Reseñas de cine

Imprimir
Feb
04

{Estrenos} I AM NOT YOUR NEGRO, un imponente e imprescindible documental sobre los orígenes del racismo

Escrito por Sergio Burstein

IAN 1

Tras un largo periodo en el que las producciones relacionadas a las experiencias afroamericanas eran muy pocas o no contaban prácticamente con distribución, la polémica relacionada al hashtag #OscarsSoWhite parece haber tenido frutos positivos, cambiando al menos un poco las cosas en el limitado plazo de un año, como lo demuestra la abundante presencia de nominados pertenecientes a esta comunidad en la ceremonia de la Academia que se realizará el próximo 26 de febrero.

Una de esas propuestas es “I Am Not Your Negro”, que se lanzó ayer en salas estadounidenses y que ha sido incluida en la categoría de Mejor Documental, lo que, sumado al hecho de que los estrenos de ficción de esta semana parecen ser todos muy malos, la hace prácticamente de visión obligatoria para quienes decidan asistir en estos días al cine y, por supuesto, tengan una conciencia social que les permita interesarse en conocer los orígenes de los conflictos raciales que afectan actualmente a la Unión Americana.

Estamos además ante un documental moderno en el que la estructura se aleja del tratamiento convencional para completar con inesperado éxito la ambiciosa pero truncada aventura emprendida por el escritor de color James Baldwin, quien pretendía escribir un libro sobre su propia vida bajo la influencia de figuras tan esenciales como Malcolm X y Martin Luther King, pero que solo terminó 30 páginas del mismo antes de fallecer a causa de un cáncer.

IAN 2

En lugar de recurrir a la ficción y a las típicas recreaciones (aunque es evidente que hay un poco de eso), el director Raoul Peck (quien hizo antes un ‘biopic’ sobre el líder africano Patrice Lumumba) recopiló y editó material de archivo y del presente, así como fragmentos de textos creados por el aludido, con el fin de completar la tarea inconclusa y transmitir sus intenciones; y lo más fascinante de todo en el plano cinematográfico es que lo hace de manera tan magistral que no podemos despegar los ojos de la pantalla ni por un segundo.

En primer lugar, “I Am Not Your Negro” funciona como un merecidísimo homenaje a Baldwin, cuyo manejo de escena es tan elevado durante sus intervenciones televisivas y durante los debates mostrados que pensamos inicialmente que se encontraba representado por un actor profesional; por ese lado, es triste pensar que no sabíamos nada de un intelectual de su talla, quien tenía muy en claro el racismo practicado por los blancos y no andaba nunca con rodeos para decirle sus verdades a los opresores, pero evitó caer en el radicalismo y en el racismo.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar