Reseñas de cine

Imprimir
Feb
10

Reseña de JOHN WICK: CHAPTER 2

Escrito por Sergio Burstein

john wick 2 1

Cuando se anunció el lanzamiento de “John Wick” (2014), no le prestamos mucha atención a la noticia; a fin de cuentas, parecía ser un producto de dudosa calidad y un nuevo manotazo de ahogado para un Keanu Reeves que no había dado en el blanco durante mucho tiempo. Nos equivocamos por completo, evidentemente, ya que se trató no sólo de una de las mejores entregas del género de acción en mucho tiempo, sino también de un título digno de verse en la pantalla más grande a la que se tuviera acceso.

No íbamos a cometer el mismo error dos veces, claro, por lo que aceptamos de inmediato la invitación para asistir a la premiere de la secuela, “John Wick: Chapter 2”, antecedida ya en ese momento por algunas críticas sumamente positivas; y ahora mismo, estamos en condiciones de decir que esta ‘segunda parte' es más emocionante y más entretenida que la primera, sobre todo porque el incremento de la espectacularidad viene acompañado por una puesta en escena todavía más ambiciosa, lo que la aleja de inmediato del molde estrictamente hollywodense en el que podría haberse insertado.

Para ser claros, cualquiera que espere profundidad y desarrollo intelectual en esto se verá profundamente decepcionado; pero el que haya visto la cinta anterior sabrá que nos encontramos ante una saga (sí, ya es una saga) que no tiene deseo alguno de tomarse en serio a sí misma, con ganas de asemejarse a un cómic hiperviolento para adultos y con un director que sabe muy bien lo que hace, lo que le permite obtener un nivel visual particularmente elevado a un filme que en otras manos hubiera resultado probablemente una tosca producción de serie B (o una de Robert Rodríguez, en el mejor de los casos).

JW 2

En “John Wick”, Chad Stahelski (el citado realizador) se las ingenió para no sufrir una deserción masiva por parte de la audiencia pese a manejar un concepto que podría haber sido extremadamente ridículo: el de un hombre dispuesto a llegar a límites extremos de venganza por motivos que no justificaban una reacción tan radical, es decir, el robo de su automóvil y la muerte de su nuevo perro. Lo único que faltó para que la píldora se tragara de mejor modo era agregar un poco de humor, porque todo terminaba siendo demasiado solemne.

En este caso, Stahelski parece haber estado atento a los comentarios que se hicieron en su momento, porque ha introducido unas dosis de comicidad que, sin ser excesivas (lo que hubiera sido un error), le sientan perfectamente a un relato de esta clase, y que más que plasmarse en los diálogos (aunque también hay algo de eso), provienen mayormente de las situaciones que se presentan, ciertamente excesivas pero acordes con las reglas del universo mostrado.

Al ser una secuela directa de “John Wick”, ésta es una película que debe apreciarse después de haber visto la primera, porque, de otro modo, resultará mucho más difícil aceptar las normas ya establecidas, así como las conductas de los personajes y el rol que juegan ciertos espacios determinados en la trama. En ese sentido, más de un fan se sentirá complacido al ver el modo en que se expande el concepto del lujoso hotel Continental para convertirlo en una cadena internacional dedicada a albergar a toda clase de delincuentes de alto vuelo.

JW 2 resena

Uno de los aciertos mayores de “John Wick: Chapter 2” es que logra ser más grande, más desquiciada y más ruidosa que la entrega de debut sin dejar nunca de lado el espíritu original, ya que retoma además otros aspectos esenciales de su mitología, como los códigos de honor y los emblemas que regulan de algún modo a estos mismos hampones, permitiendo con ello que lo que se ve tenga un origen razonable en términos de la ficción presentada, en la que Wick no tiene otro remedio que mantenerse dentro del mundo del hampa al que en algún momento renunció luego de que un mafioso italiano (interpretado con particular eficacia por Riccardo Scamarcio) lo obliga a aceptar un nuevo trabajo.

Incluso sin estos alicientes, hubiéramos disfrutado sin reparos de las escenas de acción que desfilan sin cesar ante nuestros ojos, y cuya sorprendente efectividad responde tanto a la manera en la que se encuentran filmadas como a las excelentes coreografías que las acompañan, en las que juega un papel esencial no solo Reeves -quien se prestó aparentemente a toda clase de riesgos físicos pese a que tiene 52 años a sus espaldas-, sino también el ‘doble’ que empleó él mismo durante su participación en la saga de “The Matrix”.

Wick no es un antihéroe o un héroe de acción del todo original; al verlo, es inevitable pensar en James Bond (lleva incluso traje), en las estrellas de los ‘80 y hasta en cualquiera de los papeles recientes de Liam Neeson debido a cuestiones de edad. Pero su capacidad para superar el dolor más extremo y seguir enfrascado en peleas monumentales a pesar de haber sido baleado o acuchillado, que resulta ciertamente difícil de creer en el caso de un ser humano, lo acerca más a las características de un superhéroe y, por ende, a la realidad casi paralela que se plantea en esta serie.

jw resena 4

Por otro lado, “John Wick: Chapter 2” no es apta para quienes detestan la violencia en la pantalla grande, sobre todo porque hay escenas en las que el protagonista mata a una cantidad tan grande de personas que no es posible mantener la cuenta de sus víctimas. Sin embargo, debido al propio tratamiento de la historia, no sentimos nunca que se esté glorificando esta clase de vida, del mismo modo en que las secuencias aludidas trascienden sus evidentes referencias a videojuegos para asumir inesperadas cumbres artísticas (y no, no hay tomas larguísimas a lo Iñárritu).

En ese sentido, más que ser un émulo de Tarantino, como podrían pensar muchos, Stahelski nos remite al gran cineasta chino John Woo, quien en la etapa más aclamada de su carrera no se interesaba tampoco en las historias profundas, pero era en cambio endemoniadamente bueno para filmar escenas de acción. Hasta que se volvió serio, claro está. Esperamos que Stahelski no llegue a ese punto.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar