Reseñas de cine

Imprimir
May
13

{Estrenos} LAST DAYS IN THE DESERT, el ayuno de Jesús en manos del creativo hijo de ‘Gabo’

Escrito por Sergio Burstein

LSITD 1

“Last Days in the Desert”, que se estrena hoy en Estados Unidos, tiene un gran interés desde sus propios créditos, ya que además de ser el nuevo largometraje de Rodrigo García -hijo de Gabriel García Márquez y autor de cintas tan celebradas como “Nine Lives” y “Mother and Child”-, está protagonizado por el popular actor Ewan McGregor (“Trainspotting”, “Moulin Rouge!” y la saga anterior de “Star Wars”) y cuenta con la invaluable mano de obra de Emmanuel Lubezki, quien es probablemente el director de fotografía más solicitado del momento.

Pero no hay que esperar cosas espectaculares de ella, al menos en el sentido del deslumbramiento inmediato, porque se trata de una cinta que, pese a ser indudablemente creativa (el guión del mismo García recrea un periodo que no se detalla en La Biblia), se encuentra lejos de poseer el ánimo irreverente y revisionista de algo como “The Last Tempation of Christ”, mientras que su tendencia general es bastante minimalista, tanto en la puesta en escena (no esperen aquí tomas interminables y virtuosas, aunque sí preciosistas) como en el área de vestuario y ambientación, lo que va de acuerdo con un relato que se desarrolla completamente en un medio agreste y apartado y en el que participan únicamente cinco personajes (aunque se podría decir que dos de ellos son en realidad las facetas opuestas de uno solo).

LSITD 2Estos son Yeshua (el nombre hebreo de Jesús) y el Diablo, ambos interpretados por McGregor en un esfuerzo digno de elogio pero de perfil también bajo, así como los integrantes sin nombre de la familia que conoce al final de sus 40 días de ayuno: el hijo (Tye Sheridan), el padre (Cyarán Hinds) y la madre (Ayelet Zurer). En lugar de mostrar de inmediato al supuesto hijo de Dios haciendo milagros y solucionando la vida de estos seres humanos aquejados por diversos problemas -la madre se encuentra seriamente enferma y el padre se niega a que el hijo se vaya a vivir a la ciudad-, la película se toma el tiempo necesario para desarrollar una trama que tiene más que ver con desavenencias familiares que con milagros celestiales, lo que ya de por sí es una novedad.

Pese a que García ha hecho varios trabajos de considerable nivel artístico y ha dirigido también episodios de series televisivas tan aclamadas como “The Sopranos” y “Six Feet Under”, su nombre no ha alcanzado la reputación que probablemente merece, debido quizás a su poco interés en presentar historias excesivas o sensacionalistas. La mayor diferencia entre “Last Days” y sus anteriores filmes es que éste no se centra en figuras femeninas y, en lugar de desarrollarse en un medio urbano y contemporáneo, se ubica en el desierto judaico de hace dos milenios; pero la sobriedad y la contención se mantienen, hasta el punto de comprometer el impacto en el espectador, incluso cuando se nota que estamos ante un trabajo sumamente interesante que deja con más preguntas que respuestas.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar