Reseñas de cine

Imprimir
Oct
18

Reseña de DESIERTO

Escrito por Sergio Burstein

Desierto resena 1

Las encuestas más recientes aseguran que Hillary Clinton se encuentra muy por encima de Donald Trump en las intenciones de voto para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, pero hace solo unas semanas, se decía algo muy distinto, por lo que cualquier cosa que se haga para frenar al magnate descabellado o para avergonzar al menos a sus defensores tiene mérito. Y es por ese lado que se debe celebrar el estreno estadounidense de “Desierto”, producido el viernes pasado luego del ya lejano lanzamiento mexicano, durante el mes de abril.

Para que no haya duda, este no es un trabajo revolucionario que cambiará la manera de pensar de nadie, ni una obra de gran vuelo intelectual; de hecho, como nos lo dijo su propio director Jonás Cuarón, la fecha de salida por aquí le sienta bien, ya que en su opinión ésta es una cinta de terror y de acción que emplea como trasfondo el tema migratorio para tener al menos algo que decir al respecto.

Lo que dice es bastante básico, claro, porque se nos presenta a un grupo de inmigrantes indocumentados cuyos intentos por llegar a un lugar seguro de los Estados Unidos se ven frenados por un ‘vigilante’ anglosajón de indudables tendencias homicidas. Al frente del grupo se encuentra Moisés, un hombre de gorrita y jeans que planea regresar al Chicago del que fue deportado mientras lleva en sus manos el osito de su hijo (sí, el osito), y el ‘vigilante’ es Sam, quien lleva un pantalón militar y un rifle con mira telescópica, así como un derroche de odio de origen indeterminado.

Desierto resena 2

Con estos clichés sobre la mesa, Cuarón -quien escribió también el guión al lado de Mateo García- no puede desarrollar una historia compleja ni mucho menos analítica, pero esta simpleza no lo lleva a caer en lo inverosímil ni mucho menos en lo cursi: hay una chica en el grupo, interpretada por Alondra Hidalgo, pero no se intenta relacionarla románticamente con Moisés ni nada por el estilo, y el sentido de supervivencia de los que van quedando vivos (porque ya se sabe que habrá víctimas) hace que no haya tiempo para despedidas ni duelos.

Además, hay algunos detalles ciertamente ingeniosos en la trama -y no nos referimos al osito, que nos sigue pareciendo un recurso burdo, pese a que cumple luego una función dramática-, como el hecho de que el ‘gringo’ cuenta con un aliado tan fiel como letal, su perro Tracker, quien merma con entusiasmo las filas de los aspirantes a residentes estadounidenses y tiene un final cargado de brutalidad supuestamente merecida.

Finalmente, Cuarón no maneja solo de modo brillante el sentido del suspenso, sino que, pese a filmar en el desierto de Baja California bajo condiciones que no pudieron ser fáciles, ostenta una puesta en escena eficiente y dinámica, lo que llama la atención cuando se sabe que su única otra obra de largo aliento como director, “Año Uña”, era un proyecto experimental conformado por un montaje de fotografías fijas.

Desierto resena 3

Con reminiscencias de “The Hill Have Eyes” y ”Duel” (una influencia declarada por el mismo Cuarón), “Desierto” se encuentra lejos de otros filmes de denuncia social que adoptan un estilo más artístico, pero entretiene desde la primera hasta la última toma y tiene además al frente a dos actores tan talentosos como Gael García Bernal (Moisés) y Jeffrey Dean Morgan (Sam), quienes se las ingenian para darle interés a sus personajes pese a los planteamientos esquemáticos que se les brindaron.

Todo esto viene acompañado por la vibrante banda sonora de Woodkid, un artista francés del que no habíamos oído hablar antes pero que, a pesar de haber colaborado con Kate Perry y Taylor Swift (¡ja!), logra elaborar en este caso algo original y trepidante que se presta perfectamente para mantener el ritmo de un “thriller” en el que no hay lugar para la tregua.

“Desierto" no deslumbrará a nadie ni cambiará las decisiones ya tomadas por los votantes, pero tiene un sentido de la actualidad que no se puede negar y, en vista de las circunstancias, presenta una situación extrema que no sería imposible de encontrar en estos días ante la perniciosa retórica de Trump, lo que le brinda un valor agregado. Por otro lado, dudamos de que estas consideraciones logren colocarla en la carrera por el Oscar a la Mejor Película Extranjera (es la apuesta de México para la nominación), aunque la Academia siempre puede dar sorpresas. Lo que sí esperamos fervientemente es que, cuando lo decida, no se encuentre en la Casa Blanca el que menos merece estarlo.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar