Reseñas de cine

Imprimir
Nov
18

Reseña de FANTASTIC BEASTS AND HOW TO FIND THEM

Escrito por Sergio Burstein

Fantastic Beasts resena 1 1

En el 2011, cuando se anunció que “Harry Potter and the Deathly Hallows-Part 2” sería definitivamente la última entrega de una saga cinematográfica juvenil que marcó toda una época, muchos de nosotros sentimos desconfianza, debido principalmente al hecho de que la gran industria cinematográfica no iba a dejar que se le fuera de las manos una marca tan multimillonaria. Y si bien la nueva “Fantastic Beasts and Where to Find Them” maneja a personajes y actores completamente distintos, su relación con la serie anterior es directa, lo que podría llevarnos a poner el grito en el cielo si es que sus resultados no fueran tan decorosos.

La película se inspira en una especie de libro de texto publicado en el 2001 y escrito por J.K. Rowling -autora de la otra saga en su vertiente literaria- que tomaba lugar dos décadas antes y era supuestamente un volumen de lectura obligatoria en la Escuela Hogwarts, lo que transforma al filme tanto en una secuela atípica como en un ‘spin off’, en caso de que conozcan ya el nombrecito. De ese modo, queda claro de antemano que su protagonista, el mago y zoólogo Newt Scamander, es un modelo a seguir para los chicos buenos; pero eso no lo transforma irremediablemente en una copia de Harry, y de hecho, es un personaje completamente diferente al encarnado por Daniel Radcliffe, empezando por su edad y siguiendo con su particular nerviosismo.

Además, la calidad de su interpretación llega garantizada por la elección de Eddie Redmayne, un actor británico que es no solo muy bueno, sino que cuenta con el insuperable pedigrí de haber ganado un Oscar (lo hizo en el 2014 por “The Theory of Everything”), y que no ostenta el atractivo físico inmediato que suele buscarse para los héroes convencionales de la pantalla grande, lo que lo vuelve más interesante y le otorga un bienvenido aroma chaplinesco a algunas de sus escenas de acción, más propias del ‘slapstick’ que de las típicas historias de enmascarados con superpoderes.

Fantastic Beasts resena 2

Tampoco hay que dejar de lado la química que Redmayne logra con su compatriota Katherine Waterstone, cuya cálida interpretación la hace lucir tan sencilla como simpática mientras se pone en la piel de Porpertina “Tina” Goldstein, una bruja convertida en oficinista; y no hay que subestimar al estadounidense Dan Fogler, un carismático gordito que adopta el punto de vista del espectador al transformarse en Jacob Kowalski, un humano común y corriente que anhela abrir una panadería propia, pero que se involucra sin quererlo en el mundo sobrenatural al que pertenecen los personajes antes citados.

Pero volvamos por un momento a Newt, quien es el que desencadena aquí las cosas al llegar a un Nueva York de los años ‘20 en el que la posesión de ‘bestias fantásticas’ ha sido proscrita por un gran consejo de magos, mientras que él, por supuesto, tiene en su maleta a varios de estos bichos, uno de los cuales escapa tras producirse un descuido, desencadenando con ello una serie de eventos frecuentemente desafortunados.

Sin llegar nunca a ser incomprensible, lo que sigue es demasiado complejo como para describirlo aquí con detalle, pero ocurre siempre alrededor de Newt, “Tina” y Jacob, quienes se enfrentan a individuos hostiles de su propio círculo -como el arrogante Percival Graves (Colin Farrell)- y, finalmente, a una arrolladora entidad incorpórea surgida del cuerpo de Credence Waterbone (Ezra Miller), un muchacho tímido y misterioso que es aparentemente abusado por su madre adoptiva Mary Lou Waterbone (Samantha Morton), quien ha decidido dedicar su vida a la erradicación de brujos y brujas (¿no les dijimos que el argumento era enredado?).

Fantastic Beasts resena 3

Pasan muchas cosas en “Fantastic Beasts”, y tememos que eso se vea incrementado en las entregas que vendrán (se han anunciado cuatro más), lo que terminará probablemente por establecer el mismo tipo de mitología detallada que, eventualmente, nos llevó a perder interés en la saga de Potter. Sin embargo, por el momento, este debut se puede disfrutar sin mayores problemas, sobre todo porque cuenta con un guión escrito por Rowling (es la primera vez que lo hace) y llega respaldado por el firme y experimentado trabajo de dirección de David Yates.

Yates, de origen inglés, ocupó el mismo puesto en los cuatro episodios finales de la serie anterior, y a pesar de ser un cineasta con formación televisiva, favorece las puestas en escena de tendencia clásica por encima de los montajes alocados tipo videoclip, con lo que logra incluso darle cierto nivel de verosimilitud a sus criaturas, creadas todas con una técnica de animación digital bastante tolerable.

Por otro lado, como todos sus protagonistas son adultos, “Fantastic Beasts” acentúa algunos de los aspectos oscuros ya presentes en las etapas finales de la saga ‘potteriana’, hasta el punto de presentar abiertamente escenas de asesinatos; pero eso no le quita la posibilidad de mantener por lo general un tono juguetón que recuerda a veces a la “Ghostbusters” original y que apela generosamente al humor.

Finalmente, lo más interesante en el plano propositivo es un mensaje de tolerancia y de rechazo hacia la discriminación que podrá haber sido ya empleado en las películas de los X-Men y en la reciente producción animada “Zootopia”, pero que alcanza ahora un nivel más crítico y urgente en vista de la desoladora elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. A fin de cuentas, la diversión no tiene que estar reñida con la reflexión sobre una realidad tan, pero tan preocupante como la actual.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar