Reseñas de cine

Imprimir
May
21

Reseña de NEIGHBORS 2: SORORITY RISING

Escrito por Sergio Burstein

Neighbors resena 1

El humor inmaduro, lleno de bromas relacionadas a las drogas pero finalmente tierno de Seth Rogen parece tener tantos detractores como adeptos, sobre todo cuando se le da rienda suelta a través de proyectos que lo encuentran directamente involucrado en la parte creativa y que resultan muchas veces excesivos. Pero cuando él mismo se pone a las órdenes de otras fuerzas generadoras y las cosas obtienen una distribución más equitativa, los resultados pueden ser de lo más atractivos, como es el caso de “Neighbors 2: Sorority Rising”.

Hace unos años, si alguien hubiera mencionado ante nosotros un título semejante, habríamos pensado de inmediato que se trataba de una de esas cintas falocéntricas y sensacionalistas que han desfilado tanto por las pantallas estadounidenses; pero, claro está, sabemos ya que se trata de la secuela de una comedia del 2014 que, sin sacar el pie del humorismo ‘mainstream’ al que se nos ha acostumbrado en los últimos tiempos, resultaba hilarante por las razones correctas y, sobre todo, intentaba echarle una mirada mínimamente sensible al predecible enfrentamiento entre una pareja adulta y los universitarios revoltosos que se mudaban a la casa de al lado.

“Neighbors 2” puede ser inicialmente vista como una entrega que ofrece más de lo mismo, y aunque en cierto sentido es así -lo que no estaría del todo mal si se consideran las virtudes de su antecesora-, se las arregla para evitar lo ocurrido con la saga de “The Hangover” y ofrecer en cambio un giro novedoso en torno al universo ya definido: en esta ocasión, la pareja urbana conformada por Mac (Rogen) y Kelly (Rose Byrne) no se enfrenta a una hermandad masculina, sino a una femenina.

Neighbors resena 2

El detalle puede parecer menor, pero le da al director Nicholas Stoller (“Forgetting Sarah Marshall”) y a sus coguionistas (Rogen, Andrew J. Cohen, Brendan O’Brien y Evan Goldberg), todos hombres, la posibilidad de incorporar elementos de tinte feminista de lo más inusuales en esta clase de propuestas, basados en el descubrimiento de que, en la vida real, y a diferencia de lo que pasa con las hermandades masculinas, las femeninas no están autorizadas a hacer celebraciones con alcohol, lo que hace cuando menos que el proverbial “right to party” (derecho para hacer fiesta) adquiera un aspecto novedoso.

Además, pese a que lo primero que hace durante una reunión de la hermandad conservadora -encabezada por una respingada damita interpretada por Selena Gómez- es fumarse un enorme “joint”, Shelby (Chlöe Grace Moretz) es una chica solitaria que se alía con dos compañeras ‘nerds’ -la Beth de Kiersey Clemons y la Nora de Beanie Feldstein- para romper la norma y fundar su propia agrupación, con la finalidad esencial de (claro está) hacer fiestas en su propia casa alquilada.

Para su mala suerte, la residencia de al lado le pertenece a Mac y Kelly, quienes se encuentran justamente a punto de venderla (ella está embarazada de su segunda hija) y han sido colocados en un periodo de prueba que podría terminar desastrosamente si los aspirantes a adquirir la propiedad descubren que el espacio supuestamente apacible que se les ha ofrecido colinda con un epicentro de descontrol juvenil. Como es de esperarse, al poco tiempo, la guerra queda declarada; y no falta en ella la presencia de Teddy (Zac Efron, en unos de sus mejores papeles), el muchacho ahora un poco mayor que fue el antagonista en la primera película, pero que ahora irá cambiando de bando de manera alternativa por razones mucho más sentimentales que codiciosas.

neighbors resena 4

Y es que, a diferencia de otros personajes semejantes, Teddy no es una mala persona, sino un tipo al que la falta de intelecto no le impide tener una gran sensibilidad y una profunda necesidad de pertenencia. Pese a que ya está más grande, sigue siendo inmaduro, pero es capaz de entender perfectamente que su mejor amigo Pete (Dave Franco) mantenga una relación abiertamente gay; durante una escena de lo más significativa, tanto él como otros ex integrantes de Delta Psi Beta celebran el inminente matrimonio homosexual del compañero con unos gritos de “USA, USA!”! que se reservan normalmente para causas retrógradas.

“Neighbors 2”, que empieza con una escena de sexo entre Mac y Kelly en la que ella termina vomitando sobre él (¡está embarazada!), no evita la irreverencia que se espera en una producción de su clase, pero refuerza el lado tierno de las cosas cuando es necesario, sobre todo en el caso de un Rogen que aparece particularmente moderado para su reputación pero de todos modos hilarante, hasta el punto de incluir casi al final una escena conmovedora entre los padres y su hija que hubiera sido relegada probablemente por otro director a las escenas borradas del DVD, pero que le agrega un aspecto dramático y saludablemente realista al conjunto entero.

Por ese lado, las infaltables bromas sobre drogas se ven también aligeradas, pese a lo divertida que resulta la escena de la tos interminable que se desata en Nora al debutar en el consumo de marihuana y a la relevancia que tiene la misma hierba en una espectacular secuencia de acción con la que Stoller prueba su talento en estas lides (aunque la verdad es que los trucos de rodaje más llamativo son los que se emplean durante los momentos que involucran a unos ‘air bags’ traicioneros).

No todo nos convence; pese a las novedades descritas, el sentido de la familiaridad es a veces intenso y el desenlace termina siendo demasiado amable, lo que deja un buen sabor de boca pero afecta la sensación de realismo que se había buscado antes (aunque, claro, tener a Zac Efron semidesnudo mientras brinca por encima de una parrilla mientras carga una bolsa enorme llena de cannabis no es precisamente algo que se vea todos los días). Por otro lado, el personaje de Shelby, que es inicialmente de lo más verosímil y se presta perfectamente para las aptitudes de Moretz, termina actuando de una manera poco congruente con su inteligencia. Pero esta es sin duda una fiesta a la que vale la pena asistir.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar