente, lo que insinúa desde ya sus virtudes.

En las discusiones de entendidos que se han dado en estos últimos meses en la red, hemos leído tanto los reclamos como las esperanzas que muchos tienen para esta versión, incluyendo la supuesta necesidad de incluir algunas circunstancias del libro que no fueron tomadas en cuenta antes, como el modo en que una Carrie niña desata una lluvia de piedras sobre su casa tras ser humillada por su madre Margaret. Bueno, lamentamos decepcionarlos, pero no hay aquí una escena así; y, en realidad, esos son agregados que se hicieron ya en la versión televisiva.

Lo que encontramos, en cambio, es una interpretación naturalmente incompleta pero sumamente fiel del libro, lo que la lleva de paso a lucir como un 'remake' sumamente fiel de la cinta original por el simple hecho de que De Palma tuvo una aproximación semejante al texto de King. Se podría reclamar a Peirce (que es abiertamente gay, y por lo tanto, fue también una "outsider" en sus años mozos) por no haber tomado un camino más arriesgado, pero eso hubiera significado alterar sustancialmente la historia conocida y disgustar todavía más a los fans, por lo que la decisión de la directora parece la más razonable.

Carrie resena 3

Claro que esta es una "Carrie" del 2013, y, por ese lado, el guión de Aguirre-Sacasa ubica los hechos en un mundo contemporáneo en el que las redes sociales ocupan un rol esencial. De ese modo, la conocida secuencia temprana en la que la protagonista ocasiona un escándalo en el baño de mujeres de la escuela tras tener una primera menstruación que no entiende es grabada por la 'matona' Chris (Portia Doubleday) y subida a YouTube, en una acción que respaldará luego el castigo que se le da, pero que no cambia el desarrollo de la historia. Se trata, por lo tanto, de un cambio creativo que no afecta la fidelidad citada.

En cuestiones de tema, lo más vigente aquí (y probablemente una de las razones de peso para que se le diera luz verde al proyecto) es el asunto del 'bullying', que adquiere niveles monumentales y que, a fin de cuentas (dejen de leer si están entre los pocos que no saben cómo termina esto), es lo que termina desatando la simpatía del espectador por Carrie, incluso cuando ésta decide exterminar a la mitad del pueblo como venganza por los abusos cometidos en su contra (lo que, en pocas palabras, la emparenta de algún modo con los asesinos en serie que han estado ocupando tantos titulares en los meses recientes).

Por otro lado, sin abandonar del todo los excesos (¿cómo hacerlo en una historia que tiene un final tan apocalíptico y un enfrentamiento tan despiadado entre una madre y una hija?), e incrementando de hecho la presencia de los poderes de la chica (que en la versión de De Palma eran mucho más sutiles, al menos hasta el desenlace), esta cinta intenta ser más seria y despiadada que su antecesora famosa, por lo que los tormentos que sufre su protagonista y los castigos físicos que se autoinfringe Margaret resultan más intensos.

Carrie resena 4

Pese que el estilo visual es mucho menos osado que el del autor anterior (lo que se nota sobre todo en la emblemática escena de la fiesta de prom, que no intenta por suerte reproducir la técnica de pantalla partida), Peirce recurre generosamente a esa clase de efectos digitales que no existían en los '70, y que le permiten filmar secuencias de acción y de muerte de manera mucho más vistosa, pero que le dan a la vez a la producción un aspecto artificial no buscado.

En todo caso, no cabe duda de que las expectativas mayores se encuentran en el desempeño de Grace Moretz y Moore, encargadas de los papeles de Carrie y de su desquisiada madre, que para muchos resultan ya inseparables de Spacek y Laurie. Por ahí, tenemos que decir que los resultados son ampliamente satisfactorios, ya que si bien Grace Moretz es demasiado bonita como para replicar el aspecto sinceramente raro de Spacek, tiene la edad perfecta para el personaje y, además, pese a su corta edad (16 años), es toda una veterana del género que ha logrado siempre arrebatarle rasgos de oscuridad a una presencia que debería ser dulce y encantadora por naturaleza.

Por su parte, Moore, ciertamente experimentada en géneros de toda clase, asume un aspecto francamente espeluznante para encarnar a Margaret, una trastornada mujer que, debido a su obsesión religiosa, ha transformado a su hija en una "freak" antisocial y ha intentado permanentemente suprimir sus impresionantes cualidades telekinéticas. Sin embargo, Peirce -aconsejada quizás por Grace Moretz, que en medio de sus elecciones histriónicas proviene de una familia profundamente cristiana- hace lo posible por limar asperezas con los creyentes al dejar en claro que la mujer no responde a las enseñanzas de La Biblia, aunque eso no le impide presentar una cruda imagen de crucifixión que hay que ver para creer.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar