Reseñas de cine

Imprimir
Abr
29

Reseña de CAPTAIN AMERICA: CIVIL WAR

Escrito por Sergio Burstein

captain america civil war resena 1

Amantes de las películas basadas en historias de superhéroes, regocíjense: luego de que “Batman V Superman” llevara el tono oscuro de Warner hasta extremos indecorosos, nuestros amigos de Marvel regresan en masa no necesariamente para darle una ligereza insufrible al ambiente, sino para lograr un balance dramático inesperadamente efectivo y ofrecernos de paso una de las mejores cintas del género de todos los tiempos bajo el nombre de “Captain America: Civil War”.

No deja de sorprender que el titular de la partida, emparentado muchas veces en Latinoamérica con la defensa del imperialismo estadounidense, haya terminado siendo el que nos brinda los trabajos más logrados y complejos de esta saga; y en este caso, el interés crece justamente porque el protagonista empieza a alejarse de los valores supuestamente puros que defendía a rajatabla en sus dos anteriores entregas individuales para adoptar una postura individualista con la que se aparta del concepto de la búsqueda del bien común que lo caracterizaba, haciéndose de algún modo más humano.

Para ser claros, como suele ocurrir de manera cada vez más creciente en estas obras, “Civil War” no se centra en un único personaje, sino en muchos, hasta el punto de que podría ser considerada prácticamente como una película de los Avengers si es que no faltaran algunos de los ya presentados en la gran pantalla, aunque se suman otros para reemplazarlos. Y si bien este exceso de figuras perjudica el desarrollo individual de cada una, así como el desempeño específico de los respectivos actores, sentimos que aquí se ha logrado atenderlas de modo razonable, llegando incluso a veces a la exploración de llamativos traumas personales del pasado que preferimos no adelantar.

Captain America Civil War resena 2

Como ya lo hemos insinuado, otro factor positivo es la obtención de un tono que evita caer en la comedia excesiva de “Avengers: Age of Ultron” -donde todo el mundo pretendía ser gracioso- para acercarse a una línea mucho más dramática que, sin embargo, se inclina hacia el lado divertido en la segunda parte, cuando los conflictos han sido completamente planteados y es momento de bajarle la intensidad a las tintas. Es la decisión más adecuada, porque esos mismos conflictos han llevado a que quienes trabajaron juntos por tanto tiempo se dividan para agarrarse literalmente a golpes.

Todo parte de una decisión externa, claro está. Luego de causar desastres adonde quiera que vayan y sí, de provocar involuntariamente numerosas muertes de civiles en medio de sus combates con el enemigo (lo que constituye una relativa novedad para un género en el que los participantes destruían ciudades enteras sin que hubiera aparentemente víctimas), los Avengers reciben una orden gubernamental que restringiría severamente su campo de acción, ya que no podrían emprender ninguna misión sin una aprobación directa de un comité especial de las Naciones Unidas. La idea suena razonable para Tony Stark/Iron Man (Robert Downey Jr.) pero no para Steve Rogers/Captain America (Chris Evans), hasta el punto de provocar un cisma al interior del grupo.

Si bien la división puede resultar al inicio un tanto cuestionable (¿no fue siempre Stark el rebelde?), ofrece a cambio la oportunidad de alterar las reglas de juego para mostrar a un Captain mucho menos perfecto de lo que se pensaba, y de paso, para mostrar el modo en que los demás personajes (Black Widow, Falcon, War Machine, Hawkeye, Black Panther, Vision, Scarlett Witch y otros) eligen su pertenencia a cada bando, como si se tratara de partidos políticos ferozmente antagónicos. Por supuesto, la gran diferencia es que, en lugar de discutir sus desavenencias a punta de debates, estos tipos lo hacen peleándose cuerpo a cuerpo.

Captain America resena 3

No nos hagamos los tontos; las audiencias que convertirán probablemente a esta cinta en un enorme éxito de taquilla pagarán simplemente por ver las escenas de acción, y en ese sentido, “Civil War” les da ampliamente lo que se encuentran buscando, porque contiene los enfrentamientos físicos más espectaculares y mejor filmados que hayamos visto en esta clase de propuestas, gracias al increíble talento visual desarrollado por los hermanos Anthony y Joe Russo, quienes se encargaron anteriormente con inesperada fortuna de “Captain America: The Winter Soldier” (hasta ese momento, su única aventura cinematográfica había sido la intrascendente y vapuleada comedia “You, Me and Dupree”).

En lugar de apelar al caos estético que se ha visto en otras secuencias semejantes, las de los Russo recurren a una puesta en escena comprensible y lógica que acentúa el gozo de las mismas, promovido de antemano por la posibilidad de ver un choque de titanes que, además de todo, se produce entre personajes con los que el espectador ha desarrollado ya una relación afectiva. En ese sentido, lo que ocurre antes no es una simple excusa para el espectáculo hollywoodense, sino una base narrativa que permite sentir incluso más la intensidad emocional y física de estas peleas, combinada con la presencia de un villano (interpretado por Daniel Brühl) que no por lucir demasiado normal deja de ser interesante.

Captain America resena 4

No todo es maravilloso, por supuesto; con 147 minutos de duración, “Civil War” nos parece demasiado larga, sobre todo cuando se empeña en llevarnos a innumerables rincones del mundo cuando eso sólo termina por generar confusión en una línea argumental realmente sencilla, a la usanza de lo que ocurre con las entregas de “Fast & Furious”. Por otro lado, aunque no queremos revelar demasiado, hay algunos personajes nuevos que ostentan demasiadas habilidades de combate para ser debutantes, y la resolución de la historia no nos convence del todo en vista de sus antecedentes.

Pero los Russo se las ingenian para sorprendernos de un modo u otro a cada momento, y serán además recordados por ser los cineastas que nos presentaron a una nueva encarnación de Peter Parker/Spider-Man (ahora en manos de Tom Holland) que convence desde el inicio y cuenta con una participación de lo más decorosa, sobre todo cuando se considera que debe competir en el lado humorístico con el ya conocido Ant-Man (Paul Rudd). No nos hemos olvidado todavía de Tobey Maguire, pero este jovencito no lo hace nada, nada mal; y esta opinión debería importar al menos un poco, porque el Araña ha sido siempre nuestro superhéroe favorito.